Cuando los vencejos te pitan en la oreja

Escrito por
| 599 22 |

    —¿Turista?

    —¡No! —contesté—. Avería

    —¡Nada grave! —me soltó el anciano—, siéntate y tómate un cafelico. En diez minutos estará reparado.

    Le miré sorprendido. Anciano de pueblo, el típico, cabeza y boina todo uno; debajo, la nariz, enorme, con buena mata de pelillos asomando. Su mirada aún seguía siendo joven, pero dura, brillante; unos claros ojos grises, y mentón poderoso; la mano bien agarrada al bastón preparada para arrancarte la cabeza de un mandoble.

    —En este pueblo no se puede arreglar nada importante, si fuese grave no te habrían traído aquí.

    —El de la grúa me ha dicho que seguramente será la batería.

    —¿El Jacinto? ¡Ese qué sabrá!

    »¿Tienes gasolina?

    —Sí.

    —Pues entonces la batería, te lo digo yo.

    Guardó silencio mientras el barero me sacaba el café que yo no había pedido. De nuevo solos, se me acercó mientras miraba a ambos lado de la callejuela susurrándome al oído:

    —Este también es un jodído comemisas.

    —¡Vaya! —solté. No se me ocurrió nada mejor.

    —¿Tú también estás harto?

    —¿De quién? —pregunté.

    —¡De Él! —hizo un gesto con la cabeza amenazando con su potente nariz hacia arriba.

    Eché un vistazo al balcón situado sobre la terraza del bar.

    —¡No, no, más arriba! —No contento con estirar el cuello levantó el bastón con tal energía que tuve protegerme la cara con los brazos, y señaló al cielo que esa mañana se presentaba con un azul agotado.

    —¡El de arriba, cojona!

    —¡Ah! Se refiere usted a …

    —¿Tu ves la tele? —me interrumpió.

    —Poco, para lo que…

    —¡Pues haces mal! —me volvió interrumpir. El anciano, con su tono autoritario, no me dejaba hilar más de tres palabras seguidas.

    »La tele te hace pensar —Me miró fijamente con sus ojos grises mientras se golpeaba la boina con su dedo medio.

    »Yo veo muchos reportajes. A veces me sorprendo, embrujado, viendo un paisaje, tanta belleza me abruma, me parece… magia, y si hay magia me digo: ¡tiene que haber un mago!

    »También me gustan mucho los que nos enseñan las estrellas, ese infinito en el que, de momento, dicen que solo hemos conseguido descifrar una minúscula parte. Es una obra grandiosa, una maravilla de la ingeniería en continuo movimiento, y me digo: ¡tiene que haber un ingeniero!

    »¿Me sigues? —preguntó mientras agarraba con fuerza el mango redondeado de su bastón.

    —Sí, por supuesto —respondí escuetamente antes de que me interrumpiera y atento a cualquier movimiento de la estaca. Sentí como me incrustaba la fuerza de su poderosa mirada.

    —Los que no comprendo son los de África y el hambre, el cadáver de un niño, de lo que nunca pudo llegar a ser un niño, abandonado al borde de un camino diez metros antes del cuerpo sin vida de la que nunca logró ser una madre.

    »¡¿El puto mago es ciego?! —gritó.

     

    »Y qué me dices de las catástrofes naturales, cadáveres apilados, familias rotas, esperanzas, sueños… todo destruido porque algo ha fallado.

    »¡¿No había un ingeniero?!

     

    Durante unos instantes me miró estableciendo un silencio que solo el pitido de los vencejos se atrevió a interrumpir.

     

    »¿Sabes? Todo empezó con mi padre, lo mataron en la guerra civil, justo un año después de que yo naciera, no tengo ningún recuerdo de él.

    —¡Lo siento! —me apresuré a soltar.

    —¡Na, na, ya pasó! Pero el que lo fusiló, quien después fue alcalde de este pueblo, también fue creado a imagen y semejanza de Él, con sus mismos instintos.

     

    »¿Has conocido a algún loco?

    —No…, no en persona —contesté.

    —¡Yo sí! y no están locos, ¡solo están hartos!

     

    A media mañana salí del pueblo, los dos tenían razón había sido la batería. Pero no podía borrar de mi cabeza las últimas palabras de Jacinto.

    —Le he visto a usted entretenido con Don Andrés, es el párroco del pueblo.

     

    Oscar da Cunha

    http://oscardacunha.blogspot.com

    22 de septiembre de 2012

    (Equinoccio de otoño)

    Comentarios

    1. Avatar de Richard

      Richard

      22 septiembre, 2012

      Enorme cuento amigo.
      Sutil y reflexivo.
      Y que decir de Don Andres; poco ortodoxo, enorme, sabio, simple y profundo. Mucho dolor.
      Maravilloso.
      Un gran abrazo y un gran voto.

