Le han robado los ojos

Escrito por
| 97 | 1 Comentario
**

Bastaron apenas minutos para desenterrar el sufrimiento del hombre que…

Le han robado los ojos de ternura de barro y por ellos ha puesto sin escrúpulos un par de anteojos tiznados para burlar la realidad, sin saber que ésta vive en las raíces mucosas de la fantasía.

-Te has hundido en un laberinto con rosas enfermas de espinas, lo sabes. Siempre en pos de una esperanza deshojada y marchita. Te culpo si te has perdido cuando el viento te muerde la piel como llamándote devuelta al camino, o si un pájaro desafiando el ante de nieve canta solitario acordes que te acuerdan la lluvia seca de un tiempo pasado.-dijo en complicidad la adivina.

-Yo nací ausente, sí me entiendes, como suspendido en el aire de otra galaxia piadosa. Un deseo me muerde la tranquilidad… y creo, hija de Venus, que los naipes son brutos, y los astros se mueven en direcciones contrarias a mi favor.-balbuceó mientras miraba sin temor el pozo abismal abierto en los ojos negros de la hechicera.

*

Había viajado al otro lado del mundo en su cuerpo astral para comunicarse con esta vidente licenciada en artes esotéricas quien poseía un manantial de dones y virtudes provenientes de ancestros lejanos con la ilusión firme de curarse de un mal de ojo echado hacían años. Enseguida, se miró frente a una choza destartalada y maltratada provista por una mesa circular de maderas de yamagua donde descansaba un par de ojos color del tirgo, mas no entendió el mensaje oculto que esto le decía.

Introdujo su espectro grisáceo de rasgos híbridos a la pieza principal de la casa. Justo al centro de la habitación ubicaba la hechicera vistiendo una falda larga multicolor que robaba al viento la brisa impetuosa envolviendo entre sus telas la magia encantadora de la vida; ocultaba sus cabellos con un manto dorado, y su cara se perdía bajo un espeso humo que escupía a bocanadas. El aire estaba impregnado con vapores de eucalipto, inciensos de los olores más extraños, y olor almendro amargo. Esa negra mujer de caderas anchas, pechos protuberantes y aspecto maternal susurró en un esperanto telepático al hombre de los ojos robados que se acercase sin miedo.

Sin admitir contratiempos se acercó a la negra adivinando en sus ojos un ungüento curativo para evitar el quebranto de su alma que se debilitaba en dolor continuo como si fuese un animal mudando la piel a cada segundo. No existía después del sufrimiento la otra verdad noble “el cese del sufrimiento”, pues una vez daba por terminado el dolor aparecía otra fisura por donde estallaba un nuevo liquido tortuoso. Poco entendía de cómo había dado hasta aquel remoto lugar caribeño pero necesitaba respuestas, no tenía ojos propios, y sentía la seguridad religiosa de mirar la verdad por ojos ajenos aunque, poco entendiese también de esa lengua artificial.

**

Bastaron apenas minutos para desenterrar el sufrimiento del hombre que…

Le han robado los ojos de ternura de barro y por ellos ha puesto sin escrúpulos un par de anteojos tiznados para burlar la realidad, sin saber que ésta vive en las raíces mucosas de la fantasía.

-Te has hundido en un laberinto…-dijo en complicidad la adivina.

-Yo nací ausente, sí me entiendes, como suspendido…- balbuceó mientras miraba sin temor el pozo abismal abierto en los ojos negros de la hechicera.

-Eres tú tu propio hechicero jugando a los naipes en partida segura contigo mismo como único adversario. Si estás ausente en otra galaxia fue sólo tu ignorancia alucinógena que te voló lo sesos, y te perdiste en el tiempo y espacio como una partícula de aire. Sepultaste tu sensibilidad ocultándola entre esos anteojos tiznados de injurias y ultrajes. ¡Despierta de esas dos décadas de apatía, mulato, te lo ruega tu reflejo en el espejo que te aguarda con tus ojos verdaderos!

Más nunca volvió de ese viaje esplendido adonde las verdades germinan al soplo del deseo como radiantes nomeolvides en la primavera… porque su espíritu no encontró consuelo alguno al mirarse como verdugo de su propia existencia.

Comentarios

  1. Profile photo of ZusiOns

    ZusiOns

    7 julio, 2012

    Un relato complejo que invita a la reflexión. Me ha gustado mucho todo el esoterismo que lo envuelve, así como la búsqueda de una luz que el mismo protagonista se tapa. Mis más sinceras felicitaciones y voto.

Escribir un comentario

Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.