La mina

Escrito por
| 570 | 22 Comentarios

La montaña con sus cumbres nevadas, se eleva majestuosa, imponente, eterna.

Es nuestro destino ya que en sus laderas se encuentra la entrada a una de las minas más importantes de la región.

Es fascinante descubrir esos escenarios escondidos en el corazón de la tierra, que ofrecen su historia regada de luces y sombras, guardando en sus entrañas retazos de vidas pasadas, ilusiones de grandeza y sueños de poder.

Pero lo importante hoy día es que la mina está cerrada y no porque sus venas estén ya secas sino por algo sumamente extraño que ocurrió meses atrás lo que obligó a sus dueños a contratar nuestros servicios con el fin de determinar las causas del hecho.

Somos un grupo de 6 profesionales, un médico, dos físicos, dos geólogos y un Técnico que se encargará de registrar en video la experiencia.

Pero antes un poco de historia. Fue en el año 1937 que se comenzó a extraer  el carbón y otros minerales de esta montaña. En 75 años han sido miles los trabajadores que extrajeron lo que ofrecía generosamente la mina. Nobles trabajadores dedicados a uno de los oficios tal vez más peligrosos del mundo. Y no debemos olvidar a esas abnegadas esposas que los veían todos los días entrar a la mina sin saber si saldrían con vida.

Pasó el tiempo.

23 de diciembre del 2011.

Eran las 6 de la tarde. Todos se comenzaron a retirar en medio de un clima alegre y distendido ya que pasarían las Fiestas con sus familias. La empresa había decidido no trabajar hasta el 2 de enero del 2012. La alegría, el bullicio y las risas cambiaron  la fisonomía del pueblo minero.

Fueron 10 días muy felices para todos hasta que llegó el día para reiniciar tareas.

Ingresaron 50 trabajadores a la mina como cualquier otro día.

Caminaban por las galerías ordenadamente hasta que se encontraron con algo muy extraño; una vegetación espesa, malezas, pequeños arboles, plantas que les impedía avanzar. No era posible algo así. Una vez repuestos de la sorpresa fueron a buscar algunas herramientas. Y a golpe de machetes y cuchillas se abrieron paso.

Unos metros más adelante vieron que la vegetación se extinguía.

Hasta que otro hecho inexplicable se presentó; un líquido viscoso y nauseabundo comenzó a emanar de las paredes. El miedo se apoderó del grupo. Decidieron seguir avanzando para encontrar alguna respuesta lógica a todo esto. Fue entonces que en el fondo de una de las galerías apareció una luz brillante, intensa y muy blanca.

Dudaron que hacer  pero la curiosidad pudo más que el miedo.

Una vez que llegaron a la luz, se detuvieron y luego de unos minutos se sorprendieron al ver que podían ingresar a la misma. Traspasarla. Y lo hicieron. Solo uno no entró y presenció como desaparecieron sus compañeros en la luz. Aterrorizado salió corriendo de la mina.

Una vez fuera, este hombre dio aviso a sus superiores y les narró lo sucedido. Entraron con armas. Avanzaron por la galería y vieron que no había nada; ni vegetación, ni líquido viscoso, ni olor nauseabundo, ni luz brillante. Nada. La única realidad era que  50 trabajadores habían entrado y tan solo uno había vuelto, 49 hombres habían desaparecido en el aire.

Fue descomunal el escándalo.

Los familiares pedían explicaciones, la policía investigaba sin resultados, la empresa buscaba excusas, la prensa explotaba la noticia. Y el relato del testigo que no convencía, nadie le podía dar credibilidad. Luego de 6 meses sin resultados decidieron cerrar la mina.

Y por esto estamos aquí. Han pasado dos meses desde que se cerró y debemos determinar que es lo que realmente ocurrió. Armamos nuestras carpas en la entrada de la mina y pasamos la noche.

Esa mañana amanece realmente fría. El termómetro está helado.

Planeamos ingresar a la misma a las 0900 hs. Cada uno revisa que su equipo se encuentre completo. Nuestro Técnico se queda en el campamento.

Es la hora. Traspasamos el acceso principal y caminamos lentamente.

El frio cala hondo y los corazones laten con celeridad. Nos iluminamos con linternas ya que no hay luz eléctrica.

Avanzamos. Vestigios de vegetación no se encuentran. Seguimos.

No detectamos fluídos viscosos ni tampoco olores desagradables. Al contrario. Se percibe en el ambiente una fragancia muy agradable, floral. Eso si es muy extraño.

Decidimos adentrarnos un poco más y es entonces que encontramos en otra galería la luz brillante. No nos amedrenta y nos acercamos. El calor y la fragancia que emana la luz es una invitación a traspasar ese umbral. Lo hacemos.

La sorpresa es mayúscula. La playa de arenas blancas, agua totalmente cristalina, el cielo de un color azul bellísimo, el sol radiante, una temperatura más que agradable, las palmeras y una espectacular cadena de montañas de fondo.

