El progreso

Escrito por
| 762 29 |

    Llegaron al pueblo de noche en medio de una terrible bruma y muchísimo frío.

    Eran cinco jóvenes de entre 25 y 35 años aproximadamente; Lucía, Juan, Jorge, Mario y María.

    Caminaron por el medio de la calle y la primera impresión que tuvieron es que no había nadie en ese lugar. Fue entonces que se refugiaron en lo que supo ser un hotel. Las paredes y el techo aún estaban en pie. El resto mostraba signos de abandono y desolación.

    Con prisa ingresaron, encendieron la chimenea, limpiaron un poco y se sentaron en el piso, alrededor del fuego para calentarse e iluminarse.

    Mientras abrían sus latas de comida, Lucía preguntó si alguien sabía donde estaban y si sabía la historia de ese pueblo. Alguien tenía ambas respuestas.

    Comieron tranquilamente, conversaron un rato y al terminar, Mario encendió su cigarro, se recostó sobre una montura de caballo y se dispuso a relatar la historia del lugar.

    “Este pueblo está abandonado hace 50 años, mis amigos. Fundado a comienzos de siglo por un contingente de 20 familias que llegaron al lugar buscando paz, tranquilidad y un futuro promisorio. Lo llamaron El progreso.

    En un principio todo fue muy duro, pero el esfuerzo de todos, la fe y el trabajo a destajo transformó el pueblo en un lugar muy próspero, activo y pujante.

    Para esto hubo un factor determinante: el tren.

    Este medio de transporte fue vital para el crecimiento.

    Llegaba todos los lunes al pueblo trayendo el correo y suministros de todo tipo. Descargaban todo para luego cargar la producción del lugar; granos, productos manufacturados, lanas, artesanías y otros con destino la Capital.

    Tenía también 2 vagones para pasajeros. Era utilizado para movilizarse de un pueblo a otro y para ir a la Capital.

    La vida transcurría con normalidad, el pueblo llegó a tener más de 900 habitantes y la prosperidad no se detenía.

    Pero un lunes el tren no llegó. Se inquietaron pero sin llegar a la preocupación.

    El problema fue el que lunes siguiente tampoco llegó y tampoco el otro. Nadie sabía el motivo y se comenzaron a preocupar seriamente.

    Un día llegó un emisario del Ferrocarril al pueblo para informar que el tren no pasaría más por El Progreso. Desesperados todos pidieron explicaciones las cuales el emisario no podía dar. No las sabía.

    Pasaron los días, semanas, meses.

    Las siembras comenzaban a acumularse y arruinarse, los suministros no llegaban y la pérdidas económicas eran importantes.

    Sin indicios que el tren volviera a pasar, comenzó el éxodo. Los habitantes más prósperos fueron los primeros en irse a otros pueblos por donde si pasaba el tren.

    Las condiciones en este lugar se tornaban cada vez más complicadas y el éxodo seguía. A los 7 meses la población no llegaba a 100 personas. Era gente que se resistía a abandonar su hogar y que tenía la esperanza de que el tren vuelva a pasar. Aguardaron  en vano. Pasó un año y todo se tornó mucho más difícil.

    Mientras, en la Capital, los dueños del ferrocarril se felicitaban por haber cerrado ese ramal que les ocasionaba pérdidas. Habían equilibrado sus cuentas.

    Pero El Progreso moría irremediablemente. Se convirtió en un pueblo fantasma.

    Los pocos animales que quedaban se morían en las calles, las personas enfermaban y fallecían por falta de medicamentos.

    El estado de abandono era abrumador, la estación, otrora plena de vida, movimiento y energía, tenía el cartel con el nombre del pueblo en el piso, las puertas no estaban, la campana había sido robada, todo estaba arruinado, paredes y techo resistiendo hasta donde podían.

    Quien conoció el pueblo, pujante, lleno de vida y veía en lo que se había convertido, no podía tener otra reacción que no sea el llanto, el dolor, la desesperanza.

    Agonizaba El Progreso.

    Pero 5 personas aún resistían; dos mujeres y tres hombres. Hermanos. Habían decidido no irse. Nunca.

    E intentaron sobrevivir pero las condiciones no lo permitían. El agua ya estaba contaminada por los animales que se habían muerto de hambre en el arroyo.

    Ya no tenían granos, productos manufacturados, nada para comer.

    Estaban débiles, enfermos y ni podían salir a cazar una liebre.

    Hasta que comenzó el fin: comenzaron a morir de a uno.

    Un día, Lucía no se despertó.

    Le siguió Juan y Jorge que fueron encontrados en el arroyo, Mario se ahorcó de la desesperación y María, sola y enloquecida se disparó un tiro en la cabeza.”

    Silencio abrumador.

    Fue María entonces que preguntó: “¿Somos nosotros no?”.

    ¿”Qué duda cabe”? respondió Mario.

    “Hace 50 años que nos reunimos todas las noches, comemos, charlamos y contamos la historia. Aún nos resistimos a dejar nuestro hogar, nos prometimos que ni muertos lo abandonaríamos. Y cumplimos”.

