Che, vos

Escrito por
| 498 14 |

    —Me dijiste que me ibas a contar porqué hablábamos así, y me dejaste a medias. Dale, que es importante para mí

    —Andrés, no te puedo contar porqué habláis así, es algo que no sabe nadie y nadie lo puede explicar.

    —Dale, ponele un poco de onda, si sos una experta en el tema, contame lo que querás, pero contame algo, me gusta escucharte, dale…

    —Bueno, si insistes…— respiró hondo la filóloga y comenzó con voz suave —el dialecto rioplatense parece no tener un solo origen, básicamente la lengua castellana podría decirse que no estaba terminada de formar cuando llegó a esta hermosa tierra rioplatense. Una conjunción de portugués, castellano, lenguas nativas y dialectos africanos que ya influenciaban al portugués suramericano fueron los primeros perfiladores de la lengua que hoy hablas. Algunos dicen que la influencia más importante que tuvo en aquellos tiempos fue la del guaraní y el portugués, en palabras como “che” que quiere decir señor en guaraní o “bondi” que viene de bonde, tranvía en portugués. Esos son los orígenes, porque luego durante el siglo diecinueve hubo gran influencia de la relación que tenía la alta alcurnia con la sociedad Francesa e Inglesa, introduciendo palabras de estos idiomas que hasta hoy en día conviven castellanizadas o no. Durante el siglo veinte hubo otra tanda de grandes influencias, palabras y acentos que terminaron de marcar el espíritu del dialecto rioplatense…

    —Sí, ya sé lo que me vas a decir, los tanos y los gallegos…

    —Efectivamente, la gran afluencia de europeos del sur, sobretodo italianos, pero también gallegos, asturianos y vascos que escapaban de la hambruna de sus tierras en aquel tiempo hicieron que la ya distorsionada lengua castellana sufriera más embates, obteniéndose así la versión del “lunfardo” muy parecido al que tu hablas…

    —¿Cómo que muy parecido? Si yo hablo como todo el mundo, ¿qué querés decir, que soy un tipo raro? No te me hagás la viva ¿eh?

    —Digo muy parecido, porque desde principios de siglo hasta la actualidad poco más ha cambiado el lunfardo rioplatense. Se agregan palabras, se olvidan otras, pero el acento característico, el vocabulario en general y los modismos siguen siendo los mismos. ¿A que tú no hablas como tu padre?

    No, ni en pedo, pero me gustaría hablar como vos, ¿sabés? Me gusta como hablás, esas “eses”, esas “cés” ¿por qué nos gusta tanto a nosotros su acento che?

     

    Zuriñe se sonrojó, ¿ese argentino se estaba pasando un poco de la raya con la profesora ayudante de cátedra o eran todos así allí? Llevaba una semana solo y no sabía muy bien por donde iban los tiros. Lo del “vos” y el “che” aunque sabía que era coloquial lo permitía en su clase, porque le hacía gracia y además la hacía sentir más joven, pero una cosa era que le dijeran “vos che” y otra que le gustaba tanto cómo hablaba. Andrés se había dado cuenta seguramente de su sorpresa, tenía que seguir hablando con naturalidad. Estaban en su despacho, ella le ayudaba con su trabajo de fin de carrera, no era nada más que eso.

     

    —Espero que no molestara el comentario che, en serio. Decime si eso, pero es que, como sabrás, alguien te habrá contado ya, sino no me lo creo, a nosotros nos gusta el acento de las gallegas, perdón, las españolas como vos. Y tenía que decirlo, ¿para que mentirte? Me encanta escucharte hablar, no es que quiera hablar como vos, sino que me gusta como hablás. Además usás palabras distintas, graciosas, interesantes.

     

    —Y yo tampoco te voy a engañar, vuestro acento también nos encanta a nosotras. Tenéis mucho éxito con las españolas, ¿sabes? Es algo que nunca entenderé, pero a nosotros nos encanta oíros hablar, filosofar, dialogar, cuestionaros y hasta enfadaros, nos encanta escuchar vuestros “sh”, vuestros “viste” y como acentuáis las palabras. ¿Sabes una cosa? Es la principal razón por la que acepté este puesto aquí.

