Es un pene

Escrito por
| 736 16 |

    ¿Qué es una lapicera? Si viene un niñito, un extraterrestre, un selvático o un
    colgado y nos pregunta eso, ¿qué responder? Un cilindro alargado, con espacio
    dentro para colocar otro cilindro de menor diámetro –un cilindrito– pero de
    largo similar, de manera tal que en la punta… Me compliqué, mejor empiezo por
    la parte más importante: una lapicera es un instrumento que sirve para escribir
    con tinta… No, tampoco me convence: carece de completud, goza de incompletud.
    En estos ejemplos, ninguna definición advirtió que la tinta cae sola, sin
    necesidad de impulsarla. La lapicera, conocida entonces con esas palabras,
    podría camaleónicamente camuflarse como jeringa en alguna mente virgen, fértil
    o juguetona. En un diccionario encontraríamos “portaplumas”; ¿corremos hacia la
    definición de “porta” y de “plumas”? ¿Acaso el todo es igual a la suma de las
    partes?

     

    Probable consecuencia: el niño, el extraterrestre, el selvático o el colgado que nunca
    vio una lapicera, tranquilamente podría no entender o captar esencialmente qué
    es una lapicera, por más definiciones y descripciones que ensayemos. Tal vez
    lograría recrearla con lujo de detalles, como un ciego de nacimiento que apenas
    puede fantasear con palabras. Como podemos ver, un acto de creación. Aunque en
    realidad no alcanzaría a saber con exactitud, repito, qué es una lapicera. Ni
    siquiera viéndola por fotos… no, no es una lapicera, ¡es una foto!

     

    Distinto y más fácil sería agarrar una lapicera y dársela al curioso, para que abandone
    el triste estado de ignorancia. Sería recomendable adjuntar un manual de uso:
    en estos tiempos, puede ser más peligroso una lapicera que un revólver.

     

    Aunque… con la lapicera en la mano también tendría problemas para definir qué es una
    lapicera (lo suficiente como para rebalsar la espontaneidad, y todavía sin
    perspectivas de éxito). Lo cierto es que no se puede ser preciosamente preciso
    al dar a conocer qué es una lapicera con palabras. Nótese la circularidad
    redundante cuando intentamos definir una palabra con palabras. Ni que hablar de
    los sinónimos como “bolígrafo” que nos complicarían infinitamente más. Abra un
    diccionario y busque la palabra “diccionario”: en ningún caso figura la
    definición “lo que tiene usted en sus manos ahora mismo”. Todo lo contrario:
    más palabras, más rodeos, más de nada. Los diccionarios son aduanas burocráticas
    en el sinuoso camino hacia el conocimiento.

     

    Entonces, la mejor manera de conocer una lapicera es teniéndola, usándola  ¡abusando de ella! …sin palabras. Lo ideal es
    llamar a la lapicera por su nombre y listo… ¡Horror! Existe un límite
    inabarcable: ¿por qué llamarla “lapicera” y no “burofilia”? Arbitrariedades:
    hay que tener el pasaporte en regla.

     

    Querido lector: ¿qué es una lapicera? Ya estamos en la puerta del caos. Nada es nada,
    solamente palabrerío. Tal vez la solución sea decir, a secas: “una lapicera
    es”. Simplemente, es. La esencia de la lapicera, el ser de la lapicera, lo
    incognoscible mediante palabras que, por más articuladas que estén, siempre
    dejarán un huequito por donde se filtre la tinta.

     

    Acerca de todo esto ya hay escrito en demasía. Por mi parte, quisiera en este texto
    subrayar el fondo de pantalla fálico, siempre presente. Con erecta convicción
    acuso al falocentrismo imperante: una lapicera es.

    A pen is.

    Comentarios

    1. Avatar de NicolasMattera

      NicolasMattera

      3 abril, 2012

      JajjJjajajajaj, buenisimo!!
      “Abra un diccionario y busque la palabra “diccionario”: en ningún caso figura la
      definición “lo que tiene usted en sus manos ahora mismo”.
      jajajajaj, me encantó, siempre ed complicado cuando uno se mete en la fenomenología de las cosas (de uso corriente).
      un abrazo!

    2. Avatar de Soraya

      Soraya

      3 abril, 2012

      Muy bueno!! Entretenido y divertido, es altamente recomendable!! Enhorabuena. Por cierto todavía sigo sin saber que es una lapicera!! Jeje ;) Un abrazo.

    3. Avatar de Papo

      Papo

      4 abril, 2012

      Me gusto mucho, incisivo y audaz. Un saludo como siempre !! Ojala llegue a la portada

    4. Avatar de Lot Alkef

      Lot Alkef

      4 abril, 2012

      Mi parte favorita es la frase en doble sentido con la cual concluyes.

      Muy entretenido y bien logrado.

      Felicidades

    5. julieta

      5 abril, 2012

      excelentee!!! muy muy buenoo

    6. Nacho

      7 abril, 2012

      Genial! una vez más el lenguaje se nos queda corto.

    7. Beti

      9 abril, 2012

      Me gustó muchísimo y estoy de acuerdo con Nacho, el lenguaje siempre se queda corto, por suerte!! Está muy bueno!!, quiero más!! jajaja

    8. martin El TUCU

      11 abril, 2012

      muy bueno!!!! jajaja pero no nos quedemos con que el lenguaje nos queda corto sino con la posibilidades que podemos sacar de eso :) o sea gracias a eso es que podemos decir que sabemos y no que es una lapicera (jaja) y empezar a descubrir que es todo eso y al mismo tiempo nada de eso ….uh medio loco jajajja

    9. mariana zeballos

      11 abril, 2012

      Muy bueno! Gracias por compartir , me encantó

    10. Pechugas Laru

      13 abril, 2012

      Jjajajaja, me encanto!! Es totalmente cierto el embrollo que hacemos al tratar de definir algo con cosas q luego necesitaremos definir nuevamente.. jaja, el ejemplo del diccionario da cuenta totalmente de eso!! Un abrazo!

    11. Elu

      19 abril, 2012

      Hace tiempo que intento esquivar palabras y permanecer en lo real. Me gusta tu mente inspirada!

    12. Avatar de

      Lidyfeliz

      1 septiembre, 2012

      Siempre, siempre el lenguaje nos queda corto para las ideas, no? jajaja! Me encantó. Te felicito. Sos un gran humorista y eso falta por todos lados. Mi voto

    13. Avatar de

      volivar

      29 septiembre, 2012

      Enroque, esto que publicaste en el mes de abril, por desgracia no pude leerlo por tener graves apuros ocasionados por la salud de mi esposa. Hoy (29 de septiembre) me enteré de que es una narración realizada por un experto en las letras, pero en las bellas letras.
      Mantienes a tus lectores a la expectativa, esperando el final con ansias incontroladas.
      Mi voto
      Volivar (Jorge Martínez. Sahuayo, Michoacán, México)

    Escribir un comentario

    Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.