    María los miró a todos, se encogió de hombros y sonrió.

    ¿”Vamos”? dijo Juan.

    Asintieron todos. Se levantaron, apagaron la chimenea, salieron del hotel y caminaron por la calle a lo largo de todo el pueblo hasta perderse en la oscuridad de la noche.

    F I N

     

     

     

    Comentarios

    1. Avatar de

      reka

      29 julio, 2012

      Como siempre genial, Richard. Tan solo espero que no sea una alegoría a lo que esta sucediendo, la crisis. Cada día al salir a la calle y ver tantos negocios cerrados… uff. Un abrazo y mi voto

      • Avatar de Richard

        Richard

        29 julio, 2012

        Hola Reka.
        Muchas gracias por leer, por tus comentarios, por todo.
        Y es tan solo ficción, basado en una realidad que ocurrió en la Argentina.
        España saldrá de la crisis, es seguro. Lo importante es que sea con la menor cantidad de heridas posibles. Y recordá que son nuestra madre Patria, y a una madre tan solo se le desea lo mejor.
        Un enorme abrazo.

    2. Avatar de Macarena Díaz

      Macarena Díaz

      29 julio, 2012

      Richard, sinceramente ¡me ha encantado! Este relato es buenísimo, todavía me dura el escalofrío que he sentido al leer el final, y como dice Reka a mí también me ha recordado mucho la crisis que estamos sufriendo. El final es excelente. ¡Enhorabuena por tu calidad literaria! Mi voto y mi admiración. Abrazos.

      • Avatar de Richard

        Richard

        29 julio, 2012

        Hola Macarena.
        Muchisimas gracias. Y el hecho que halla gustado es una enorme satisfacción.
        Y como le dije a Reka, son un gran país, son gente maravillosa y la crisis pasará. No hay dudas.
        Un beso.

    3. Avatar de

      volivar

      29 julio, 2012

      Richard: amigo, vaya que tienes gran calidad literaria. Te aseguro que hoy he estado cansado por el enorme trabajo semanal; tenía ganas de dormir toda la tarde, mas al ver que habías publicado algo, abrí tu narrativa… quería leer rápidamente para irme a la cama, pero, ah, sorpresa… no pude, te lo aseguro: al pasar renglones, me sorprendía, y no podía abandonar la lectura. Y, ¡ah, final, amigo!
      Te aseguro que este estilo es el que usaban los grandes, como el francés Guy de Maupassant, o el ruso Antón Chéjov, dos maestros de la narrativa imaginaria.
      Aunque, amigo, y sólo con el fin de que seas un gran escritor, te aconsejo el estudio de la sintasis para escribir mejor, por ejemplo, que los tiempos de los verbos coincidan, es decir, si pones la acción en tiempo pasado, los verbos deben escribirse en tiempo pasado: por ejemplo, dices: “Era gente que se resistía a abandonar su hogar y que tenía la esperanza de que el tren vuelva a pasar”. La gente se resistía… y tenía la esperanza de que el tren volviera a pasar”. ¿Te parece que así estaría mejor escrito? Discúlpame; sé que esto de meterse a corregir se ve muy mal, pero deseo que tu talento se manifieste en grande, que nadie le ponga “peros” a tu narrativa, tan bien lograda, con temas muy atractivos-
      Mi voto.
      Volivar

      • Avatar de Richard

        Richard

        29 julio, 2012

        Amigo Volivar.
        Y lo de amigo no es formalidad, lo siento así.
        Y no puedo tomar tus comentarios a mal, son los de un amigo y para mi los amigos se ayudan, se apoyan, se corrigen, se alientan, se contagian la fe.
        Muchas gracias por tus comentarios, por tus sugerencias que son reales, repaso lo escrito varias veces para ver el tema de los verbos pero…
        Un gran abrazo Volivar.

    4. Avatar de Cenicienta-literaria

      Cenicienta-literaria

      29 julio, 2012

      ¡Enhorabuena! Me ha encantado; es un relato muy bueno, nadie imaginaría nunca ese final. Precioso, como siempre.
      Un beso, y por supuesto, mi voto

      • Avatar de Richard

        Richard

        29 julio, 2012

        Querida Cenicienta.
        ¡Si supieras la emoción que me invade cuando una escritora como vos, me brinda esos comentarios, ese apoyo!
        Solo me sale agradecerte, y agradecerte y seguirte agradeciendo.
        Un beso enorme.

    5. Avatar de El Moli

      El Moli

      29 julio, 2012

      Hola Richard cada día me sorprendes, tu manera de relatar es prodigiosa.
      ¿Tienes un blog? si es así me gustaría conocerlo.
      Mis felicitaciones y por supuesto mi voto.

      • Avatar de Richard

        Richard

        29 julio, 2012

        Amigo Moli.
        ¡Que bien me hace tenerte cerca.!
        Y no es una forma de decir lo de amigo. Te siento así.
        Tenía blog, lo abandoné pero me das animos para reiniciar.
        Muchas gracias.
        Un abrazo enorme

    6. Avatar de federicorudolph

      federicorudolph

      29 julio, 2012

      ¡Cuántos pueblos, Richard, como éste que pasaron por lo mismo en nuestro país! Un día, esplendorosos; y al otro, olvidados por todos. ¡Muy buen relato! Saludos.

