Dolor

Escrito por
| 128 | 2 Comentarios

Es sábado y mañana es el día de la madre. Son las 10 am y Daniela no viene a recogerme para comprar juntos los regalos correspondientes a nuestras emblemáticas y luchadoras mamitas. Mientras tanto, abro mi mail con la esperanza surda de encontrar algo tuyo. Me jodo. Otro patadón en el culo. No hay nada tuyo, así que me limito a leer otra vez, otra maldita vez, tus mails en los que juras venganzas y odios y rencores. Esos mails malditos que los leo y releo, leo y releo. Suena el claxon afuera, aún no puedo salir. Estoy llorando.

 

Dolor es tener a tus seres queridos muertos, cuando tienes ganas de estar con ellos y estallas en un llanto irreversible. Dolor es saber exactamente que esa persona jamás volverá contigo pero qué en tu dolor animal aún no pierdas la esperanza. Dolor aciago es que nosotros, ellos, aquellos frotan en tu espalda toda su esperanza. Dolor es encamarse con esa bella durmiente de turno y luego en el espejo odiarte a ti mismo. Dolor es saber que eres levemente afortunado pero que no saber cómo utilizar esa dicha. Dolor es acariciarle el lomo a la nostalgia todas las mañanas. Dolor es tomar champagne solo, muy solo. Dolor es comprar hortalizas para darle un poco de vida a esta vida. Dolor es arrancarle una sonrisa a la tristeza que deambula muy cerca de ti, que te rasca la yugular con una Gillette. Dolor es tener una Colt guardado en tu mesa de noche y que no tengas el valor de usarlo contra ti en tus guerras contigo mismo. Dolor es no escuchar el eco de tu ruido, no saber si en un momento determinado estás vivo o no. Dolor es no saber por qué ganas tanto y en qué lo puedes gastar. Dolor es cocinar para ti solo, no tiene caso cocinar para uno mismo, es triste.

Dolor es vestirte bien, estar muy buenmozo, comprar tulipanes  y enrumbarte al cementerio donde está enterrada tu amiga que murió a los veinte años y qué venderías tu alma por verla de nuevo. Dolor es voltear la almohada y al no saber cómo dormir, tragarte de nuevo esas pastillas que te matan por unas horas. Dolor es imaginarte el penoso capitulo, cuando te encuentres con ella y que ella esté con él. Dolor es qué al querer que eso no pase, sabes que escaparás a Argentina o a Brasil o a Chile o a Colombia. Dolor es tener un departamento amplio para ti solo y que no tengas huésped que dure más de una noche. Dolor es sentirte débil, desgraciado y loco al mismo tiempo. Dolor es cantar por las calles poemas para ella que la mayoría piensa que las sabes de memoria pero tú en tu ingenio maldito las sacas en ese instante. Dolor es sonreír a la cámara de aquellos que me piden una foto. Dolor es tener otra pistola, una Sig-Sauer 9 mm guardado en la sala y tampoco dispararme. Dolor es recibir mails diciéndome como me encuentro después de la fatídica noticia. Cuál noticia. Que ella está con otro y tú no, cojudo. Pues qué más. Que quieren que les diga si el corazón ahora es un corrospum arrugado. Dolor cuando te agarras el nervio del Serrato, del Deltoides y Angular y darte cuenta que tienes aún tu memoria intacta y sacar la conclusión que no vas a poder olvidar tan fácilmente esos dolores. Dolor cuándo sabes que tienes que olvidar y no puedes, y te juntas en un charco eterno. Dolor cuando te aplicas el flodin tú solito y no arrugas tu frente de ardor. Dolor es saber que ya no pides nada  a nadie, ni siquiera a ella y que un subconsciente te diga que al menos quieres que te responda cuando le escribas. Dolor es  saber qué cantidad de cartas que tienes escrita a mano  y que no mandas porque de las últimas sólo recibiste una patada en los huevos y una frase como “ Vete a la mierda con tus cartas, pobre loser”. Dolor es levantarte solo todos los días. Dolor es ya no tener planes con nadie porque todos los planes se fueron al carajo. Dolor es saber que posiblemente el único amor de mi vida sea yo mismo.

Dolor es llegar a comprender que me olvidaste. Dolor es ver a la luna caer como niebla helada ante mi estupefacto rostro. Dolor es ir al mar en la noche y abrigarme con esa brisa sabor a ella. Dolor es querer arrancarme el corazón, el alma, el cuerpo. Dolor es escuchar la canción de Gian Marco y sentir que es verdad eso de : Todavia quedan rastros de tus manos en mi pecho. Eso. Eso es dolor. Dolor lacerante que mata.

Comentarios

  1. Profile photo of Luna.de.lobos

    Luna.de.lobos

    16 mayo, 2012

    Dibujas unas imágenes muy físicas y palpables.
    “Dolor es acariciarle el lomo a la nostalgia todas las mañanas”
    Un abrazo,
    Luna de lobos

Escribir un comentario

Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.