A tu lado pero sin mi

Escrito por
| 371 | 12 Comentarios

No durmió aquella noche, había estado llorando en silencio como tantas veces desde hacía unos años atrás. Se sentía atrapada en una vida que no le pertenecía, que no deseaba, cansada de fingir, a los ojos de quien mira desde afuera, que todo está bien. Aun no había amanecido cuando se levantó sigilosa de la cama que comparte con el hombre que había convertido el cuento de hadas en una novela de terror. Evitó hacer ruido para no despertar a la bestia que el alcohol le devolvía cada noche y que yace con un sueño tan profundo que pareciera que no despertaría jamás. Pasó unos minutos junto a la cama, mirando el profundo sueño con una extraña mezcla de lástima y odio, sin entender como podía dormir después de todo, pensando en lo mucho que deseaba que realmente no despertara jamás, sintiendo como le arrebata la vida con sus propias manos, convenciéndose de que era lo mejor que podría hacer. No, no podría. Apartó de su pensamiento la terrible idea y se dirigió en silencio al baño.

Se detuvo frente a su reflejo en el espejo que le mostraba aquella realidad en la que se había convertido su vida, escudriñó las marcas que el desprecio de él había dejado en su cara, sus brazos, su cuerpo… hizo un gesto de desdén y quedó mirando los ojos del otro lado del espejo, queriendo encontrar a la persona que se escondía tras esa mirada triste y vacía que le suplicaba a gritos que la rescatara de allí.

Afuera caía una fina lluvia desde un cielo gris que animaba a su melancolía. Quiso ser fuerte de nuevo, salió a la calle y esta vez no daría ni un paso atrás. Estaba preparada para escapar, huir de una vez del dolor que le producían las marcas en su piel y las llagas de su corazón. Se detuvo en el umbral y dejó que la lluvia mojara su cara. Sintió rejuvenecer, recuperar por momentos su vida, sus sueños. Cerró los ojos, tomó aire profundamente un aire fresco y húmedo que la llenó de vida, echó hacía atrás los hombros, se irguió y decidida bajó el escalón que la separaba de su felicidad.

Y de pronto a su espalda, esa voz que le dominaba “¿Qué haces a estas horas aquí fuera?”. Un repentino escalofrío recorrió su espalda, temblando giró sobre sus pies. “¿A qué esperas?” le espetó, aun con la voz embriagada. “Vuelve a la cama ¡vamos! ¿Quieres que te vean todos?”. Apenas con un hilo de voz pudo responder “Me desvelé… no te quise despertar… voy enseguida”

Y sintió de nuevo que los años le pesaban y sintió demasiado fría la lluvia de aquella mañana, sintió demasiada melancolía en el gris del cielo y demasiado miedo anidado en su pecho.

Y cerró tras de si la puerta volviendo a la casa. Esa casa donde duermen sus miedos y viven amordazados sus sueños y deseos.

Comentarios

  1. Profile photo of VIMON

    VIMON

    14 agosto, 2012

    Buen relato, Diadenes, saludos y mi voto.

  2. Profile photo of

    volivar

    15 agosto, 2012

    Diadenes: en realidad que causan lástima esas mujeres que en lugar de tener un marido amoroso, viven con un ser inútil para todo, y hasta borracho.
    Felicidades
    (Sólo un pequeño detalle: si le echas un ojo a la redacción podrías corregir algunos fallos que se han pasado,por ejemplo: Fuera caía una fina lluvia desde un cielo gris.
    quedaría mejor: Afuera caía… etec.
    Un saludo.
    Mi voto
    Volivar

    • Profile photo of Patricia Duboy

      Patricia Duboy

      15 agosto, 2012

      Volivar gracias por el voto y el apunte, la redacción es mi asignatura pendiente lo sé, y por eso trato de poner atención en la misma y revisarlo antes de enviarlo, aun así siempre se me escapan fallos que debería evitar.
      Demasiado triste es saber que hay personas que sufren de esta manera.

      Un saludo

  3. Profile photo of Ereshkigal

    Ereshkigal

    15 agosto, 2012

    Excelente, Diadenes: así es la vida, los peores miedos, los que nos encadenan, son aquellos a los que no nos atrevemos a enfrentarnos y que a algunas personas atrapan en pesadillas vivientes como le sucede a la protagonista.

    Besos.

    • Profile photo of Patricia Duboy

      Patricia Duboy

      15 agosto, 2012

      Cierto Ereshkigal, en ocasiones es mas dificil enfrentarnos a nosotros mismos que a los demas, sin duda somos nuestros peores verdugos. Gracias por el comentario.

      Un beso

  4. Profile photo of Luna.de.lobos

    Luna.de.lobos

    19 agosto, 2012

    Como dices, lo más difícil es superarnos a nosotros mismos.
    Me gusta, Diadenes. Sólo intentaría revisar la puntuación, poniendo algunos puntos donde has puesto comas, por ejemplo.
    Un abrazo!

    • Profile photo of Patricia Duboy

      Patricia Duboy

      19 agosto, 2012

      Gracias por el comentario luna de lobos, intentaré poner más cuidado en la puntuación, tengo que aprender mucho aún.

      un beso

  5. Profile photo of Eva.Franco

    Eva.Franco

    6 mayo, 2013

    Lamentable Claudia que existan personas personas de esa calidad humana, que terminan lastimado todo lo que tocan y convierte a un ser fuerte en un ser sometido a sus miedos…
    Revisa los detalles que te comentaron los muchachos y a seguir deleitándonos con tus hermosos textos.
    Mi voto.

  6. Profile photo of

    elpotro

    6 mayo, 2013

    Un relato muy bien narrado!!!!!!!!! Una realidad triste!!!!!!!!!!! Mi voto!!!!!!!!

Escribir un comentario

Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.