Palabras I – Locura

Escrito por
| 255 | 9 Comentarios

Locura:

Ella observa sentada en la rama de un árbol. Mira a la gente que pasa bajo sus pies presa de una profunda curiosidad. Día tras día pasa horas allí observando, preguntándose a dónde irán todas esas personas, por qué llevarán tanta prisa, qué irán a hacer, quién las estará esperando. Aún nadie nota su presencia y ella los ve a todos. Se pregunta entonces si acaso existe, o si sólo existirá cuando alguien alce la mirada y la encuentre.

De pronto siente una profunda tristeza, pues piensa que tal vez no existe. No forma parte de nadie, no va a ningún lugar, nadie la espera, nadie la extraña, nadie la necesita, nadie la conoce… nadie.

Entonces piensa que si tuviera una misión, una tarea pendiente, un lugar que visitar o algo que hacer, existiría, pues entonces sólo ella podría ocupar ese lugar o realizar esa tarea que le corresponde. Pero un escalofrío la recorre al darse cuenta de que no tiene nada que hacer, no hay nada que visitar, nada le ha sido encomendado… nada.

Es por esa razón que está en la rama del árbol viendo a la gente pasar, porque no es nadie y no tiene nada que hacer. Nada, nadie, son palabras que la persiguen y la hacen concluir que definitivamente ella no existe, que es un ente etéreo, que puede verlo todo pero no puede ser vista. Nadie la ve, nada es para ella. Pero a ella no le gusta eso, quiere existir, lo desea por encima de todo.

Sentada en su fría rama y con la vista fija en sus pies descalzos se pregunta qué debe hacer para existir, para dejar de ser etérea. Tras discurrir un rato y analizar la situación observa que la gente está muy lejos y piensa que, tal vez, si se acercara más a ellos, alguien podría verla. Si alguien la viera entonces dejaría de ser etérea. Es por ello que decide que la forma más sencilla de existir es bajar del árbol y acercarse a la gente.

Así lo hace. Ella separa sus manos de la rama al tiempo que se impulsa hacia el frente. Mientras se acerca al piso sonríe, se aproxima a la gente. Siente que se acerca rápidamente al lugar donde tiene la posibilidad de cumplir su deseo.

Dolor. Un intenso y punzante dolor se apodera de ella, cada parte de su cuerpo se queja y ella se pregunta si eso forma parte del comienzo de su existencia, se pregunta si así se siente el nacer, en su interior cree en eso. Está naciendo.

El dolor empieza a remitir y ella intenta abrir los ojos, pero de pronto se siente muy cansada, sus ojos permanecen cerrados, sin embargo sus oídos perciben ruido, gente. La gente hace más ruido del que ella creía, le parece escuchar unos gritos y unas voces que parecen decir una palabra… le cuesta entender lo que oye, apenas distingue los sonidos entre los gritos. Se concentra en una voz cercana. ¡Una ambulancia! Eso es lo que repite la voz que está más cerca de sus oídos.

Pero ella no se conforma con oír, quiere ver lo que pasa, confirmar que ha nacido al fin, que ya no es etérea. Hace un esfuerzo por abrir los ojos. Su cuerpo es más pesado que cuando se encontraba en su rama y podía hacer bailar sus pies o mover su cabeza o sus manos sin problema. Ahora parece que un imán le impide moverse. Ella comprende al fin lo que le sucede, se da cuenta de que su cuerpo tiene un nuevo peso, que sus movimientos son torpes porque no está acostumbrada a él, que solo necesita un poco de concentración y de tiempo para aprender a moverse nuevamente. Se concentra y después de varios intentos logra abrir un poco sus ojos. Hay algo borroso frente a ella, muy cerca de su rostro. Intenta enfocar y se sorprende al descubrir que a unos centímetros está otro rostro, que hay unos ojos mirándola y una boca hablándole. Ella se emociona, alguien la ve, ya no es etérea. Ha nacido, existe. Su rostro dibuja una mueca y mientras sus ojos se cierran, ella sonríe. Oscuridad. Frío. Silencio.

 

Al día siguiente todos en la ciudad hablaban de ella, de la chica que se tiró del balcón de un tercer piso, de cómo la ambulancia legó tarde, de cómo aquél buen hombre intentó ayudarla pero no pudo hacer nada… Lo que la gente no sabe es que aquel buen hombre hizo más que ninguno por ella, que la hizo existir, que dejó de ser etérea gracias a que el la vio. Sólo en ese momento, ella fue feliz.

Comentarios

  1. Avatar de VIMON

    VIMON

    19 agosto, 2012

    Buen relato, Agatha, saludos y mi voto.

  2. Avatar de Agatha

    Agatha

    19 agosto, 2012

    Muchas gracias Vimon, me alegra que te haya gustado.

  3. Avatar de 1000Luna

    1000Luna

    19 agosto, 2012

    Hola, Agatha. Me ha encantado tu historia, sorprendente final. Tengo que decirte que a medida que leía iba dándole diferentes interpretaciones a tu historia. Primero pensé en una chica incomprendida, aislada del mundo por algún problema. Luego, en un ente y al final pensé que era un feto y su llegada al mundo. El magnífico final me devolvió a mi primera interpretación pero con un fatídico final para la chica.

    Ahí va mi voto. Un saludo.

  4. Avatar de SALAMANDRA

    SALAMANDRA

    20 agosto, 2012

    Estupendo relato Agatha manejas el suspenso magistralmente y nos vas llevando al desenlace paulatina pero inexorable felicitaciones y mi voto

  5. Avatar de Agatha

    Agatha

    20 agosto, 2012

    Muchas gracias 1000Luna y SALAMANDRA, me alegra haber conseguido crear ese ambiente de misterio e incertidumbre a lo largo del texto. Es un placer compartir mis textos con vosotros y recibir vuestras opiniones.

    1000Luna, me ha gustado mucho leer tu interpretación y haber logrado crear una especie de desconcierto y ver que el final no te ha decepcionado.

    Nuevamente gracias.

  6. Avatar de El Moli

    El Moli

    20 agosto, 2012

    Agatha, antes leí tu poesía, pero como no es lo mio solo me gusto. Ahora leo esto que es increíble, como logras el suspenso, como lograste atraparme hasta el final tratando de adivinar que podría ser tu personaje, para encontrar un final estupendo y muy sublime. Le diste vida, felicitaciones.
    Un abrazo

    • Avatar de Agatha

      Agatha

      21 agosto, 2012

      Muchas gracias por comentar. Me alegra haber conseguido atraparte hasta el final del relato y dejarte con curiosidad de ver de que se trataba exactamente y de saber como acabaría.

      Un abrazo.

  7. Avatar de T.H.Merino

    T.H.Merino

    21 agosto, 2012

    Cadencia adecuada, frases y palabras medidas, final sorpresivo… : excelente relato. Mi parabién y mi afecto. T.H.Merino

  8. Avatar de Nightcrawler

    Nightcrawler

    18 septiembre, 2012

    Anoche vi una película de un director muy prestigioso que no me gustó porque a los dos minutos ya se me había ocurrido cuál podía ser la tesis que implicaba el giro final del guion. Sorprender narrando es difícil y cada vez más. Pero aquí se consigue que uno esté atento al desenlace que le explique las distintas tesis que vas imaginando según lees. Es un relato amargo y con una cierta moraleja: una sola sonrisa puede tener más importancia de la que imaginamos.

    Enhorabuena.

Escribir un comentario

Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.