Es un paisaje perfecto. Una obra maestra.

Nos quedamos extasiados contemplando hasta que alguien interrumpe. “No quiero preocuparlos pero me acabo de dar cuenta que no hay aire en este lugar” comenta nuestra doctora Pilar. Miramos y nos damos cuenta que todo está quieto. Nada se mueve. Una suave brisa. Nada. Nos inquietamos sobremanera al darnos cuenta que no estamos respirando. ¿Donde estamos?.

También nos damos cuenta que no hay seres en el lugar. Estamos solos. O eso creemos.

¡“Miren hacia las montañas”! grita nuestro geólogo Martín.

No podemos dar crédito a nuestros ojos. Son como bolas de algodón flotando sobre el mar dirigiéndose a las montañas para perderse en ellas. Cientos, miles.

Abrumados ya por lo que estamos experimentando pretendemos volver pero no encontramos la luz. Tampoco explicación alguna.

Hasta que una voz muy cálida y firme nos sorprende. Miramos a todos lados pero no vemos a nadie.

“Ni me verán” sigue diciendo la Voz.

¿Quién eres? Pregunta Lourdes, la otra geóloga.

“No es la pregunta correcta, Lourdes” responde.

Germán, nuestro físico, piensa de prisa y dispara: “¿Qué eres entonces?”

“Bien Germán. Soy todo y por lo tanto soy el alma de la montaña. Y creo que se han ganado una explicación”.

“Te escuchamos” decimos al unísono.

“No puedo permitir  que siga el hombre desangrando ni ésta ni ninguna otra montaña, no se crearon para ser perforadas y vaciadas sus entrañas. No hay futuro para el planeta de esta forma. Tampoco para el hombre con este tipo de trabajos que se imponen a si mismos.

Ese 2 de enero se colocaron barreras en las galerías para desalentar de una vez por todas la explotación; vegetación, líquidos viscosos. Pero siguieron avanzando. Con la Luz seguro se aterrorizarían pero no fue así tampoco. Así que decidí abrirles las puertas. Los 49 seres humanos llegaron a este lugar, se les explicó y se les hizo el ofrecimiento que en breve se los haré a ustedes: Se quedan eternamente en este lugar o regresan a sus vidas habituales.

Deliberaron y me transmitieron que por decisión unánime se quedaban todos.

Fue entonces que se despojaron de sus cuerpos humanos y sus almas que ustedes identificaron como bolas de algodón volaron a la eternidad.”

“ Y ahora ustedes deben decidir que hacer”.

Nos miramos unos instantes. Todos sabemos la decisión de cada uno. Pilar y Germán se quedan.

Martín, Lourdes y yo nos vamos.

Se lo comunicamos a la Voz.

“Que así sea”. Nos despedimos entre llantos de alegría y tristeza al mismo tiempo. La emoción es muy grande. Presenciamos el momento del despojo y la partida de nuestros amigos.

Mientras, a nuestras espaldas aparece la luz brillante. La vemos y nos metemos con prisa en la misma para aparecer nuevamente en la mina. Estamos totalmente desconcertados, confundidos.

Miramos a nuestro alrededor y encontramos los cuerpos sin vida de Pilar y Germán.

Los tapamos con mantas y buscamos la salida.

Llegamos al campamento y encontramos el cuerpo muerto de nuestro amigo.

Había dejado una nota: “Presencié todo y decidí quedarme en el Paraíso, la filmación la destruí. Buena suerte. Nos volveremos a encontrar. Ahora sabemos. Pablo”.

F I N

 

 

 

 

 

Comentarios

  1. Avatar de El Moli

    El Moli

    6 agosto, 2012

    Como siempre, ¡Que buen relato Richard! no cabe duda que la ficción es lo tuyo.
    Un abrazo amigo y felicidades.
    Imagino que ya hay proyectos de un libro.

    • Avatar de Richard

      Richard

      6 agosto, 2012

      ¡Amigo rosarino!
      Muchas gracias. Y una de las cosas que le agradezco a este espacio es tener la oportunidad de conocer gente buena.
      Un abrazo de corazón.
      Y con respecto al libro creo que debo seguir aprendiendo. Un poco más adelante.

  2. Avatar de María.del.Mar.(Cenicienta-literaria)

    María.del.Mar.(Cenicienta-literaria)

    6 agosto, 2012

    Bellísimo relato, donde la fantasía cobra protagonismo. Me ha gustado muchísimo como dejas patente el libre albedrío que poseemos los humanos para tomar una u otra decisión.
    Un beso y muchas feliciades, Richard. Mi voto

    • Avatar de Richard

      Richard

      6 agosto, 2012

      Hola Cenicienta.
      Pensaba: ¿Como agradecerle a una dama de la literatura como vos.?
      Sigo pensando.
      Mientras tanto necesito agradecer tus comentarios, tu apoyo, tus acertadas interpretaciones, todo.
      Un beso enorme.

