El Bicho

Escrito por
| 288 | 7 Comentarios

Me llaman Bicho y hoy he soñado que voy a morir.

 

Siento placer, tío.
¿Has sentido placer alguna vez?
El poli aletea los brazos como azotado por una fuerte corriente. Tan solo es un poco de carroña para otro ave de mayor tamaño. Abro los ojos y la sangre colma mi boca. Me ahogo de tanta sangre. Me ahogo, muchacho. Qué me dices, ¿te gustaría oír el estertor de un padre? ¿Qué me dices de aquel chico que se enamoró de la coca en una fiesta de cumpleaños?
Escúchame bien,
hermano.
Ese soy yo.

Hoy me he despertado respirando con dificultad y con el gusto del acero bien adentro en mi paladar. Una suave claridad filtraba la persiana mal cerrada. Sara descansaba a mi lado. Le sudaban los pies. Junto a la ventana dormía nuestro hijo. Abrí el cajón de la mesilla, saqué el revólver y comprobé que estaba cargado. Besé el hierro y tiré del percutor y dije “amén” y me levanté de la cama y me acerqué al lado de Sara para ocultar su rostro bajo la almohada y luego presionar la tela con una mano, antes de apretar el gatillo.
La mano de Sara quedó boca arriba con los dedos afilados apuntando al techo. No había rastro de sangre en la tibieza de las sábanas. Junto a la ventana mi hijo se había despertado y yo me acerqué con tristeza a la cuna. Ahí estaba con su pijama agitando piernas y brazos. Presioné su barriga con la punta del cañón y él me miraba y reía divertido. En la ventana pude ver mi reflejo duplicado. El brazo extendido. Polvo minúsculo y briznas bailoteaban en la penumbra.

En el edificio de enfrente alguien enciendió una luz; ladraban uno o dos perros en la distancia: lobos recortados sobre la luna blanca; hombres y no alimañas. Dejé el revólver en el cajón de la cómoda y enciendí el televisor. En la pantalla aparecieron los Bee Gees vistiendo ropas psicodélicas. Entré al baño. Me dolían los ojos, también el rostro, y los huesos y los tendones… Busqué apoyo agarrándome al lavabo y acompasé mi respiración. Lo hice hasta adormecerla, antes de apretar los ojos.
Escupo.
Vomito.
Feel the city breakin’
And everybody shakin’
Peolpe
Stayin’ alive, stayin’ alive

Comentarios

  1. Profile photo of VIMON

    VIMON

    11 septiembre, 2012

    Una instantanea de un momento espeluznante. Un relato cuidadosamente detallado y rematado con la cancion de Bee Gees. Tan solo me hubiera gustado saber el “por que”, si es que existe. Un abrazo, Josefa, y mi voto.

  2. Profile photo of Josefa Mendoza

    Josefa Mendoza

    11 septiembre, 2012

    Gracias Vimon por el comentario. Conocer el por qué…, esa es una buena pregunta. Tal vez el relato forma parte de algo más grande. El día que la bombilla se encienda sobre mi loca cabecita, te lo haré saber. Hasta entonces es una tan solo una pequeña escena.

  3. Profile photo of antoniosib

    antoniosib

    11 septiembre, 2012

    Estoy de acuerdo con Vimon; sin una razón, el relato queda incompleto. No obstante está tan bien relatado que te doy mi voto.

  4. Profile photo of

    volivar

    12 septiembre, 2012

    Josefa Mendoza: he seguido todas tus narraciones; y las he comentado; a veces las publican y en ocasiones no; los señores de Falsaria me explican que cuando el sistema detecta muchos comentarios surgidos en breve tiempo y con el mismo contenido, pasan a spam.
    Los señores organizadores de la red me perdonarán, pero les hago saber que dedico mucho tiempo a leer, y lo hago con rapidez, como he acostumbrado; así es que por esta causa no encuentro la razón para eliminar comentarios de este servidor y amigo; en cuanto a que tienen el mismo contenido, creo que así es, en verdad, pues sólo comento las publicaciones que me agradan y por supuesto que en mi interior surge el mismo comentario, de aceptación, de impulsar al escritor. Si no tiene estética el escrito, según mi opinión, simplemente cierro la bocota, es decir, me declaro de dedos caídos.
    -0-
    Amiga, en cuanto a tu narrativa, me gusta tu estilo, tu maestría para desarrollar el tema, la pulcritud de tus letras llenas de arte. Es cruel el contenido, pero se justifica porque los actos violentos están allí, en un rincón de la sesera humana, y salen a relucir a la hora menos esperada.
    Mi voto
    Volivar

    • Profile photo of Josefa Mendoza

      Josefa Mendoza

      12 septiembre, 2012

      Hola Volivar. Estaba comiendo en la oficina cuando he leído este mensaje tuyo que por un momento ha conseguido sonrojarme. Te lo agradezco. Seguiré subiendo textos a esta plataforma, y espero que sigas apreciándolos.
      Lo que dices respecto a los comentarios que publicas y que pasan a spam, no me parece justo. Al fin y al cabo falsaria es una “red social literaria”. Tan importante es un escrito como el posterior comentario de un lector sobre el mismo.
      Un abrazo.

  5. Profile photo of Enroque

    Enroque

    30 septiembre, 2012

    A mí me parece que el texto es impresionante. Sin más-

    • Profile photo of Josefa Mendoza

      Josefa Mendoza

      21 noviembre, 2012

      Hola Enroque. Gracias por tu comentario y por leer el texto. Un abrazo.