Lo que Sonia no quiere perder

Escrito por
| 893 21 |

    Había decidido que no pasaría otro día sin arreglase los pies, un momento antes de que llamaran a la puerta.

    Y allí estaba Carlos y la misma sonrisa de siempre en la cara. Y también esta vez lo hizo entrar; aunque, y ella lo sabía, la casa no estaba recogida y limpia como a él le gustaba. Sin mediar palabra, él le dio un beso en la mejilla y entró. Caminó con familiaridad hacia la barra, que partía en dos el salón de la casa de Sonia. Y se sirvió un martini blanco con tanqueray y mucho hielo, como siempre. Ella no podía dejar de mirarlo. Le gustaba todo lo que hacía y cómo lo hacía; le gustaban sus muslos bajo el tejano, y sus manos. Lo que más le gustaba eran sus manos; de pianista, le decían, y también de ginecólogo. Y observar sus dedos, que para ella destilan suavidades, la vuelve a llevar al mismo lugar de siempre. Sabe que a partir de ese momento ya no puede oponerse. Y se deja acariciar el pelo, que recién lavado está liso y dulce, como siempre lo hacían las manos de Carlos.

    Si se lo hubieran preguntado, hubiera dicho que en este momento no entendía por qué se habían separado. Sabía que nunca volvería a sentir lo mismo con nadie. Nadie sería capaz de besarle las rodillas como Carlos lo hacía ahora, ni tendría esa forma tan suya de descalzarla.

    No se dio cuenta, pero sus muslos, allí donde se juntaban, ya estaban mojados. Él avanzó hacia allí, deslizando las palmas de las manos desde las rodillas muy despacio, y ella creyó que temblaba. Cuando Carlos hundió la boca en el vello de su pubis supo que llegaría hasta el final y que todo aquello era como dejar de respirar. Él lleva ahora sus labios a los de ella y los besa despacio; huelen a ella y ella lo nota y deja que penetre en su boca la boca de Carlos.

    Sin saber cómo están desnudos y abrazados sobre el edredón blanco tirado en el suelo con el que a veces ella se cubre. Cuando dejan de besarse él le acaricia con la lengua la cintura y son ahora los dedos de sus pies los que recorren los muslos de Carlos, que tiemblan. Ella lo espera, y Carlos se moja sólo entre el edredón blanco y la sombra morena de la línea del vello que le recorre la piel desde el ombligo. Abajo, de la ingle le emana ese olor que llena la casa y a ella tanto la excita. Cuando los dientes de Carlos separan despacio los dedos de sus pies pequeños y blancos dentro de la boca, a ella le recorre la espalda la primera ola de un rumor insoportable que él respira enloquecido. Ella no sabe qué ocurre, nota solo cómo sus pies salen una y otra vez de la boca de Carlos, que arde.

    Después, cuando al fin caen del cielo, ella recuerda que había decidido no volver a verlo y que no pasaría otro día sin arreglarse los pies.

     

    © Manuel López Rey, 2011

     

    Comentarios

    1. Avatar de ZusiOns

      ZusiOns

      1 agosto, 2012

      Salamandra, a mi me dedican esto y me quedaria se piedra, dejando a un lado el tema erótico (que además de sugerente me pareció muy bello) la narración tiene el ritmo y la intensidad precisas. Me he sentido una voyeur. Maqroll mis felicitaciones y voto.

      • Maqroll

        1 agosto, 2012

        Hola, Zusi. En su día, y después de leer un poema de Salamandra sobre los pies (me aseguró que eran los de su mujer) le dije que le dedicaría la publicación de este relato, también fetichista. De ahí la dedicatoria.
        Gracias por tu comentario. Me alegra que te haya gustado. Y ya sabes, si alguno de tus textos me inspira o me recuerda a alguno de los míos, pues te lo dedicaré.
        Mucha mierda en tus trabajos como actriz y saludos.

    2. Avatar de SALAMANDRA

      SALAMANDRA

      1 agosto, 2012

      Amigo Maqroll Si mi serie Fetiches dió para crear esta hermosa prosa me felicito y a Ti te agradezco en todo lo que de un poeta a otro le signafican las palabras
      Agradecido Samandra

      • Maqroll

        1 agosto, 2012

        Salamandra, yo no soy un poeta de tu altura; lo mio es la prosa, donde hago lo que puedo. Pero es cierto que tus poemas son muy sugerentes y ponen en movimiento la imaginación. Me alegro de que te haya gustado (si después de la dedicatoria resulta que te parece una…, pues estábamos apañados, jajajajaja). Po lo tanto me alegro de que te haya gustado.
        Saludos.

    3. Avatar de oscardacunha

      oscardacunha

      1 agosto, 2012

      El relato, magnífico. El título y el propósito de Sonia compresible después de leer el relato Sólo tengo una duda y no es literaria, ¿los dos pies a la vez? Creo que en algunos países eso no es legal.
      Un aplauso gorila, este sí que me ha gustado.

    4. Avatar de Maqroll

      Maqroll

      1 agosto, 2012

      ¡No te puedes imaginar lo que se puede llegar a hacer con los pies! Jjajajajajaja.
      Gracias por tu comentario.
      Saludos.

      • Maqroll

        2 agosto, 2012

        Gracias, Cenicienta (es una gozada escribir tu alias). Me alegra que te haya gustado y aú más que lo comentes.
        Saludos.

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        2 agosto, 2012

        Gracias, Cenicienta, por tu voto y sobre todo porque me leas y comentes.
        Saludos.

    5. Avatar de

      reka

      2 agosto, 2012

      Sigo opinando que aunque todos lo intentamos es muy dificil hacer un buen relato erotico,Maqroll. Pero que además tenga callos eso si es aún más dificil. Enhorabuena, tu lo conseguiste. Me gusto el relato. Un saludo y mi voto

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        2 agosto, 2012

        Gracias, reka. Agradezco los votos, pero aún más los comentarios.
        Saludos.

        • Avatar de

          reka

          5 septiembre, 2012

          Quiero aprovechar este espacio para darte, sinceramente, las gracias por el enorme y desinteresado trabajo que has hecho en mi relato. Estoy empezando, y tengo muchisimas ganas de aprender. Lejos de molestarme me motiva mucho, Maqroll. Un fuerte abrazo.

    6. Avatar de ZusiOns

      ZusiOns

      3 agosto, 2012

      Queda dicho jajaja. Muchas gracias Maqroll, lo mismo haré yo. Un saludo.

    7. Avatar de Rafael Baralt

      Rafael Baralt

      5 agosto, 2012

      Amigo Manuel, realmente sugerente este relato. No es nada facil hacer narrativa erótica, sobre todo lograr que le lector se integre a la trama como sucedió en mi caso. Felicitaciones y mi voto.
      Saludos,
      Rafael Baralt

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        5 agosto, 2012

        Gracias, RBaralt. He recibido también tu comentario en mi blog y en “La historia que no se ve”. Muchas gracias por tus consideraciones.
        Saludos.

    8. Avatar de spanjaard

      spanjaard

      14 noviembre, 2012

      Maqroll, he leído con detenimiento y reconozco que la literatura erótica me parece de una construcción dificilísima. Este relato es muy equilibrado. Seguiré rastreando vuestros escritos ya que soy un recién llegado y ando bastante perdido todavía. Saludos.

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        14 noviembre, 2012

        Gracias por leerme y seguirme, y bienvenido.

      • Maqroll

        3 diciembre, 2012

        Lo lamento; otra vez será. Gracias por comentar

    9. Avatar de Álex Azkona

      Álex Azkona

      21 diciembre, 2012

      Un buen ejemplo de cómo lo simple y cotidiano también es bello.

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        21 diciembre, 2012

        Gracias por comentar, Alex. Me alegro de que te haya gustado.
        Saludos.

    Escribir un comentario