  3. Avatar de oscardacunha

    oscardacunha

    6 agosto, 2012

    Magnífico Richard. Desde la primera frase atrapas la atención de lector que aumenta conforme continúa el relato.
    Yo por mi parte aún sigo dentro, de tu relato, pensando, intentando tomar una decisión. Si no vuelvo a comentar por aquí ya sabes donde buscarme.
    Mi admiración y un abrazo.

    • Avatar de Richard

      Richard

      7 agosto, 2012

      ¡Que felicidad me producen tus palabras Oscar!
      Muchisimas gracias.
      Es un gran honor compartir este espacio con vos.
      Un abrazo.

  4. Avatar de Rafael Baralt

    Rafael Baralt

    6 agosto, 2012

    Un buen cuento de ciencia ficción amigo Richard, mis felicitaciones. Logras captar la atención durante toda la trama. Mi voto y un abrazo,
    Rafael

    • Avatar de Richard

      Richard

      7 agosto, 2012

      Muchas gracias Rafael.
      Es un gran placer te halla gustado y un gran honor recibir tus palabras.
      Un abrazo.

    • Avatar de Richard

      Richard

      7 agosto, 2012

      Hola Sonia.
      Sos muy amable, muchas gracias.
      Y feliz de que te halla gustado.
      Un beso.

  5. Avatar de

    volivar

    7 agosto, 2012

    Richard: como te dan a conocer los compañeros: un excelente cuento de ficción; qué imaginación, que bien escrito. Felicidades.
    Mi voto
    Volivar

    • Avatar de Richard

      Richard

      7 agosto, 2012

      Hola Volivar.
      Muchas gracias por tus palabras.
      Y como le comentara a Moli, lo grandioso de este espacio es haber poder conocer a la buena gente. Y hay mucha acá.
      Un abrazo

  6. Avatar de Macarena Díaz

    Macarena Díaz

    9 agosto, 2012

    Richard, excelente relato, qué gran maestría tienes a la hora de narrar, das cantidad de datos que parece que estamos dentro de una trama real, y las partes descriptivas son geniales. Enhorabuena. Mi voto. ¡Besos!

    • Avatar de Richard

      Richard

      9 agosto, 2012

      Hola Macarena.
      Eres muy amable. Muchisimas gracias por tus palabras.
      Un beso enorme.

  7. Avatar de

    reka

    11 agosto, 2012

    Richard, siempre me sorprenden tus relatos y tu inmensa imaginación, hoy me hubiera gustado despedirme de ti y acompañar a Germán y Pilar al paraiso. Me toca volver a la crisis. Gracias por tu relato, tu narrativa y tu inventiva. Un abrazo

    • Avatar de Richard

      Richard

      11 agosto, 2012

      Estimado.
      Muchas gracias. Es un honor recibir tus comentarios.
      Y con respecto a la crisis que mencionás, escribí sobre ella.
      Te hará bien.
      Un abrazo

  8. Avatar de VIMON

    VIMON

    11 agosto, 2012

    Muy buen relato de ciencia-ficcion, Richard, felicitaciones y mi voto.

    • Avatar de Richard

      Richard

      11 agosto, 2012

      Muchas gracias estimado.
      Tus comentarios son siempre valorados.
      Un abrazo

  9. Avatar de 1000Luna

    1000Luna

    11 agosto, 2012

    Magnífica historia Richard. Me quedo con esta parte que para mi es el mensaje de fondo ” No puedo permitir que siga el hombre desangrando ni ésta ni ninguna otra montaña, no se crearon para ser perforadas y vaciadas sus entrañas. No hay futuro para el planeta de esta forma. Tampoco para el hombre con este tipo de trabajos que se imponen a si mismos.” Siempre es un placer leerte. .

    Un abrazo y mi voto.

    • Avatar de Richard

      Richard

      12 agosto, 2012

      Hola Luna.
      Que enorme placer saber que te ha gustado. Y tenés razón con respecto al mensaje. Exquisita sensibilidad la tuya.
      Muchas gracias por todo.
      Un beso.

  10. Avatar de Ereshkigal

    Ereshkigal

    26 octubre, 2012

    Maravilloso relato, Richard, con una atmósfera muy buena y que me recuerda mi miedo no reconocido a los lugares cerrados y a la montaña ( ¡ son tan imponentes!), pero no quiero perderme en mis divagues, coincido con 1000Luna en el mensaje de fondo, y aunque hacía tiempo que no leía en Falsaria tengo que sacudirme las telarañas de la pereza y ponerme a disfrutar ya de textos como éste.
    Saludos.

    • Avatar de Richard

      Richard

      27 octubre, 2012

      Hola.
      Muchisimas gracias por tus comentarios y por tu tiempo.
      Eres muy bienvenida también.
      Un beso.

Escribir un comentario

Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.