La cabaña

Escrito por
| 408 | 22 Comentarios
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Leticia lleva 20 años casada con Martín. Sus hijos, Érica y Julián de 14 y 12 años, transitan la adolescencia como cualquier joven de clase media, entre colegios, amigos, música y reuniones.

Martín trabaja hace 15 años en una empresa líder de la alimentación. A sus  47 años y habiendo llegado a su techo, Gerente Comercial, comienza a interesarse más en disfrutar de la vida dejando a un lado su adicción al trabajo.

Es por eso que decide comprar una cabaña en los lagos del Sur.  Con los ahorros y un préstamo que le facilitó su misma empresa  logra el sueño de su vida.

Su amor por los bosques, los lagos y las cabañas le venía de muy pequeño, con las películas de Disney y algunas revistas, allá en los ’60.

Ese día llega emocionado a su hogar para darles la buena nueva a Leticia y a sus hijos. Lo había mantenido en secreto durante meses. Quería fuera una sorpresa.

En la cena  les da la noticia a todos. Los hijos se alegran enormemente abrazando a su padre, Leticia también se alegra mucho, abrazando y besando a su esposo. Pero inmediatamente mira  al piso. Algo le preocupa.

Ya en el cuarto, mientras Leticia se pone crema en todo el cuerpo, Martín, recostado en la cama, deja a un costado el libro y le pregunta:

-Me pareció que no estabas del todo felíz con la noticia. ¿Te ocurre algo?

-No Martín, estoy muy feliz, en serio. Tan solo…es una tontería, no me hagas caso, estoy muy contenta, por nosotros y por nuestros hijos.

-¿Dime que ocurre por favor?

-Nada mi amor, locuras mías…no me mires así por favor…bien… te lo diré.

-Hace 3 noches soñé esto. Llegabas emocionado de tu trabajo y nos comunicabas la noticia. Tal como acaba de ocurrir.  Es una casualidad tan solo, ocurre que me asustó un poco, nada más.

-¿Era eso? Pues no tiene sentido te preocupes, fue tan solo un sueño. Estás cansada, la clínica ha sido dura contigo los últimos meses, necesitas descansar. Y yo también así que mañana mismo avisas que por una semana se busquen otra pediatra porque nos iremos a la cabaña.

-¿Y los niños?

-Pídele a tu madre que los cuide. Es una semana, nada más.

Ella sonrió, él también. Se durmieron abrazados.

Están a 30 kms. de la cabaña. La ruta es de ensueño. El viaje había sido perfecto. Leticia está tan relajada que duerme todo el trayecto mientras Martín, feliz como un niño maneja su camioneta escuchando su música favorita.

-Despierta Leticia, llegamos. Ella lo miró dulcemente. -Pues tus sueños deben haber sido fantásticos ya que llevas casi 5 horas durmiendo. Ella lo abraza. -Tal vez si, no sé. Ahora que lo mencionas no recuerdo nada. Ya lo haré más tarde.

Estaciona el vehículo en un descanso. Quedan ambos fascinados por la cabaña. Es una postal con el lago de fondo.

No pueden creerlo. -¿Seguro que es ésta? Pregunta Leticia.

Martín está emocionado.  Se ríe como un niño.

Ingresan a la casa y se encuentran  con una belleza y calidez incomparable. Estaba amueblado . Como si alguien aún viviera allí.

La emoción se convierte en excitación y se dirigen inmediatamente al cuarto, donde se quitan las ropas y comienzan a hacer el amor, en forma casi salvaje.

Mientras, alguien presencia todo.

Se visten, investigan la casa, descargan todo lo que habían traído y deciden instalarse.

Por la noche, la chimenea encendida, el olor a pasta casera, los perfumes de ambos, música de Adele, le confiere a la casa un clima especial. Maravilloso. Mágico.

Abren la botella de Malbec, brindan y las risas de ambos brotan solas. Están felices.

Cenan a la luz de las velas.

Y la pasión dormida estalla en aquel lugar. Apasionadamente hacen el  amor fuera de la cabaña, sobre el césped.

Muy tarde se duermen, agotados de tanta emoción.

En medio de la noche, Leticia se despierta muy asustada. Martín también.

-¿Que te pasa Leticia, tuviste pesadillas?

-No Martín no te preocupes. No pasó nada, tonterías, duérmete por favor.

-Hasta que no me digas cual fue tu sueño, no podré.

-Bien. Entré al baño para darme una ducha y por la ventana alguien muy feo, un vagabundo de ojos celestes me estaba observando. Me asusté mucho. ¿Conforme?

Martín la mira, la besa, le dice que era tan solo otro sueño, se da vuelta y se dispone a dormir. Más queda algo inquieto.

