El ataúd de los huérfanos

Escrito por
| 294 | 11 Comentarios

Soy malo buscando títulos. Nunca sé dónde dejo los pocos que tengo, y me puedo pasar horas y horas mirando por todas partes que nada, ni un título.

Hace un rato acabé de escribir un nuevo relato. Muy orgulloso puse el punto y final, cuando reparé en que no tenía título.

-No puede ser -me dije- . Tiene que haber algún título por ahí.

Así que me puse a buscar por toda la casa. En la cama me pareció ver uno, pero cuando me acerqué resultó ser un calcetín aventurero. Mi indignación, me llevo a la calle, tenía la esperanza de que alguien hubiese perdido algún título y ser yo el afortunado que lo encontrase. Durante unos minutos perseguí por sinuosas calles una sombra que se me antojó título, desafortunadamente, solo era un gato.

Tras horas de infructuosa búsqueda, me senté en un banco, presa de la rabia y la frustración, encendí un pitillo y ahí me quedé, con la mirada perdida durante lo que me parecieron largas horas.

Nada, una vez más había fracasado en la tediosa tarea de buscar un título. Me pareció increíble, lo fácil que resulta encontrar buenas historias, y lo tremendamente difícil que es encontrar un título; ya no digo un buen título, o un título decente, digo un título. Toda historia necesita un título, como toda persona necesita un nombre.

Así pues, una vez en casa, guardé la narración en el cajón de las historias sin título. Ese cajón lleno de polvo, y de papeles amarillentos que no verán más que una trémula luz cuando se abra, durante un instante, para dar la bienvenida a un nuevo inquilino. Ese cajón tapizado de olvido que, los propios relatos, han bautizado como el “Ataúd de los Huérfanos”.

Comentarios

  1. JorgeMoreno

    16 junio, 2012

    Esos ataúdes hacen pasar muy buenos ratos cuando vuelves aa abrirlos.

    ¡Enhorabuena!

  2. mariav

    16 junio, 2012

    Las veces que me pasa a mi eso. Yo también tengo un ataúd de huérfanos y otro de fetos
    Original. V

  3. Lidyfeliz

    16 junio, 2012

    Muy pero muy original. Te felicito. Suele pasarnos a muchos pero que yo sepa nunca nadie antes lo había escrito tan bien. Mi voto

  4. Saritalacasita

    16 junio, 2012

    Me ha gustado muchísimo. Ahora mismito te voto. La verdad es que lo peor de escribir es encontrar un buen título, tienes toda la razón. Enhorabuena Querido Envoy.

  5. Amerika

    17 junio, 2012

    No importa el color del papel con el que envuelvas un regalo, y menos aún cuando de trate de un regalo como el que nos ofreces con tu relato…abre más a menudo ese cajón y que entre la luz en él.
    Gracias amigo, un saludo y mi voto.

  6. volivar

    17 junio, 2012

    Envoy: verdaderamente encontrar un título es una tarea de lo más complicado.
    Mi voto.
    Felicidades
    Volivar

  7. Envoy

    17 junio, 2012

    Muchas gracias a todos. Prometo abrir de vez en cuando ese cajón, y desempolvar algún viejo relato. Gracias 😉

  8. Mabel

    16 noviembre, 2014

    ¡Me encanta! Un abrazo y mi voto desde Andalucía

  9. Manoli.Vicente.Fernández

    17 noviembre, 2014

    Los “sin nombre”…hay historias sin título y títulos sin historia. Personalmente, prefiero los primeros. Buen relato, que “sale” ahora de ese cajón olvidado y que mando con gusto a portada. Un saludo.

  10. MAJEMACA

    17 noviembre, 2014

    Nunca lo había pensado de esta manera. Perfectamente descrito. Me gusta. Un saludo

  11. Heraldo

    17 noviembre, 2014

    Un voto de parte de un buscador de titulos 🙂

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas