Doggi

Escrito por
| 31 0 |

    Puede ser que con su voz no se sienta tan solo. Y es que cuando el frío y la noche son los únicos acompañantes, el camino de una acera a otra se convierte en un largo y solitario viaje.
    Jamás quiso comprender el regreso, conocía muy bien el camino de vuelta, no hacía falta que sintiera sus huellas, pero entendió lo que significaba que se marchen detrás de ti.

    Su más anhelado deseo era olvidar a su alma para siempre; para él, ir de un lado a ningún otro era la mejor opción. Aunque podía ver, escuchar, sentir y oler, nadie lograba entenderlo porque sus labios hablaban en un lenguaje que es oculto para nosotros.

    A pesar de todo esto, una pequeña niña lo abrazó y dijo que sus palabras eran otro acento del amor.

    Escribir un comentario

    Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.