El resto de la noche transcurre con normalidad. Leticia se despierta primero. Se levanta, va al baño, prepara todo para darse una ducha, se desnuda, ingresa a la tina, levanta la cabeza y horrorizada  ve por la ventana un rostro que la asusta sobremanera. El grito despierta a Martín que salta de la cama.

Corre hacia el cuarto de baño. Ve a su esposa sentada en el  piso, muy asustada.  Esta le señala la ventana. Sale corriendo de la casa pero el intruso ya le había sacado una distancia considerable. Sabe que no lo alcanzará y deja de correr.

Ayuda a Leticia a reincorporarse. La tranquiliza. Le enseña el revolver que había comprado hacía un año. -Nunca se sabe.

-No creo que vuelva pero si llega a hacerlo, se arrepentirá toda su vida. Sé como usarla.

Intentan sobreponerse tomando un paseo por el bosque.  El día es maravilloso. La caminata les hace olvidar un poco lo ocurrido. Leticia está preocupada por la coincidencia de realidades y sueños que estaba viviendo. -No significa nada, no predigo el futuro. ¿Estaré loca? Aunque, ¿Quién no? Se preguntó.  Y sigue con sus quehaceres algo más tranquila.

Trabajan ordenando un poco más la cabaña, unos sándwiches bastan como almuerzo y deciden tomar una siesta.

Un grito horrible sale de la garganta de Leticia. Martín si se asusta y mucho esta vez.

-¿Que pasó mujer ahora? Con voz entrecortada y una enorme angustia le responde Leticia:

Eran cuatro. Estábamos durmiendo una siesta cuando unos ruidos nos despertaron.  Habían entrado por las ventanas. Comenzaron a romper todo, nos encontraron, te golpearon para luego intentar violarme a mí. No pudieron porque reaccionaste, tomaste el revolver y le disparaste a uno de ellos que cayó. Pero vino otro, te golpeó y te apuntó con el revolver a la cabeza…

Allí me desperté. Fue horrible Martín, me quiero ir de aquí. Estoy asustada.

Mientras él la abraza con todas las fuerzas escuchan ruidos de vidrios rotos y voces extrañas dentro de la cabaña…

La voz de Érica la trajo de vuelta. Al principio la sentía muy lejana, luego más cerca, cada vez más cerca, y más, hasta que se encontraron en la misma habitación.

Leticia había estado en coma durante 10 días.

Al abrir los ojos vio a su dulce niña y a su hijo Julián que celebraban el despertar de su madre.

Estaba feliz de verlos aunque  muy aturdida. No sabía bien donde se encontraba y porque.

Tan solo recordaba lo que había estado soñando.

-Martín…¡MARTIN! Gritó desesperada en un momento, de tal forma que todos en la clínica lo escucharon. Y rompió en llanto. Las enfermeras salieron corriendo para asistirla.

Leticia había recordado abruptamente que fue la última palabra que había pronunciado en aquella cabaña, al mismo tiempo que una bala le atravesaba el cráneo a su amado esposo…

Se despertó y empezó a gritar: – ¡Martín, Martín Martin detente por favor.!

Inmediatamente frenó la camioneta en el medio de la ruta.

-¿Que ocurre Leticia? Me asustaste, estamos a 30 kms. de la cabaña. En minutos llegaremos.

-No y No. Debemos regresar a casa, no podemos ir a esa cabaña, algo malo ocurrirá, te matarán, lo soñé. lo viví. No me preguntes nada ahora. Tan solo retoma y regresa.

-¿Pero te has vuelto loca mujer?  No puedo regresar por un sueño loco que tuviste.

-¡SI, SI, SI! Ysi no das vuelta ya me tiro de la camioneta. Y abre la puerta.

-¡Bien, tranquila, retomaré en aquel lugar y volveremos pero tendremos mucho que conversar!

-Todo lo que quieras pero no vayamos a la cabaña, por favor.

En una calle de tierra que salía a la ruta, Martín aprovechó para dar vuelta y regresar.

Un hombre, un vagabundo estaba detenido en una esquina. Miró a Leticia. Sus ojos eran celestes.

 

 

F   I   N


Comentarios

  1. Profile photo of LUCIA UO

    LUCIA UO

    16 octubre, 2012

    Me encantó.
    Que terrorífico.
    Celebro la decisión de Leticia.
    Un abrazo y mi voto.

    • Profile photo of Richard

      Richard

      17 octubre, 2012

      Hola Lucía.
      Muchas gracias.
      Es muy lindo saber que te gustó, aunque te haya asustado un poquito.
      Y es para celebrar la determinación, la firmeza de la protagonista.
      Un beso muy grande.

  2. Profile photo of Per

    Per

    16 octubre, 2012

    Me ha gustado, muy bueno, y eso que los cuentos con “sueños” no suelen gustarme por predecibles. El uso del tiempo presente le da agilidad, me parece correcto e interesante. Veo que sos Argentino y has usado castellano base, tal vez para darle un toque cinematográfico o porque estás más cómodo, queda bien. Mi voto, saludos.

