¡Deja tu manita quieta!

Escrito por
| 225 | 3 Comentarios

No me gusta que me la sigues meneando cuando ya me he corrido. No entiendo porque continuas moviendo tu mano con tanta velocidad. Aún cuando bajases la velocidad.  ¡Me he corrido!.  Lo natural es que pares.  Yo cuando estoy follando y me corro caigo agotado sobre tu cuerpo y dejo de moverme. También dejo de moverme cuando tú te corres porque entiendo que no quieres mucha más fricción.  Es natural en el hombre, es así. Nos corremos y se acabo.  Y si alguna vez continúo es por amor. Ahí es donde se ve el amor. O al menos el interés por amarte.  Porque si ya me he corrido no hay nada que me importe más en el mundo.  Ya está.  Ese era mi objetivo. Ese es el objetivo de todo ser humano masculino. El fin último.  Lo hacemos todo para follar y follamos para eyacular y largar nuestro semen. ¿Lo has entendido?  Cuando continúo es porque me interesas o al menos me interesa que te lleves un buen recuerdo a casa.

Así que, respeta mi éxtasis y mi posterior caída, y no sigas con tu absurdo movimiento vertical constante, ni con el redondeado, ni nada de eso. Déjame descansar  y si me quieres, bésame. Que eso es todo lo que me gustaría ahora mismo.  Ese sería un plus  y no tu ridículo movimiento inagotable de manos.

¿Ahora lo has entendido?

Ahora quiéreme y volvamos a empezar que… es así, pero a veces me corro rápido. Es la era de lo veloz y del estrés.  Lo siento pero… FIN.

Comentarios

  1. Imagen de perfil de Claude

    Claude

    17 octubre, 2012

    ¿Por qué todas hacemos lo mismo? Jajaja

    Un abrazo, Daniel

    • Imagen de perfil de Claude

      Claude

      17 octubre, 2012

      Cierto, todas y todos.
      Un saludo y, por cierto, voto.
      Claude

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Abrir la barra de herramientas