Recuerdo

Escrito por
| 136 | 4 Comentarios

La imagen clarita. Domingo. Primavera-Verano; cuatro y media, cinco de la tarde. El, arregla una bici, pinta la casa, o trata de hacer arrancar alguno de los desparpajos que teníamos como auto. Yo, miro. Miro como si estuviera viendo un experto. La cara seria, concentrado, parecía que estaba por desarmar una bomba. Si lo lograba, seguro que el 4L iba a andar el doble de rápido, y pancho (como nos habían hecho creer mis viejos que se llamaba el auto) no nos iba a dejar mas en el medio de la ruta, y los tres mas chicos no lo íbamos a tener que acariciar más, ni hacerle mimos y hablarle con dulzura para que arrancara otra vez (porque lo hacíamos y con qué amor ademas). Al final, siempre arrancaba. Siempre. Y siempre se nos salia una sonrisa de gol cuando se bajaba del auto andando. Seguro en un par de días iba a estar en reparación otra vez, pero ese día, fa, éramos Dios.

Ya el sol, cansado de estar mirando gente todo el día, comenzaba a empezar a caer. Nosotros seguíamos renegando o festejando, siempre con Continental de fondo. Esperando a las cinco y media a que apareciera Apo con esos cuentos geniales de fútbol de Fontanarrosa o Eduardo Sacheri. Cuando empezaba el relato él decía, escucha, y yo escuchaba. Y me reía tanto como tantas veces me ponía triste. Es que entre la voz del tipo y los cuentos te metías a un mundo mágico del que no querías salir jamas, pero enseguidita atrás, se escuchaba a Victor Hugo y empezaba el partido. Los goles de Boca. Los gritos que pegaba mi viejo y que me hacían cagar en las patas, porque siempre me agarraba desprevenido. No sabía escuchar la radio como ahora. Como aprendí en esa época, con él. No sabia ver el partido por la voz de Morales. Después, los mates. Que cosa horrible, como pueden tomar eso, me preguntaba yo cuando era pibito y no entendía la mística de esa infusión maravillosa, de la que ahora, con orgullo, soy adicto gracias a mis viejos. Y así, pasaba un domingo en el pueblo.

Recuerdo. La imagen, clarita. El, arregla una bici, pinta la casa, o trata de hacer arrancar alguno de los desparpajos que teníamos como auto. Yo, Crecía.

Comentarios

  1. Avatar de Per

    Per

    27 septiembre, 2012

    ¡Estupendo! Que sencillez, que claridad y que contexto único para contar algo tan humano como sentido. Me llevaste a tu infancia y a lo parecido que tiene con la mía. Es un relato que transporta y anima a escribir como vos. Muchas gracias, voto seguro. Un abrazo desde el norte.

  2. Avatar de Richard

    Richard

    27 septiembre, 2012

    Hola Manuel.
    Enorme sensibilidad y nostalgia.
    Me gustó mucho.
    Si querés, revisá algunas detalles en la narración.
    Crecería mucho más este relato.
    Abrazo y voto

    • Avatar de Juancho.Pacheco.Martinez

      Juancho.Pacheco.Martinez

      27 septiembre, 2012

      hey richard gracias, se que todavia me falta aprender bastante, sobre todo a narrar, seguire leyendo y aprendiendo de uds. muchas gracias por las correcciones y el voto :)

  3. Avatar de VIMON

    VIMON

    27 septiembre, 2012

    Un relato muy nostálgico. Saludos y mi voto.

Escribir un comentario

Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.