Cazas o te cazas

Escrito por
| 78 | Dejar un comentario

Abrió los ojos rápidamente, como si no quisiera permanecer más en su sueño. Desesperado, agarró su escopeta y salió corriendo de la cabaña para entrar en la inmensidad del bosque.

Deseaba que nadie supiera a dónde se dirigía porque hacía todo lo posible por dejar 20 segundos entre cada una de sus huellas.

Paró bruscamente cuando un árbol enorme apareció frente a él. Cargó su escopeta, sabía cuál era el siguiente paso. Cerró sus ojos para no sentirse culpable.

Detrás del árbol estaba él mismo, pero dentro del cuerpo de un conejo; y al conocer el siguiente paso, huyó corriendo para salir del bosque. Las balas lo persiguieron.

Esta vez pretendía que todos supieran a dónde iba porque hacía todo lo posible por marcar su camino con una cuerda que brillaba en la oscuridad.

Entró a la cabaña y no quiso cerrar sus ojos. Era como si ya estuviese acostumbrado a esta realidad.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Abrir la barra de herramientas