Las cartas, sobre la mesa

Escrito por
| 208 | 4 Comentarios

Las malas noticias deberían llegar en sobres negros y escritas en planchas de plomo.
De poder elegir optaría por fraccionarlas en pequeñas ampollas de cristal convenientemente etiquetadas y así controlar la dosis de infortunio que el espíritu puede soportar. Pero hay veces que la mala racha llega en cubos llenos.

Con la ayuda de un abrecartas desgarró el envoltorio del paquete que acababa de recibir. Impaciente, se deshizo del papel para concentrarse en una pulcra hoja impresa. No le hizo falta leerla para saber que habían rechazado su novela, otra vez.
Defraudado, lanzó embalaje y manuscrito a la papelera y estuvo tentado de prenderle fuego, pero reparó en el resto del correo que esperaba sobre el escritorio.
Con diferentes remites, entre diversa publicidad; un sobre de su banco, otro de su compañía de seguros y el tercero, de mayor tamaño, con el logotipo del centro de salud, guardaban turno. Pensó que podía dejarlas para más tarde aunque eso no cambiaría su mensaje.
Todas eran cartas esperadas y todas le daban miedo.
Con su blancura inmaculada no avanzaban ninguna pista sobre las noticias que contenían y sin embargo las tres modificarían el rumbo de su vida.
¿Cuál abriría primero? Las malas noticias deberían llegar en sobres negros.

 

CxF

Comentarios

  1. Imagen de perfil de Luna.de.lobos

    Luna.de.lobos

    30 noviembre, 2011

    Juego de tronos: “alas negras, palabras negras”.
    Así: “sobres negros, noticias negras”
    Un abrazo!

  2. Inmaculada Sánchez Fernández

    1 diciembre, 2011

    Yo, sin duda, abriría primero la de la cita médica. Las otras, son tan familiares que sorprenden poco al no llevar mlagros.

    Bss… y pallá van sobres de colores!

  3. Imagen de perfil de Carlos Gamissans

    Carlos Gamissans

    1 diciembre, 2011

    Tal y como están las cosas casi es una buena noticia que una editorial te conteste, aunque sea para rechazar tu obra. Buen texto.

    Saludos

  4. Imagen de perfil de Paloma Benavente

    Paloma Benavente

    20 marzo, 2012

    Como los barcos que llegaban a puerto con las velas negras: alguna muerte traían…

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Abrir la barra de herramientas