Mustia fragmentada

Escrito por
| 94 | 4 Comentarios

La mía voz le resuena, el cielo se fragmenta;

los lirios perecen, y la brisa es cálida.

Las crías nacen, los suspiros en la floresta:

embebes luz en mi piel, sin embargo estás ida.

 

Tus labios, dulces, se entumecen; las aves cantan;

eres brisa, eses el tenue mar, eres los liros

que en tu seno emancipado solamente esperan.

 

Así, pronto, con ferocidad, mía: eres lluvia,

eres la estrella, eres el encapotado cielo.

Eres mía, tormenta del blanco día,

el instante lúcido y sombrío, mío miedo.

 

Eres mía en la fría falda de la montaña,

encima de la estrella, sumergida en el brío mar.

Corre en los verdes parterres, alma del mañana,

pierde el anhelo en el viento, y comenzarás a amar.

 

Entonces el día fallece, te encuentras sola,

navegas lo efímero, enmudeces el murmullo.

Y la pasión fue enfriándose, entonces, envidiosa ola

roba nuestros suspiros y los lleva al mar suyo.


Comentarios

  1. Imagen de perfil de Falsaria

    Falsaria

    18 noviembre, 2011

    ¡Bienvenida a Falsaria!

    Gracias por publicar en la red social literaria.

    Un saludo,

    El equipo de Falsaria.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Abrir la barra de herramientas