Carta de un suicida

Escrito por
| 73 2 |

    Varios años sin estar, contemplando el dolor sin saber por qué viene y no para de venir. Juro que he llamado a Dios y que he contemplado el milagro de su existencia, que he podido ver y muchas veces estar vacío. Las letras se vuelven un pretexto ya, escurridizo, un pretexto complicado de alcanzar. Es este ahora el sonido que me rodea, el susurro de las estrellas que dicen tu nombre y que no te dejan morir y que llevarán tu vida hasta la eternidad de esta y todas las vidas, el océano, el océano es un salto en el tiempo, en tu libertad, en tu mentira, en tu mentira de existir de inventar de mentir de engañar de ir hacia arriba cuando todo va hacia abajo ¿hay algo más difícil que derrotar a la gravedad? El destino se tambalea entre el azar y la elección, sí esta es la verdad ¿qué nos espera mundo? Vamos tan separados, tan empapados en los caprichos del tiempo, tan frío, tan ausente, tan embustero, tan egoísta, tan inexistente. Esos rincones y callecitas de mi ciudad en las que he estado, me parecen conocidas, me parece que he respirado lo que ya has soñado, que el silencio no es más que el sonido de mi cuerpo y todas esas colinas que dibujaste con árboles aislados pero inmensos que cubrían con su sombra todo y debajo de ellos parecía que el tiempo se detenía, ahora, se han vuelto tan altos y tan soberanos, como ondulaciones que desafían el azul sólido del cielo, que parece, pintan con sus hojas líneas finísimas de un plateado infinito, es justamente ahí donde espero y es acaso un acto de humildad más que de soberbia, no puedo pertenecer a eso y tampoco lo intento, desde ahí puedo ver como zarpan barcos de cristal que esperan la inconciencia para decir la verdad y también con poco menos esfuerzo puedo ver el inicio de aventuras voladoras en alas de rezos, apenas un poco más arriba que el amanecer en alguna ventana cerca de la Alhambra. Es así, en alguna noche, serena, tal vez cerca del Atlántico, todo vuelva a cambiar, tal vez todo vuelva a empezar y así, todo terminar, sin ningún fin, sin fin. Eternamente sin fin.

    Comentarios

    1. Avatar de

      volivar

      25 mayo, 2012

      Luis Villanueva, una narrativa muy atrayente, llena de bellas expresiones… qué analogías… mucha inspiración, por lo que te felicito y te doy mi voto. Amigo.
      Volivar (Jorge Martínez. Sahuayo, Michoacán, México)

    Escribir un comentario

    Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.