El manuscrito

Escrito por
| 689 24 |

    Las montañas se elevan majestuosas en el desierto egipcio.

    Ha sido una larga travesía. Navegaron más de 200 kilómetros por el Río Nilo. El calor es sofocante. El clima es árido y seco. Llegar hasta este lugar ha sido lo más duro que han hecho.

    El pueblo de Qarara se les ofrece como un oasis. Allí consiguen alojamiento, agua, comida y tranquilidad.

    Por la noche se reúnen los cinco para conversar. Maximiliano, un arqueólogo de 50 años y una vasta experiencia recorriendo el mundo en busca de testimonios antiguos, su hija Raquel, 25 años y con la misma pasión de su padre y dos alumnos de la cátedra de Maxi, Vanesa y Adrián. También Mahmoud, su guía egipcio.

    Raquel comienza a hablar.

    “¿Pueden creer que estemos a horas de descubrir algo que cambiará el Orden mundial?”. No creo pueda dormir esta noche. El descubrimiento de un manuscrito de 5.000 años de antigüedad, con el relato del Nacimiento de Dios y el Origen del Universo…No puedo aún creerlo”. Dice eufórica.

    “Ojala sea verdad. A pesar de haber chequeado cientos de veces ese libro del Siglo I que encontramos enterrado cerca de aquel Monasterio, aún tengo dudas de que sea real el testimonio sobre el manuscrito y su ubicación. Y siendo lógicos, que se encuentre en un estado aceptable es difícil. Dependerá del material”. Comenta Vanesa.

    “No seamos pesimistas por favor” dice Maxi. “El libro era el Evangelio de Judas según los expertos. A partir del mismo supimos que tan solo fue el elegido para llevar a cabo el Plan de Dios. Alguien lo tenía que hacer, alguien debía entregarlo. Y seguramente Jesús le reveló la existencia del manuscrito porque la relación entre ambos era más estrecha que con el resto de los apóstoles”.

    “Y no se olviden que si lo encontramos, cualquier Museo del mundo pagará millones por él. No tendremos que trabajar más en esta vida.” Comentó Adrián entre risas. Todos lo miraron.

    “Ahora vayamos a dormir o por lo menos intentémoslo” dice Raquel.

    Amanece.  Muy temprano abandonan el pueblo. La ansiedad es muy grande para los cuatro arqueólogos. El guía los conduce.

    Al caer la noche, llegan hasta la entrada de la gruta, oculta tras las rocas. La emoción los desborda.

    Se aprestan a entrar. Una vez dentro, sienten un enorme alivio ya que la temperatura allí  no supera los 22° C.

    Comienzan a adentrarse en la misma. Recorren un largo trecho, más de 2 kilómetros, hasta que llegan a una especie de cámara oscura, muy oscura.

    Entran.  De pronto, de las rocas se desprenden haces de luz. Sorprendidos y asustados intentan salir de la misma hasta que Raquel ve que las paredes están escritas y con dibujos. Les grita a sus compañeros que miren hacia las paredes. Se detienen.

    Están maravillados por lo que ven. Grabados, esculpidos en la roca y pintados con colores que no eran comunes. Muy brillantes. Las escrituras son incompresibles. Nadie había visto alguna vez esos jeroglíficos.

    Pero los dibujos, por llamarlos de alguna manera eran comprensibles. Comenzaron a seguir la secuencia de los mismos.

    Primeramente un niño en una especie de cuna. Seguía algo parecido a un objeto volador con el Niño dentro para luego pasar a un cuadro todo blanco, asemejando a un estallido de luz que se apoderaba de todo, una cantidad de rocas desprendidas que parecían ser planetas en un fondo negro, un planeta azul, el niño fuera del objeto volador, en el aire, el planeta azul nuevamente y aparentemente un hombre y una mujer en el final.

    Están conmovidos por el descubrimiento. Vanesa grita emocionada: “El manuscrito es esta cueva”. “No sé aún. No nos adelantemos”, dice Raquel. Mira y se acerca a una pared  donde una extraña saliente le llama la atención. La empuja hacia adentro y la roca se desplaza hacia un costado. Un pasadizo angosto se les presenta.

    Deciden ingresar. Caminan hasta llegar a una nueva cámara. En la penumbra parece más grande que la anterior.

    Nuevamente aparecen los haces de luz para iluminar el lugar.

    Se quedan absortos. En el medio de la cámara, una gigantesca estatua de un ser humano en apariencia. Anciano. De túnica y sandalias. Parecía de metal. La teoría de extraterrestres en la antigüedad cobra fuerza en la mente de todos. ¿Un monumento a Dios hecho por extraterrestres?

    Siguen recorriendo la cámara hasta que el grito de Adrián sobresalta a todos: “Allí está el manuscrito”.

    Detrás de los pies de la estatua, sobre una roca que parece una pequeña mesa, hay un libro.

    Se acercan al mismo, tímidamente. Está en perfectas condiciones de conservación. Vanesa sonríe.