      • Avatar de Richard

        Richard

        29 julio, 2012

        Hola Federico, bienvenido.
        Saber que te ha gustado es una enorme satisfacción para mi.
        Y es verdad, esta ficción se basa en hechos reales y dolorosos por cierto.
        Muchas gracias.
        Un abrazo

    7. Avatar de GIO§

      GIO§

      29 julio, 2012

      que bien richard, gran histroria y muy bien ordenada de lo que quiere leer un desprevenido lector…excelente amigo….

      • Avatar de Richard

        Richard

        29 julio, 2012

        Hola José, bienvenido.
        Me alegra mucho te halla gustado.
        Y muchas gracias por tus comentarios. Son siempre alentadores.
        Un abrazo.

    8. Avatar de ZusiOns

      ZusiOns

      29 julio, 2012

      Triste relato Richard, pero a la vez con un toque de ternura nostálgica. Que rabia da cuando las cosas que más queremos se van al tacho por culpa de no dar beneficio al poderoso, cosas tan importantes como la tierra que te vio nacer y crecer. Para mí estos jovenes son héroes y tu su gran cronista. Felicidades y voto.

      • Avatar de Richard

        Richard

        29 julio, 2012

        Hola Zusions.
        Enorme placer tu lectura y tus comentarios.
        Muchas gracias de verdad. Son importantes para mi.
        Considero que nuestra sociedad debe rescatar valores olvidados y que fueran tan importantes en la historia del hombre; el respeto, los ideales y las convicciones acompañados de valentía y coraje. Siempre a través de la palabra.
        Un beso.

    9. Avatar de VIMON

      VIMON

      30 julio, 2012

      Muy buen relato, Richard, con mucha imaginacion y un final estupendo. Felicitaciones y mi voto para que pases. Un abrazo.

      • Avatar de Richard

        Richard

        30 julio, 2012

        Muchisimas gracias Vimon.
        Y sabes que tus comentarios son más que importantes para mi.
        Un gran abrazo.

    10. Avatar de Julioko

      Julioko

      30 julio, 2012

      Este sí me gustó.
      Lo noté impredecible, fantasmagórico y pueblerino, magico realismo.
      Un estilo breve, conciso, casi como algunos cuentos de Márquez.

      Saludos

      • Avatar de Richard

        Richard

        30 julio, 2012

        Miuchas gracias Julioko.
        Es un enorme placer el que te halla gustado y te hallas acercado.
        Un abrazo.

    11. Avatar de Rafael Baralt

      Rafael Baralt

      30 julio, 2012

      Hola Richard, me alegra haber llegado a este relato para conocer de tu estilo narrativo. De más está decir que me ha gustado bastante, me encantan este tipo de historias con finales fantásticos que evocan misterio. Comenzaré a seguirte.
      Saludos desde Caracas,
      Rafael Baralt

      • Avatar de Richard

        Richard

        31 julio, 2012

        Bienvenido Rafael. Un placer recibirte en este espacio.
        Y es una alegria enorme te guste lo que escribo.
        Un abrazo desde Buenos Aires.

    12. Avatar de oscardacunha

      oscardacunha

      30 julio, 2012

      Fenomenal relato Richard. Consigues trazar una espiral llevándonos hasta el mismo centro. Sabes desarrollar perfectamente una trama envolvente consiguiendo que el lector se encuentre en el centro de dos espejos enfrentados: la realidad y tu dominio de la fantasía.
      Lo demás como ya te lo ha comentado Volivar, callo.
      Un Abrazo.

      • Avatar de Richard

        Richard

        31 julio, 2012

        Muchas gracias Oscar.
        Y obtener tus comentarios y tu aprobación son para mi un honor teniendo en cuenta lo buen escritor que eres.
        Sigo aprendiendo de Ustedes.
        Abrazo.

    13. Avatar de 1000Luna

      1000Luna

      31 julio, 2012

      Me ha encantado tu relato. Me fascina todo lo que tiene que ver con el más allá. Una promesa es en este caso lo que después de muertos hace volver sus almas cada noche ¡Genial!
      Un abrazo y mi voto.

      • Avatar de Richard

        Richard

        1 agosto, 2012

        Hola Luna.
        Un enorme placer y un gran honor recibirte.
        Y muchas gracias por tus comentarios.
        Un beso grande.

    14. Avatar de Auchy

      Auchy

      21 agosto, 2012

      Por un momento me acorde del crecimiento progresivo de Macondo, mientras que en el párrafo siguiente me traslade a un estéril pueblo, con sus vagos fantasmas. Es impresionante cómo una acción lo destruye todo a su paso, incluso la eternidad de las consciencias. Me encantó

      • Avatar de Richard

        Richard

        22 agosto, 2012

        Muchas gracias por tus comentarios y muy bienvenida a este espacio.
        Lamentablemente en nuestro país fue algo recurrente.
        Un beso.

    Escribir un comentario