Te conozco

Escrito por
| 123 0 |

     Tú eres el intolerante, el que no se entrega, o se esconde, o todos esos clichés que siempre anda rondando, jodiendo, recalcando tu diferencia: eres un solitario, un parqueado, un egocéntrico.

    Alberto Fuguet – Mala onda.

     

    Estás tieso, miras sólo para el techo. Tienes la garganta amarga, seca, la nariz, tu nariz, está sin sentido, sin olfato. Sientes por fin el rencor que deja la cocaína en tu cuerpo, te sientes mierda. Eres mierda.  Piensas y piensas. Razonas y olvidas. Rebotas, como la puta mierda que eres o te sientes. Eres solo, lo sabes, estás solo, quieres coquearte más. Es totalmente adictiva esa cochinada rica. Tienes miedo que te salga sangre por las fosas nasales. Aún no te paras, aún no te mides, aún no te bañas. Sabes muy bien que el amor ha muerto, desvive. Quieres que alguien te golpee el alma, que también está anestesiada por toda la coca que te has metido. Tienes la boca, la lengua, tus labios. Reventados. Literalmente reventados. Te levantas con tranquilidad, te sientes solo. Enciendes la radio. Estás calato, no tienes pudor. No tienes de quién esconderte, sientes pena de eso. Solo, siempre solo.

    Te miras en el espejo, te quedas quieto. Hablas contigo mismo. Preguntas tonteras, te ríes, lloras, te carcajeas. Enciendes el agua súper caliente de este hotel cinco estrellas que tu amigo que sale en la tele te paga. Te duchas, y te colocas mucho champú. Sales de la ducha y te miras en el espejo. Te peinas para atrás, como Travolta. Te ríes, sientes que aún estás coqueado. Crees que tienes suerte porque no tienes ahora un paro cardiaco. Te miras. Te examinas, recuerdas tus cosas, tu vida. No sabes qué hora es.  Te sientes solo y triste. Te terminas de duchar. Abres el paquetito de tu billetera y jalas más coca. Te sientes realmente mierda. Sucio, sucio, mierda, mierda. Te limpias la nariz. Te pones a mirar más mudo aún a Lima en su eterno cielo gris. Quieres matarte, sacar la pistola que te compraste con uno de tus primeros sueltos y disparar. Matarte. Irte. Sacarte de una vez por todas las dudas de eso. Pero no lo haces. Eres cobarde.

    Sacas una pipa y colocas marihuana, fumas. Absorbes bastante. Toses. Una, dos, tres veces. Toses. Ríes, te carcajeas. Te burlas, hablas con tus cosas. Hablas con el libro de Andrés Caicedo. Hablas con el propio Andrés Caicedo. Fumas más. Toses más. Ríes, comienza una gran fiesta. Sigues fumando. Sigues tosiendo. Ja, ja, la felicidad. Te burlas de todos. Comienzas a recapitular la vida de todos. La vida de tu ex por ejemplo.

    Desesperado, sacas tu arma. La vez, la examinas, te ríes, toses, te jodes a ti mismo. Subes el volumen y suena Zombie de Cramberries. In your head, un your head, zombie, zombie, zombie.  Sientes miedo, sueltas el arma. Te sientes triste y solo. Lloras.

    En tu desesperado atardecer, llamas. Nora no te contesta, sabe que no la quieres, que no la respetas como mujer. Qué sólo quieres tirar con ella. Corinne está seguramente en algunas de sus aventuras mochileras en plena tarde. Daniela está molesta contigo. The violence causes silence. Retumba la canción, eterna y sorda.  Lloras.

    Destapas un champán, te sirves el burbujeante licor  y tomas. Odias a todo el mundo y todo el mundo te odia a ti. Sientes asco y repulsión por todos y por nadie. Sientes temor y miedo. Sientes impotencia. Jalas coca…. in your head, zombie, zombie, zombie.

    Sigues sintiendo odio. Odias a las putas. A las santas. Odias el cuarto de hotel donde estás. Odias tu soledad. Odias al amor. Odias a tu ex. Te odias a ti. Odias la canción… in your head in your head they are crying. Odias porque no aprendes aún a amar. Odias a todo el mundo. Odias tu estado de cuenta, porque no sabes muy bien qué hacer con ese dinero. Odias al banco. Odias a tu amigo de la tele. Odias los almuerzos cool. Odias la marihuana y la coca. Odias que extrañes tanto a Vale, porque te provoca aún más tristeza. Odias qué extrañes también a tu ex.

    Se acaba el champán y duermes. Estás tirado en el mueble, durmiendo. In your head, zombie, zombie, zombie.

    Escribir un comentario

    Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.