Invocaciones del alma

Escrito por
| 104 | 2 Comentarios
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Y, acá estoy yo. Mirándome. Saboreando el pliegue indiferente de la tranquilidad. Aquí, estoy yo. Aprendiendo a distinguir lo dulce de este agrio día.

 

El dolor me viene de lejos
Violento como lanza de fuego entre el vientre
Quema
Arde
Camina despacio por los rincones del alma asustada
Y, ahí me encuentro yo
Pasmado, en el espejo plata
Con los ojos más abiertos que nunca
Viendo pasar el violín extravagante de tu adiós
Esa partida violenta que ahora culpo
Ese adiós que ahora, sigue durmiendo en mis lunares
¿Y, recordará usted mis lunares?
Quizás no
Pero déjeme decirle , que mi mente tórtola
Recuerda cada vello de su piel
Cada centímetro
Cada golpecito
Cada lunar
Por ejemplo, debajo de su columna
Y, no me deja mentir estos recuerdos
Hay, mujer
Si supiera usted, qué perfecto lienzo de su cuerpo tengo en mi mente
Y, ahora que la partida es interminable
Es preciso contarle
Que mi alma se araña cada vez que le pienso
Quiero decir, bella dulzura
Que aún, sin querer
Me hace daño
Quizás esa es su venganza
Su maldita venganza
Hay, mujer

Comentarios

  1. Profile photo of rosemarie s. torres

    rosemarie s. torres

    24 febrero, 2012

    Muy bello el poema. Me encantó la forma sensible de expresar el adiós y también la sonoridad. Gracias por compartir.

Escribir un comentario

Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.