Sin esperanza

Escrito por
| 287 | 13 Comentarios

No aguantaba más. Sentía cómo se asfixiaba. Percibía cómo se ensuciaba.

Sentía pertenecer a otro mundo.

Miró al cielo, poblado de nubes negras. Una sola tesela azul se abría paso entre la oscuridad.

No había un solo rastro de vida. Nada a su alrededor. Solo había ruinas, igual que en su corazón. Todo parecía abandonado. No había esperanza de renacer. No había esperanza.

Sintió un leve cosquilleo en sus dedos. Bajó la mirada.

Sobre el dorso de su mano paseaba una mariquita.

Dedicado a Eva

CxF

Comentarios

  1. Luna.de.lobos

    27 octubre, 2011

    Gracias! La esperanza a veces nos hace volver a levantarnos, y aparece en la forma más pequeña, y como menos esperamos.
    Un abrazo

  2. NicolasMattera

    27 octubre, 2011

    Muy bonito!!
    En Argentina, se llaman Baquitas de San Antonio y que alguna se pose en tu mano trae suerte. Perfecto final!

  3. marcof

    27 octubre, 2011

    Muy lindo Luna! Alla tambien las “mariquitas” traen suerte como dice nico?

    salud!

  4. Luna.de.lobos

    27 octubre, 2011

    Hola, Nicolás, Marcof.
    La verdad es que aquí no tienen ningún significado especial. Una pena, con lo bonitas que son…
    Muchas gracias por comentar!
    Un abrazo a todos

  5. buko

    29 octubre, 2011

    Las cosas sencillas y bellas en pocas palabras,
    Abrazo Luna.

    • Luna.de.lobos

      1 noviembre, 2011

      Es ese leve gesto que nos empuja hacia arriba y que a veces son sólo unas pocas palabras inesperadas las que te hacen llenarte de vida.
      Gracias Buko, un abrazo!

    • Luna.de.lobos

      1 noviembre, 2011

      Apenas cuatro palabras, importantes para uno, más aún para quien las recibe. Eso es la esperanza.
      Un abrazo!

  6. Carlos Ray

    3 noviembre, 2011

    La verdad es que sí, es un hermosos microrrelato, con ese gran contraste que deja el final abierto pero, a la vez, lo aclara todo.

    • Luna.de.lobos

      3 noviembre, 2011

      Gracias Carlos. Mientras lo escribía estaba completamente desmotivada. Este final apareció al darme cuenta de que la respuesta estaba justo a mi lado.
      Un abrazo!

  7. Xailluz

    21 noviembre, 2011

    Después de todo, siempre habrá esperanza… Qué bonito relato, muy cercano a la poesía… Felicitaciones!!!

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas