Un amigo de verdad

Escrito por
| 438 22 |

    Antonio permanecía postrado sobre la impoluta cama de hospital. La luz entraba amorosamente por el amplio ventanal, como si quisiera fundirse con él en un cálido abrazo.

    Los días eran largos en aquel mes de abril. Tan solo violaban el silencio de la triste alcoba la entrada del personal, para traerle alimentos o medicación, y las obligadas visitas médicas de cada mañana.

    Sus famélicos  brazos apenas mostraban un trocito de piel  que no hubiese sido masacrado en busca de una arteria a la que extraer un poco del escaso flujo de la vida que aún le quedaba.

    La soledad le había vuelto parco en palabras, aunque no en sentimientos. No es que no quisiera hablar con las pocas personas que penetraban en su triste habitáculo; simplemente, era que ya no tenía nada que decirle al mundo.

    El paso de los años y su larga enfermedad habían ido tejiendo una telaraña de soledad en torno a él, que parecía aislarle del mundo.

    Sin apenas ilusiones ni esperanzas, Antonio conservaba las escasas fuerzas  para dedicarle una dulce sonrisa al único amigo que aún le quedaba.

    Desde hacía varios meses, hiciese frió o calor, lloviese o azotase fuerte viento, jamás había faltado a su cita con él.

    Cada amanecer, esperaba con devoción la visita de aquel diminuto ser que le hacía sentirse vivo; aquel pajarillo que cada día se posaba en su ventana, daba unos ligeros toques con su pico en el cristal, le miraba con sus ojitos negros y le entonaba una bella melodía, como si quisiese, con el candor de sus trinos, darle todo el amor que su corazón anhelaba.

    Aquella avecilla, con su sola presencia  era capaz de hacerle sentir que no estaba sólo, que había alguien que verdaderamente le amaba.

     

    FIN

    FINALISTA VI CERTAMEN DE CUENTOS BREVES DE COMILLAS  (2009).

    Comentarios

    1. Avatar de Amerika

      Amerika

      7 julio, 2012

      Un estremecedor y bello relato, me ha gustado mucho, gracias por compartirlo compañera.Un saludo y mi voto.

    2. Avatar de Lidyfeliz

      Lidyfeliz

      7 julio, 2012

      Una historia triste, real y emotiva. Te felicito. Mi voto

      • Avatar de Cenicienta-literaria

        Cenicienta-literaria

        8 julio, 2012

        Muchas gracias.
        Espero que los seres humanos seamos capaces de dar amor a quien más lo necesite, aún en las situaciones más desesperadas.
        Un abrazo.

    3. Avatar de ZusiOns

      ZusiOns

      8 julio, 2012

      Nosotros nunca tenemos tiempo para ellos, pero ellos tienen

    4. Avatar de ZusiOns

      ZusiOns

      8 julio, 2012

      todo el tiempo del mundo para nosotros. Los animales nos dan mucho amor, y nosotros ni siquiera le hacemos caso. Esta micro me ha llegado al corazón. Mi voto.

      • Avatar de Cenicienta-literaria

        Cenicienta-literaria

        8 julio, 2012

        Gracias amiga.
        En verdad los animales son ” grandes maestros” para la humanidad. Si nos detenemos unos instantes para observar, comprenderemos el valor del “amor incondicional”.
        Un abrazo.

    5. Avatar de

      volivar

      8 julio, 2012

      Cenicienta literaria, me he propuesto expresar en mis comentarios lo que verdaderamente pienso de lo leído; así lo he hecho durante las últimas horas, y el resultado ha sido: recibir un insulto que por bruto, e ignorante.
      Y, amiga, como lo hemos repetido con varios amigos de esta red, si comentamos que hay alguna falla, no falta quien se enoje, indebidamente, porque si se señala algo, es porque así lo percibe uno.
      Por ejemplo, en tu muy hermosa narración parece que tienes problemas para acentuar la palabra solo.
      Te diré que según la Real Academia de la lengua española: se acentúa, cuando suple a “nada más”, “únicamente”. Y va sin acento cuando se quiere indicar soledad.
      Disculpa, pero, debemos ir hacia adelante, siempre, pues siempre estamos en esto de superarmos e indicarnos nuestros errores unos a otros.
      Volivar

      • Avatar de Cenicienta-literaria

        Cenicienta-literaria

        8 julio, 2012

        Estimado Jorge, no temas mi enojo ante tus sabias observaciones; te agradezco enormemente me indiques cualquier error que percibas, con el fin de no reiterar en ello. La crítica constructiva es imprescindible en cualquier situación de la vida.
        Muchas gracias, de nuevo y un abrazo.

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        14 julio, 2012

        Volivar, estoy de acuerdo contigo en que no debe nadie molestarse, y mucho menos ofenderse, porque alguien le advierta de los errores que aparecen en el texto que publica; en realidad esos errores son hechos demostrables, están ahí y a la vista de todos. Por eso, quien se molesta, es que va por la vida sin fundamento alguno; respondiendo con insultos a quien no piensa como él, confundiendo opinión con conocimiento; confundiendo opinión con gramática. Pero en este caso, respecto al adjetivo “solo”, he de decirte que la nueva gramática del español aconseja que no se escriba nunca la tilde, incluso cuando es adverbio (únicamente, solamente); y que se escriba con tilde exclusivamente en los casos en los que siendo adverbio presenta ambivalencia, es decir, que se preste a dos interpretaciones opuestas.
        Saludos.

    6. Avatar de JorgeMoreno

      JorgeMoreno

      8 julio, 2012

      Enhorabuena por el reconocimiento en el certámen de Comillas. Sin conocer al resto de aprticipantes, no tengo más que compartir la opinión del jurado.

    7. Avatar de VIMON

      VIMON

      8 julio, 2012

      Muy bello relato, cenicienta, saludos y mi voto.

    8. Avatar de

      El_Wasso

      15 julio, 2012

      Muy bueno. Y agrego una pequeña crítica constructiva: la superpoblación de adjetivos (: no están mal, obviamente, y quizás así es cómo te gusta escribir a tí, pero a veces, para profundizar más es mejor encontrar la palabra justa; dejar solas esas palabras que lo dicen todo por sí solas (:

      ¡Abrazos y voto!

    Escribir un comentario