La niña

Escrito por
| 72 3 |

    La niña en la otra orilla está sentada

    tan tierna, tersa y pura

    que la brisa de la noche templada

    susurra entre los olmos su hermosura.

     

    Ya no deshielan las cumbres heladas

    en níveos copos de nieve fundida

    ni ríen arroyuelos en las cascadas

    en carcajadas de agua entristecida.

     

    Al fin ha llegado la primavera

    y todo se ha llenado de alegría

    aquella que este ruiseñor espera

    desde hace tiempo en la melancolía,

    pues tan solo está en la misma soledad

    que rogaba un beso a la muerte fría.

     

    ¡Piedad!. Grité a la corriente del río.

    Dejadme cruzar donde encuentre abrigo

    aun siendo el grano del mismo trigo,

    la misma oliva del mismo olivo,

    la misma madera del mismo pino.

    ¡Dejadme vivir ahora que aún vivo!

    Comentarios

    1. Avatar de Falsaria

      Falsaria

      17 enero, 2012

      ¡Bienvenido a Falsaria!

      Gracias por publicar en la red social literaria.

      Un saludo,

      El equipo de Falsaria

    2. Avatar de

      volivar

      15 julio, 2012

      doperfilfla: lindo, muy lindo tu poema. Por bruto no lo había leído. Ahora que lo hago me entero de tu gran inspiración y tu bonito estilo para hacer poesía.
      Felicidades
      Mi voto.
      Volivar (Jorge Martínez. Sahuayo, Michoacán, México)

    Escribir un comentario