Primera vez

Escrito por
| 302 5 |
    Y entonces decidí entregarme al momento, mi miedo invadía cada uno de mis músculos, era como si mi cuerpo se negara a entregarse por primera vez. Cada vez ella me besaba con más deseo, yo sentía sus labios arder, su lengua desatada, buscando cada parte dentro mi boca. Sus manos recorriendo todo mi cuerpo sin un poco de decencia, me puso sus manos sobre sus senos, eran perfectos, aún con la blusa puesta, el aire comenzó a faltarme, mi cuerpo experimentaba sensaciones que nunca había pensado. Sentía como la sangre subía hasta mi cabeza, y recorría todo mi cuerpo hacia abajo hasta llegar a mi miembro, que en cuestión solo de segundos ya estaba sumamente excitado.

    Comenzó a desnudarme, primero la camisa, tomó mi cuerpo con fuerza, al acariciar mi espalda yo me estremecía, no podía creer que eso estuviera ocurriendo, si tan solo yo tenía 16 años y ella 24. Quitó su blusa, no traía sujetador, tenía unos senos impresionantes, no eran grandes, pero tampoco pequeños. Eran perfectos para perderme en ellos durante horas, los tomé con mis manos, no podía evitar que temblaran mientras ella besaba mi cuello, con una mano rosaba mi espalda y la otra mano la mantenía dentro mis pantalones. Era ya demasiada presión para mí, ella continuó desnudándome hasta dejarme completamente sin nada, yo ya no podía soportar más, estaba a punto de explotar, pero me daba pena ¿Qué tal si terminaba demasiado pronto? Y así fue, ella me tiró al sillón mi comenzó a besar mi pene, la respiración fue tan fuerte que no podía disimular el nervio. Fue vergonzoso, pero ella no se detuvo, “Estas cosas pasan, y más ahora que aún eras virgen”, Se desnudó casi por completo y comenzó la batalla de lenguas. Un beso, otro beso, uno más hasta que volví a excitarme.

    Ahora el calor era más fuerte, sentía sus pechos desnudos sobre mí, retorciéndose de placer, rozando su sexo aún con ropa interior con el mío desnudo, acaricié su cintura, eran tan suave y perfecta que me sentía en un sueño, la recorrí hasta sus nalgas, creí que nunca llegaría hasta allí. Ella dio la vuelta y me metió entre ella, suavemente retiré su sexy ropa, dejando al desnudo eso que tanto deseaba yo. Me acerqué un poco para sentir el calor de su vientre tibio en mi cara y le besé cada centímetro de ella. Estaba extremadamente húmeda, lo que fue delicioso e inolvidable.
    El resto de la historia prefiero que lo imaginen, no lo contaré, solo me limitaré a decir que fue la experiencia más rica que he tenido, una mujer mayor puede enseñar a un niño mucho más de lo que uno se imagina.

    Comentarios

    1. Avatar de VIMON

      VIMON

      27 septiembre, 2012

      Un relato muy erótico pero bien redactado. Deja esperando mas. Saludos y mi voto.

    2. Avatar de Lidyfeliz

      Lidyfeliz

      27 septiembre, 2012

      Muy buen relato erótico. Seguilo por favor!. Mi voto

    3. Avatar de

      volivar

      29 septiembre, 2012

      Qué erotismo, amigo, muy bien narrado. Felicidades.
      Mi voto
      Volivar

    4. Avatar de Per

      Per

      30 septiembre, 2012

      Un maestro! Muy bien logrado, voto!

    5. Avatar de LUCIA UO

      LUCIA UO

      3 octubre, 2012

      Me ha encantado. Nos has descrito muy bien las emociones que has experimentado. Que bueno que fue tan placentera tu primera experiencia.
      Espero que aún no tengas 16.
      Un gran abrazo,
      Lucía

    Escribir un comentario