Fantasma

Escrito por
| 253 8 |

    Hace algunos días, un buen amigo, recién conocido, me preguntó de dónde saco la inspiración para escribir letras tan bonitas, hoy, le responderé. Creí que era alguna musa que me hacía descubrir algo más allá de la vida, que la vida misma y su belleza me embriagaba y me llevaba a un frenesí momentáneo de éxtasis, que podía encontrar en lo terrible lo bello… En realidad cada una de las letras viene de mí, de el dolor que me produce lo que no se ajusta en la vida, de las veces que soy visto sin ser visto, de cuando me esmero y procuro y cambio y trato y no pasa nada, de esas veces que creo que he encontrado y en realidad ni siquiera estoy cerca, del dolor de ver como me olvidan y me pregunto en silencio si algún día me recordarán, también en silencio; de la soledad en la que poco a poco sin saberlo me dejo envolver y me lleva, de los coqueteos con la muerte, de cómo siempre la he visto con el rabillo del ojo como sombra que nunca se va, que me invita a ir y me resisto porque creo que puedo resistir, de estar sentado, ser yo y ser apartado por eso, porque sólo soy, de cuando pido con toda mi alma no escuchar mentiras y es eso lo que escuchas, de cuando ves, como lentamente todo lo que amas se vuelve lejano y borroso, un espejismo de noche, de estar de frente a las injusticias y tener las manos amarradas, de ver como alguien no puede quitarse un yugo, de tener miedo y frío por la noche por que mis pesadillas engañan a mis sueños, de llorar hasta sentir que me da sed, de odiar como siento, de odiar mi manera de sentir, de necesitar y volverme un fantasma, de todo eso que sufrí cuando vi por primera vez a un anciano llorar, escondido, esperando que el sueño llegara para siempre. Cuando he sentido que todo eso ha llegado hasta el punto de inundarme, escribo. Pero también, querido amigo, escribo cuando he visto a un padre correr atrás de su hijo que está aprendiendo a usar el patín del diablo, cuando un desconocido toma algo de su tiempo para ayudar a otro desconocido sin pedir nada a cambio, cuando el olor de las tortillas dulces de harina que hacía mi tía se metía en mi cama para levantarme, cuando vi a mi madre hacer todo lo posible por despertarme y llevarme a la escuela, cuando mi abuela me dijo que me comiera mi sopa y me daba una nalgada para que respondiera cuando alguien me llamaba, cuando mi tía abuela hizo un esfuerzo para controlar su parkinson y escribirme una carta donde decía que me regalaba un piano, cuando una niña indígena me pidió que no la olvidará ni a toda su comunidad, cuando hice llorar de risa a amigos de la escuela, cuando me llegó una carta perfumada, cuando mordí un mango y el jugo me escurría hasta las rodillas, cuando una mujer me vio por primera vez como un hombre, cuando un ex ladrón moldavo me dijo que buscaba una nueva vida y también cuando me dijeron que yo no tenía padre, cuando mi bisabuela me llamó una hermosísima tarde de verano a su sillón y me dio un consejo, aún recuerdo el olor a carbón de su trenza platinada y sus manos peleando con el tiempo; cuando vi por primera y única vez a una mujer como ella, un mosaico de colores que flotaba en vez de caminar, alguien que parece un sueño y cuando vi que mi corazón emprendía el vuelo para no regresar más conmigo.

    Escribo de todo eso y que no pararía de describirlo, porque así es la vida, es todo lo que pides y nunca lo es, escribo de creer, de esperar y de tener fe, de buscar cada día y seguir, escribo de amar con cada una de las fibras de mi ser. Escribo porque quiero seguir aquí, pero sobre todo escribo, porque no tengo opción.

    Comentarios

    1. Avatar de VIMON

      VIMON

      24 abril, 2012

      Excelentes reflexiones, Luis, Felicitaciones y saludos.

    2. Avatar de nanky

      nanky

      24 abril, 2012

      Me encantó tu escrito, realmente emociona. Felicitaciones y un fuerte abrazo desde Buenos Aires.

      • Avatar de Luis-Villanueva

        Luis-Villanueva

        24 abril, 2012

        Gracias Nanky, me da gusto saber que alguien como tú aprecia lo que escribo. Un abrazo.

    3. DEVA

      25 abril, 2012

      Dejé de escribir cuando comprendí que el que escribía eras tú. Ahora vivo tus relatos y tus historias, pero lo que hoy está aquí me ha quitado el aliento.

      • Avatar de Luis-Villanueva

        Luis-Villanueva

        25 abril, 2012

        “¿Qué clase de paseo va a ser éste si me basta mirarte para saber que contigo me voy a empapar el alma?”

        Tú fuiste, eres y serás la que me quite el aliento. Siempre.

    4. Avatar de PedroGda

      PedroGda

      9 junio, 2012

      Luis, sin palabras. Las has usado tú, todas. Felicidades.

    Escribir un comentario

    Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.