    El exterior parece de cuero pero no lo es en realidad. Solo Raquel se atreve a tocarlo. Se miran entre todos y sonríen. La tapa no tiene ninguna inscripción pero en la primer hoja comienza la lista de los 1000 nombres de Dios: Dios, Yahve, Jehová, Elohim, Elohay Kedem y todos los nombres en las distintas culturas y religiones. El número 1000 era el impronunciable nombre de Dios.

    Fue entonces que Raquel comienza a leerlos.

    Cuando llega al número 999, se detiene ya que encuentra un párrafo escrito en todos los idiomas. Dice así:

    “Bienaventurado quien halla llegado hasta aquí. En siete días conocerá los secretos eternos si pronuncia el último nombre”.

    Raquel lo lee y lo pronuncia. No sabe como. Algo o alguien le indicó como pronunciarlo.

    En ese mismo instante se produce un silencio abrumador, doloroso, los oídos comienzan a zumbar. Asustado, su padre toma el libro y la desesperación se apodera de su ser. “¿Raquel, Raquel, que has hecho? Leíste mal. Aquí en realidad dice: En siete días conocerá los secretos eternos si NO pronuncia el último nombre”. Dio vuelta la página, algo que no hizo su hija y encontró otro pequeño párrafo: “Si lo pronuncia, será el Fin.”  Tira el libro al piso y salen corriendo de la gruta. Raquel gritaba “Perdón” mientras corría.

    Llegan al exterior. Elevan la vista hacia el cielo. Raquel sigue gritando “Perdón” y llora, Vanesa y Adrián también lloran. Maximiliano observa todo. Sabe que es el final.

    Las estrellas se van apagando una a una, la luna se ve totalmente roja y la oscuridad comienza a apoderarse de todo. Avanza implacable sobre el planeta. La tierra tiembla. Se abrazan los cuatro. Es el Fin del Mundo.

    “Terminé” le grito a mi perro que estaba echado en la alfombra.  Me mira y sigue durmiendo. “Voy a encender mi habano, espero no te moleste”, le digo nuevamente a mi enérgico amigo. Esta vez ni se molestó en levantar la cabeza.

    Lo enciendo y releo el final. Falta la palabra F I N. La escribo.

    Salgo al jardín para caminar un poco. Miro al cielo. Las estrellas se apagan una a una. El cielo desaparece. La luz también.

    F  I  N

     

     

     

     

     

    Comentarios

    1. Avatar de GIO§

      GIO§

      15 agosto, 2012

      Que aventura nos ha regalado richard. excelente narración.. saludos

      • Avatar de Richard

        Richard

        16 agosto, 2012

        Muchas gracias José.
        Es un gran placer saber que ha sido de tu agrado.
        También que estés allí.
        Un abrazo.

    2. Avatar de Elthan

      Elthan

      15 agosto, 2012

      Claro y conciso en estructura, me gusto salvo el cierre que le diste tipo película o cierre cliché, donde un ente mayor lleva los hilos como un buen titiritero, intercalando ambas historias, aún así tienes mis voto por tu creatividad y lograr mantener un poco se suspenso en un relato de tinte místicos y científicos.

      Saludos

      • Avatar de Richard

        Richard

        16 agosto, 2012

        Muchas gracias Elthan.
        Agradezco tus comentarios y tu sinceridad al decirme que fue lo que no te gustó. Lo considero útil para seguir aprendiendo. Seguro.
        Y bienvenido tambien a este espacio.
        Saludos

    3. Avatar de Rafael Baralt

      Rafael Baralt

      15 agosto, 2012

      Amigo Richard, que creatividad que tienes! Me asombras la verdad. Sólo hay un par de detallitos: la palabra “haces” no aplica para este caso, ya que “haz” ya de por sí implica pluralidad. Según la RAE significa: “Conjunto de partículas o rayos luminosos de un mismo origen, que se propagan sin dispersión”. Y la palabra “halla” debes cambiarla en la frase: “Bienaventurado quien haya llegado hasta aquí”, esto debido a que es del verbo haber y no hallar.
      Bueno, esto sólo para que seamos cada vez mejores y lograr con la práctica escritos que se acerquen a la perfección. Así nos ayudamos todos.
      Un abrazo mi amigo, y mi voto.
      Rafael

      • Avatar de Richard

        Richard

        16 agosto, 2012

        Muchisimas gracias Rafael.
        Por tus buenos comentarios y por marcarme esos detalles que me parecen totalmente acertados.
        En estos 3 meses creo haber aprendido muchisimo gracias a las correcciones que me han hecho y al apoyo brindado.
        Y habla bien de todos los que formamos parte de este espacio.
        Un gran abrazo.

    4. Avatar de El Moli

      El Moli

      16 agosto, 2012

      Amigo Richard, así como tu, soy bastante lego en lo que respecta a la redacción, encontrar el verbo perfecto no es fácil. Pero lo más importante es la pasión que pones en tu relatos, para mí son perfectos.
      Un gran abrazo.

