Alucinado un enano gordo venenoso peludo y calvo

Escrito por
| 205 | Dejar un comentario

Me encuentro un hombre feo que patalea boca bajo,
debajo de mi cama y yo no puedo ver su cara.
Pixeleada y borrosa, casi embarrada al suelo,
tenia un gran cuerpo gordo, venoso, sudoroso y tenso.
Sus venas resaltaban del cuello,
parecía estar bien emputado con la vida.

El cabron solo maldecía,
mandaba a la verga todo.
Blasfemaba SANTA MIERDA!
SANTA MIERDA! SANTA MIERDA!
Sus brazos toscos gordos y peludos,
golpeaban el piso de mi cuarto con furia salvaje,
patadas, puñetazos y hasta cabezazos al suelo
azotes sadomasoquistas así mismo afligía.

Yo desde mi cama lo veía con morbosidad
era un enano gordo venoso pelón y peludo.
Traía bermuda de mesclilla y playera rayada,
blanco y negro como de mimo  y manga corta.
Estaba absorto pataleando y golpeando al suelo
con fuerza y ritmo salvaje, haciendo ruidos horribles.

Cuando trataba de mirar su cara,
se le veía borrosa,y se embarraba contra el suelo.
Solo podía ver las venas saliendo de su nuca,
sobre su cabeza gorda y rapada,
sus VENAS SALTANDO!
sobre la piel de su cráneo.

Poco a poco
la furia de aquel hombrecillo extraño empezó a decaer,
se fue cansando de tanto maldecir y patalear,
la energía se le fue apagando,
y su rabia se transformo en llanto.
Pero no era berrinche cualquiera
era mas bien un llanto profundo,
como la impotencia de un preso inocente,
la separación abrupta de amantes,
o el dulce dolor fatídico que trae la muerte.
Algo mas alla de nosotros…
Como cuando todo se ha jodido
y no se puede hacer nada.
Como cuando un niño llora por horas
y nada pasa, después suspira agotado.

Le duele tanto el fracaso, al pobre gordo
pareciera carga una gran pena y culpa.
que solo puede liberar con dolor y tristeza.
Por eso esa rabia salvaje e iracunda,
que transmuto en sufrir profundo.
Diabólicos pesares que flagelan el alma
Muerte muerte,vacío existencial,
frio adios, desilucion,  falta de amor.
Tantas lagrimas se agotaron
y evaporaron la tristeza de su corazón.
Profundos suspiros, ímpetu perdido,
todo iba dejando de importar.
El dolor se libera en indiferencia
se perdona, se libera.
Su llanto se calma y los ojos secos se cerraban
las ultimas lagrimas apagaron los suspiros ahogados
y así lentamente todo se fue al carajo…….

Así cansado, harto,
hasta la madre de todo!
después de haber querido matar a dios
después de haber querido matarse a si mismo
después de haber querido matarlo todo!
Embarrado en la mierda,
de sus propias tinieblas,
ensimismado, solo tiembla,
entre la niebla de su miseria.
Látigo de blasfemias,
Impotencia miserable,
resignación lamentable.
Querer acabar con TODO!
Y no poder matarse ni a si mismo.

Decadente impotencia,
y resignación de sobajarse.
Rendido y cansado
de quejarse y blasfemar,
de dolerse y lamentarse,
poco a poco empieza a perdonarse.
Después olvidarse.

Solo así, dormir un rato, descansar, tal ves soñar,
escapar de esta realidad terrible, detestable y miserable.
Igual que el.
Igual que esa indefensa criatura, que causa lastima,
Lastima trasmutada en compasión.
Compasión casi a la ternura, pero impotencia.
Impotencia de ver a un perrito sufriendo
porque lo atropellaron, le rompieron piernas y huesos.
Pero No! mas bien era,
como escuchar a un bebe llorar, profunda tristeza,
abandonado en alguna sucia coladera.
“Rain down come on, rain down on me.
From a great height.
God love his children
YEAH!”

BossCabron

Escribir un comentario

Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.