     

    —Che Zuriñe, no sabés cuanto me alegro de lo que me contás ¿te parece que la sigamos mañana en la recoleta? Conozco un lugar buenísimo…

     

    *  *  *

     

    —¿Quién te iba a decir a vos…?

    —¿El qué?

    —Qué cuando llamara a mi mamá me dijera “hija, estás hecha toda una argentina, ¿porqué hablas como ellos?, no pierdas tu…

    —Siempre igual mi suegrita, cosita linda de Dio’h…

    —Ja ja ja, dejala tranquila che, ¿no te das cuenta que un poco de razón tiene? La pobre mujer me crió allá, y ahora…

    —Y ahora vivís acá, porque querés, y tus hijos hablan como hablamos todos y a vos te encanta ¿cuál es?

    —¡No te calentés che! Lo único que digo es que la mujer no se hace a la idea, es todo. Y yo tampoco me hacía hasta que pasó. Vos sabés muy bien Andrés que yo nunca pensé…

    —¿El qué?

    —No me dejás terminar nunca che, ¿que te parió?

    —¿A mí? Mi vieja y a vos la gallega con la que hablabas hace un rato.

    —Callate y haceme un mate, ¡pesao!

    —¿Ves? ya podés decirle a tu vieja que acá, aunque llevés mil años, siempre vas a ser mi galleguita linda, porque por más que se te pegue el lunfardo, el acento ese no te lo saca ni Dio’h!

    Comentarios

    1. Lilith

      12 octubre, 2012

      Hola, me gustó mucho tu cuento. La primera parte con el manejo del “argentino” vs “español” está genial. Y la segunda parte me diviritió mucho: no sólo fue una “conquista” amorosa, sino toda una conquista!!! jajaja

    2. Avatar de Per

      Per

      12 octubre, 2012

      Muchas gracias, es un tema que vivo a diario cuando me pongo a escribir… AbrazosM

    3. Avatar de

      volivar

      12 octubre, 2012

      Pernando: a mí me ha gustado mucho esa comparación de formas de hablar en Argentina y en España. Pero, te aseguro, me he quedado de a seis (como lelo). En mi país, México, nos parecen muy graciosas las formas de hablar el español tanto en Argentina como en España.
      Y en esto consiste el principal atractivo de esta red: conocer el pensamiento, el talento, y las expresiones localistas de los intelectuales de los diversos países que publican, o publicamos en Falsaria.
      Mi voto
      Volivar

    4. Avatar de VIMON

      VIMON

      12 octubre, 2012

      Che, y vos sos rioplatense o gallego? Mientras lo investigás va mi voto, torero.

      • Avatar de Per

        Per

        12 octubre, 2012

        ¿Argentohispano? Nacido allá, viviendo aquí, con la mente en todos lados… Ya quisiers que fueran más. A mí también me encanta esta red por eso, gracias miles.

    5. Avatar de nanky

      nanky

      12 octubre, 2012

      Me divirtió mucho el relato, che!!! Un gran saludo desde Buenos Aires .

    6. Avatar de Richard

      Richard

      12 octubre, 2012

      Hola Pernando.
      Relato ameno, agradable, divertido.
      Me gusta la fusión de las dos culturas, madre e hija en realidad.
      Saludos y voto

    7. Avatar de

      Lidyfeliz

      12 octubre, 2012

      Ya entendí muy bien por qué somos cómo somos, che, Penando!! Mi voto
      (Viene de bonde,,, va con V)

      • Avatar de Per

        Per

        14 octubre, 2012

        Corregido…. Las prisas no son buenas, gracias!

    8. Avatar de T.H.Merino

      T.H.Merino

      12 octubre, 2012

      Me resultó interesante y divertido, amén de bien llevado. Mi afecto y mi voto.

    9. Avatar de Juancho.Pacheco.Martinez

      Juancho.Pacheco.Martinez

      14 octubre, 2012

      Es geniel che, de verdad da mucho gusto que estando lejos escribas estas cosas y ademas le da como un plus. Es muy bueno, mi voto y un abrazo grande a la distancia :)

    10. Avatar de Per

      Per

      14 octubre, 2012

      Muchas gracias por el impulso, es un gran esfuerzo para mí ser de dos lados a la vez, a nivel literario… Pero no me queda otra y a lavez lo dsfruto, abrazos y gracias de nuevo.

    Escribir un comentario