      • Avatar de Richard

        Richard

        16 agosto, 2012

        Mi amigo Moli.
        Se agotan mis formas de agradecer tus comentarios, tu tiempo, tu apoyo y fundamentalmente tu amistad.
        Muchas gracias por todo y un abrazo interminable.

    5. Avatar de

      volivar

      16 agosto, 2012

      Richard: linda narración; no le queda a uno más que seguir hasta el final, por el tema, muy interesante, por el trato que le das al relato, algo en verdad digno de leerse para pasar un rato de intriga, de suspenso. Felicidades
      Cada día te superas, pues tienes una gran creatividad, Richard, el entusiasta y creativo Richard, ah, y gran amigo, que es lo mejor.
      Mi voto
      Volivar

      • Avatar de Richard

        Richard

        17 agosto, 2012

        ¡Que importante para mi fue entrar a este espacio y encontrar gente como vos, muy talentoso, humilde, compañero y amigo.!
        Un gran abrazo Volivar.

    6. Avatar de 1000Luna

      1000Luna

      17 agosto, 2012

      Interesante historia con un final muy bueno. Cuando estamos todos sufriendo por Raquel y su familia viéndolos caer en el abismo, en el fin del mundo… Nos sorprendes con ese “terminé” ¡Qué tranquilidad! pienso…Pero luego resulta que esta llegando el fin del mundo. Las estrellas se apagan una a una….
      Me ha gustado mucho. Un abrazo y mi voto.

      • Avatar de Richard

        Richard

        17 agosto, 2012

        Hola Luna.
        Muchas gracias por tus comentarios. Y es grande el placer de saber que fue de tu agrado.
        Un beso.

    7. Avatar de oscardacunha

      oscardacunha

      17 agosto, 2012

      Me ha encantado, como siempre, tu relato Richard. El imperecedero tema de la búsqueda del haShem divino, y ese requiebro final…
      ¿Qué culpa tiene tu pobre perro? Me pregunto. Si se acaba el mundo para nosotros, igual nos lo hemos buscado. Esperemos que el Gran Arquitecto haga honor a su gloria y respete las vidas de los seres inocentes.
      Un Abrazo y mis felicitaciones.

      * Esos pequeños errores se comprenden… se te fue la tecla con la emoción.

      • Avatar de Richard

        Richard

        18 agosto, 2012

        Amigo Oscar.
        Tus comentarios son invalorables para mi. Muchas gracias por hacerlo.
        Y tienes razón, ningún animal debería desaparecer en un apocalipsis. Tendríamos que aprender un poco de ellos.
        Un gran abrazo.

    8. Avatar de

      Martha Molina

      18 agosto, 2012

      Todo lo concerniente con la arqueología me encanta, así sea redactado como historia de ficción. No pude separar los ojos del relato, vaya que estuvo bueno, qué se iban a imaginar esos cuatro que el Manuscrito guardaba el fin del mundo. Madre mía, hay que tener cuidado con lo que se lee. :)
      Un abrazo y mi voto.

      • Avatar de Richard

        Richard

        18 agosto, 2012

        Estimada Martha.
        Es un gran placer saber que te ha gustado.
        Muchas gracias por tus comentarios y por tu compañia.,
        Un beso.

    9. Avatar de María.del.Mar.(Cenicienta-literaria)

      María.del.Mar.(Cenicienta-literaria)

      18 agosto, 2012

      Querido amigo, magnífico, como siempre; me has tenido con el alma encogida hasta el final.
      Lo más sorprendente, que el final del mundo no era ficción.
      De veras, me ha encantado.
      Mi voto y un fuerte beso, amigo.

      • Avatar de Richard

        Richard

        18 agosto, 2012

        Mi querida dama de la literatura.
        Muchas gracias por tus comentarios y por estar siempre.
        Es sumamente placentero.
        Un beso enorme.

    10. Avatar de VIMON

      VIMON

      20 agosto, 2012

      Excelente relato, Richard, entretenido y lleno de suspenso. Felicitaciones, un abrazo y mi voto.

      • Avatar de Richard

        Richard

        20 agosto, 2012

        Nuevamente muchas gracias Vimon.
        Un gran abrazo.

    11. Avatar de FARRANZ

      FARRANZ

      21 agosto, 2012

      Una buena narración que mantiene la atención del lector hasta el final. Felicidades y mi voto

      • Avatar de Richard

        Richard

        22 agosto, 2012

        Hola Farranz.
        Muchas gracias por tus amables comentarios.
        Y muy bienvenido a este rincón.
        Un gran abrazo.

    12. Avatar de

      Musa peregrina

      18 septiembre, 2012

      Excelente narración de inicio a final,resulta ser una interesante aventura. Felicitaciones,tiene mi voto.

    13. Avatar de Richard

      Richard

      18 septiembre, 2012

      Hola Musa Peregrina.
      ¡Pero que honor recibirte!
      Y es un gran placer saber que ha sido de tu gusto el relato.
      Muchas gracias.
      Un beso.

    Escribir un comentario

    Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.