      • Avatar de oscardacunha

        oscardacunha

        23 septiembre, 2012

        Gracias Richard, un honor recibir un elogio de tu parte, pero eso ya lo sabes…
        ¡Ya ves!, la ortodoxia de Don Andrés se la llevó el pitido de los vencejos, demasiada televisión…
        Un abrazo compañero.

    2. Avatar de 1000Luna

      1000Luna

      23 septiembre, 2012

      Brillante historia Oscar. Me identifico con Don Andrés hasta en lo de no ver la tele. Hay tantas cosas en este mundo que no se entienden o que no se quieren entender.

      Un abrazo y mi voto :-)

      • Avatar de oscardacunha

        oscardacunha

        23 septiembre, 2012

        Igual son los locos los únicos que entienden de verdad las cosas de este mundo, y del otro.
        Abrazos Mil, y gracias por tu compañía.

    3. Avatar de VIMON

      VIMON

      23 septiembre, 2012

      Excelente relato, Oscar. Un abrazo y mi voto.

      • Avatar de oscardacunha

        oscardacunha

        24 septiembre, 2012

        Gracias maestro, un placer saberme leído por ti. Un abrazo.

    4. Avatar de Elthan

      Elthan

      23 septiembre, 2012

      Bien creado en justa medida, hay algo que te mantiene atento pues esperas, quizas que una neblina caiga, algo que pudiesie ser tal vez un giro de tuerca en esta rueda de engranajes.

      Lo otro hay sinceridad del anciano que es palpaple

      • Avatar de oscardacunha

        oscardacunha

        24 septiembre, 2012

        En efecto pero no quise apretar el tornillo, que cada uno saque sus propias conclusiones.
        Gracias por leerme Ethan, un abrazo.

    5. Avatar de ENRIQUEJUNTOS

      ENRIQUEJUNTOS

      23 septiembre, 2012

      Entrañable relato este que cuentas. Felicidades Oscar. Un abrazo y mi voto.

      • Avatar de oscardacunha

        oscardacunha

        24 septiembre, 2012

        Sí, pero con la dosis de cordura de los hartos.
        Abrazos y gracias enriquejuntos

    6. Avatar de Maqroll

      Maqroll

      23 septiembre, 2012

      Me gusta encontrarte por aquí. (Del relato doy por hecho que sabes que no es de lo mejor que has escrito, pero te voto para que opinen en la Portada). Saludos.

      • Avatar de oscardacunha

        oscardacunha

        24 septiembre, 2012

        Gracias Gorila, ya sabía que tú lo ibas a leer con atención, te has quedado con la clave del apunte, y te lo reconozco. Pero hay veces que es conveniente para los que no somos eruditos en el tema, como es mi caso, experimentar, dejar que lo que uno tiene en la cabeza pase directamente al papel, tal cual, y ver las respuestas, es un método estimulante.
        Un abrazo y no te desanimes, la próxima te gustará más.

      • Avatar de oscardacunha

        oscardacunha

        24 septiembre, 2012

        Gracias Doña Cenicienta, maga de las letras. Un orgullo tu comentario, por ser de quien viene. El anciano tenía su punto de peligro, pero sí, sabio.
        Un abrazo.

    7. Avatar de

      Martha Molina

      23 septiembre, 2012

      Me gusta la manera de opinar del anciano; aunque me pareció que faltó más narrativa en la historia.
      Un saludo.

      • Avatar de oscardacunha

        oscardacunha

        24 septiembre, 2012

        Tomo nota de tu apunte Martha, vuestras opiniones son las que me ayudan a seguir y conseguir.
        Gracias amiga. Nos leemos.

    8. Avatar de oscardacunha

      oscardacunha

      24 septiembre, 2012

      Gracias Diadenes, pero no todo el monte es orégano.
      Te debo una visita por tus escritos, nos leemos.
      Un abrazo.

    9. Avatar de nanky

      nanky

      25 septiembre, 2012

      Excelente relato Oscar, me pareció realmente muy pero muy bueno. Vale más que un voto, pero no se permite incorporar más cantidad. Un gran abrazo desde Buenos Aires.

      • Avatar de oscardacunha

        oscardacunha

        25 septiembre, 2012

        Muchas gracias compañero. Tu comentario es un estímulo para mis devaneos literarios.
        Fuerte abrazo desde San Sebastián.

    10. Avatar de

      volivar

      30 septiembre, 2012

      Oscar, no había leído esto. Hoy lo hice. Tu estilo me hace recordar al vienés Stefan Zweig… pues, al igual que este autor, tú también escribes con lenguaje fluido, ligero, que lleva directo al objetivo. Esto lo expreso porque ahora mismo estoy en la novela titulada Noche Fantástica del señor Zweig.
      Mi voto (desde hace unos días está punteado)
      Volivar

    11. Avatar de oscardacunha

      oscardacunha

      30 septiembre, 2012

      ¿Sabes? Te echaba de menos. Una alegría leer de nuevo tu compañía. Disfruta de Zweig él sí es un maestro.
      Un abrazo amigo.

    Escribir un comentario

    Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.