Las olas

Escrito por
| 315 12 |

    Eran las nuevas olas de un viejo mar desmemoriado, que volvían frescas a bañar la costa. Olas insinuadas las primeras, que llegaban a tierra como ondas efímeras, creadas por incontables piedras invisibles, lanzadas por un chiquillo impaciente, que busca un rebote imposible.

    Arribaban a la orilla plácidas, emisarias de un mar que las alentaba en su sueño, para adentrarse tímidas  en la sequedad de un paisaje que se las bebía incansable.

    Aquella era una tierra inconquistable, que las  creía las nuevas emisarias de otra cíclica marea de crecida previsible, que nada podían contra la grandiosidad de su extensión. Fueron cientos las olas que así perecieron. Alcanzaban cada rincón de la costa, cambiando un paisaje que, conforme avanzaba la noche,  resplandecía más, devolviendo a la luna, el reflejo olvidado de su imagen en la humedad de su arena.

    La noche avanzaba y llegaban otras olas, más fuertes y amplias que las primeras. Rompían antes de la orilla. Batían la  costa desde Levante hasta alcanzar los parajes que habían quedado a salvo tras los acantilados.  Un rumor creciente las acompañaba en los últimos metros de su húmedo camino. Era un susurro sordo que arrancaba de la arena, alentándolas para calmar su anciana sequedad.

    Y después vinieron otras…. olas inmensas que nacían en el horizonte, de cresta elevada que rompía en una espiral continua y que tras cada embate, parecían arrancar un trozo de aquella inmutable tierra, esculpiéndola de nuevo, en su atronador rompiente.  Una tierra que se despertaba insaciable y se abría acogedora para tragar toda esa lengua de mar que era capaz de calmar su eterna sed.

    Al amanecer, el viento había arreciado y el mar ya no necesitaba de las olas para visitar la tierra.  El paisaje, era diferente, nuevo. No existía una orilla trazada, ni un principio ni un fin que aquel mar y aquella tierra reconocieran y que pudiera contener el afán de abrazarse en aquella costa tallada.

    Así transcurrió la noche, entre besos que se soñaron olas de un amante que se transformó en mar, para abrazar  a una mujer que poseía la inmensidad de un continente.

    Comentarios

    1. Avatar de Richard

      Richard

      17 julio, 2012

      Poético y nostálgico.
      Excelente relato.
      Me hizo recordar a mis contemplaciones del mar siendo niño en mi ciudad.
      Me gustó mucho.

      • Avatar de PedroGda

        PedroGda

        22 julio, 2012

        Gracias Richard, todos a los que nos gusta el mar podemos pasar horas contemplándolo y viendo en él cualquier cosa que sintamos. Es un espejo mágico al que se puede acudir siempre.

    2. Avatar de VIMON

      VIMON

      18 julio, 2012

      Buen relato, Pedro, saludos y mi voto.

    3. Avatar de

      volivar

      18 julio, 2012

      Pedro Gda: que buen estilo el tuyo para expresar tus nostalgias, para hablar de las cosas el amor.
      Felicidades
      Mi voto
      Volivar

      • Avatar de PedroGda

        PedroGda

        22 julio, 2012

        Gracias por tu comentario Volivar, solo son unas frases después de un evocador paseo por Tarifa una tarde de mar revuelta. Sin nostalgias.

      • Avatar de PedroGda

        PedroGda

        22 julio, 2012

        Gracias Sofista, viendo de tierras de Cadiz, seguro que sabes mucho de mar.

    4. Avatar de Soraya

      Soraya

      27 julio, 2012

      Esas palabras Pedro, esas descripciones del mar, esa forma de crear la imagen en mi mente… creo que ahora si lo tengo claro: ¡QUIERO VOLVER A VER ESAS OLAS DEL MAR!
      Hubiera sido perfecto poder tener internet para haber leido tu texto frente al mar… que pena!

      PD: también has cambiado la imagen del perfil, os habeís animado muchos, al final yo voy ha tener que hacer lo propio jeje.

      • Avatar de PedroGda

        PedroGda

        28 julio, 2012

        Gracias Soraya, es muy gratificante saber que te gusta. Si hay que elegir entre internet y el mar, mucho mejor este último.
        A veces creo creo que falta algo de interactividad en Falsaria, alguna forma de que los que somos o hemos sido más asiduos, podemos intercambiar opiniones de una forma más fluida sin esperar los comentarios de los textos. A mi a veces me han dado ganas de conocer o saber más de algunos de los que aquí escriben. Poner una foto, creo que es darse a conocer algo más como el link de facebook.

    5. Avatar de Luna.de.lobos

      Luna.de.lobos

      31 agosto, 2012

      Es un texto delicioso, Pedro.
      Parece que las palabras se escurren entre tus dedos a medida que lo lees.
      Precioso.
      Un abrazo,
      Luna

      • Avatar de PedroGda

        PedroGda

        7 septiembre, 2012

        Gracias Luna, en cierta forma, entre esos dedos se escurren demasiadas cosas que son imposibles de retener. Solo queda la sensación especial que produce haberlas notado circular entre ellos. Gracias por tu comentario.

    Escribir un comentario