Desaparece

Escrito por
| 187 | 6 Comentarios

 

Oh escándalo de miel de los crepúsculos.
Oh estruendo mudo.

César Vallejo

 

 

Ya, déjate de cojudeces, sécate esas lágrimas, zonzo y olvida todo. Derrama en el suelo todo el güisqui y ron que tienes ahí. Saca ese odio maldito, ese rencor, esas venganzas. Que no quede ni mierda en ese interior. Atrapa con el olvido esos recuerdos torpes, esas violentas tardes, donde todo era felicidad. Asegúrate que todo eso fue mentira, una vil película en blanco y negro. Fuma todo lo que quieras, arrastra tu soledad, estarás así por muy buen tiempo, más vale que te acostumbres. Cercena de tu mente y tu cuerpo, esos vellitos erizados cuando hacían el amor. Olvídate de todas las cojudeces, como qué volvería y esas cosas románticas. Sanciona esos recuerdos nocturnos, no tienes recuerdos. Ok, papito. Nada de recuerdos. Aterriza. Repudia, pero por el amor de dios. Olvida. Olvida toda la tristeza.

Tranquiliza de una vez por todas tus zombis, tu loco, tu desquiciado amor. Analiza poco a poco, todas tus mentiras. Toma fuerzas de tus entrañas y manda la última carta, pero eso sí, la última. Golpéate el pecho varias veces hasta sentir el bendito hincón que puedes provocarte. Procura estar con la gente que te llama y te invita a esas fiestecitas de las que no sueles ir. Fuma cuando sientas angustia, es  hora que dejes el chocolate. Fíjate detenidamente en su felicidad, en su plena felicidad y plantéate ser más feliz. Borra de tu mente, su número de teléfono, su dirección y sus poemas. Bota todo rastro de ella, por ejemplo la cajita rosada y el cuaderno marrón. Tus poemas que son como cincuenta, arrójalos, quémalos. Viaja a Pacasmayo o Máncora. Vomita sus recuerdos, sus encuentros y sus despedidas. Cancela toda deuda, que no exista motivo para verse. Cuando te enteres que ya vino, que está acá, mándate a mudar. No contestes los mails de su mamá reclamándote lo irreclamable.

Dedica todo tu tiempo en trabajar o leer o escribir. Habla con tu jefa y dile que estás dispuesto a trabajar todo el tiempo que tienes libre después de la universidad. Lee de nuevo los poemas de Vallejo. Piensa, luego habla. Si te preguntan por ella, simplemente no digas nada, quédate mudo, no tienes palabras. Olvídate de esas risas a solas mientras caminas. Duerme todo lo que puedas. Tatúate de una buena vez el tendón de Aquiles. Córtate el cabello. Saca la foto de ella del portarretratos y coloca una foto de tu sobrinito. Procura no ir a Barranco. Vete a la playa y dedícate a escribir lo que salga de tu alma regordeta y solterona. No te compres un perro ni un gato. Invita a comer a tus amigas de la universidad. Deja de ser tan peleonero. Relájate. Sí, relájate. Hazte ver el corazón, no te hagas el machito. Habla con todos, aunque te parezca una pérdida de tiempo. Esquiva las bromas que hacen tus amigos, sobre tu soltería y la felicidad indiscutible de ella. Sé sarcástico como lo sabes ser. Arranca de un solo tirón la sonrisa de ella y sus peñiscadas en el poto.  No hables con tus amigas que ahora son sus amigas. Entierra la absurda idea de meterte con una de sus amigas de colegio, ya no vale de nada la idiota venganza de chibolo. Mantén controlado todos tus impulsos suicidas, como manejar a toda velocidad o tomar demasiadas pastillas o querer disparar el arma que tienes guardada. También olvida pegarle al noviecito de turno que tuvo acá en Lima después de ti. Recuerda, todo caerá por su propio peso, cuando su celeste andar se derrumbe, tú ya te habrás olvidado de todo. Recupera tu coquetería y tu seguridad. Cómprate toda la ropa que sea necesaria. Escucha la canción de Luis Enrique “Date un Chance” y ríete y canta y baila solo. Haz lo mismo con la canción de la película “No se lo digas a nadie”. Llama a todos tus dealers y que desaparezcan por un buen tiempo. Pásate horas y horas en la biblioteca leyendo esos libros que tanto te hacen olvidar todo lo malo y todo lo feo y todo lo triste.

No te olvides lo esencial, lo lógico, lo más importante. No te olvides sobre todas las cosas, de desaparecer de su vida y si puedes también de la tuya. Desaparece.

 

 

Comentarios

  1. Profile photo of

    volivar

    18 junio, 2012

    EduardoFlores: qué bien; sólo así se logra salir de los enredos amorosos… sólo así… arrancando de nosotros todo lo que nos recuerde un amor que hemos perdido, por culpa nuestra o al revés. Felicidades. Mi voto
    Volivar

    • Profile photo of EduardoFlores

      EduardoFlores

      18 junio, 2012

      Gracias Volivar. Y, sí, asi sólo se podrá sacar a ese ser que aún está enredada en el alma.

  2. Profile photo of alca

    alca

    18 junio, 2012

    Original “autoayuda” para el desamor. La vida siempre se empeñará en seguir y los escritores siempre se empeñarán en hablar del desamor. Saludos literarios,

    • Profile photo of EduardoFlores

      EduardoFlores

      18 junio, 2012

      Siempre me empeñaré a hablar del desastroso desamor entonces Alca.

      Saludos.

Escribir un comentario

Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.