    • Profile photo of Richard

      Richard

      17 octubre, 2012

      Hola Pernando.
      Muchas gracias por tus comentarios y enorme alegría saber que te gustó.
      La palabra “predecible” me da escalofríos. Siempre intento encontrar una salida “distinta”, no convencional.
      Y con respecto al castellano base, me siento cómodo. Además la mayoría en esta red se comunica de esta forma y siento que debo respetarlo.
      Un abrazo.

  3. Profile photo of 1000Luna

    1000Luna

    16 octubre, 2012

    Me encantan tus historias, siempre llenas de misterio y acción, también con un fondo de amor y esperanza.
    Sería fantástico que a través de los sueños premonitorios se pudiera ayudar a las personas queridas a burlar a su destino.

    Un abrazo y mi voto.

    • Profile photo of Richard

      Richard

      17 octubre, 2012

      Querida amiga.
      Muchas gracias. Por todo.
      Y encontrarte siempre en este espacio es un gran placer y honor para mi.
      Un beso enorme.

  4. Profile photo of T.H.Merino

    T.H.Merino

    16 octubre, 2012

    UN muy buen relato, Richard, muy bien contado. Saludos y mi voto. T.H.Merino

    • Profile photo of Richard

      Richard

      17 octubre, 2012

      Muchas gracias T.H.
      Por tu tiempo y por tus buenos comentarios.
      Es muy agradable saber que te gustó.
      Un gran abrazo.

  5. Profile photo of El-Moli

    El-Moli

    16 octubre, 2012

    Uhhhhhhhhhhhhhhhh, vaya con el escritor, cada día te superas aún más, es increíble la calidad de tus cuentos.
    Imagino que esto es para publicar un libro, no puedes desperdiciar ese talento amigo.
    Aunque me carcome la envidia, te diré que disfruto cada vez que publicas.
    Un abrazo.

    • Profile photo of Richard

      Richard

      17 octubre, 2012

      Mi buen amigo.
      Muchas gracias. Siempre tan generoso, efusivo y honesto.
      Y tus buenos deseos sobre el libro, creo deben esperar un poco más. Cuando me sienta totalmente seguro lo haré pero aún no he llegado a esa instancia.
      Abrazo amigo.
      Grande.

  6. Profile photo of

    Musa peregrina

    16 octubre, 2012

    Me encantó,personalmente creo y me guío mucho por los sueños,siempre me revelan sucesos próximos,existen simbolismos muy exactos que aprendí a identificar y han salvado a algunas personas de cada cosa,especialmente a mis familiares. Algunas veces me aterra ,cuando sueño algo que tengo plenamente identificado lo que significa. Pero hago todo lo posible para prevenir utilizando precisamente cada uno de los detalles,y después me siento feliz. Tu historia tiene todo de principio a fin,nos lleva de la mano del suspenso y nos hace parte de ella,de esos temores a lo desconocido que todos llevamos dentro. Sigue escribiendo maravilloso. Aprendo mucho de tí… Mi voto. Saludos.

    • Profile photo of Richard

      Richard

      16 octubre, 2012

      Hola Musa peregrina.
      Es una gran alegría recibir tales comentarios.
      Muchas gracias, muchas de verdad.
      Y si no lo leiste, lee si quieres Synchronicity, el ensayo de Jung sobre el tema.
      Un beso enorme.

  7. Profile photo of Claude

    Claude

    16 octubre, 2012

    Intrigante de principio a fin.
    Un abrazo y mi voto,
    Claude

    • Profile photo of Richard

      Richard

      16 octubre, 2012

      Hola Claude.
      Muchas gracias por leer y por tus comentarios.
      Y muy bienvenido a este espacio.
      Un abrazo.

  8. Profile photo of VIMON

    VIMON

    17 octubre, 2012

    Muy bueno, Richard, entre la nebulosidad del tenebroso sueño y una realidad posiblemente terrible. Saludos y mi voto.

    • Profile photo of Richard

      Richard

      17 octubre, 2012

      Estimado Vimón.
      Muchas gracias por tus acertados y siempre gentiles comentarios.
      Un gran abrazo.

  9. Profile photo of

    volivar

    17 octubre, 2012

    Richard: aunque un poco tarde, te envío mi felicitación por tu relato, emocionante, de gran suspenso, escrito por alguien que se las sabe de todas todas.
    Mi voto
    Volivar, que te admira

    • Profile photo of Richard

      Richard

      17 octubre, 2012

      Mi buen amigo.
      Muchas gracias por tus enormes palabras.
      Y la admiración es mutua.
      Un gran abrazo.

  10. Profile photo of nanky

    nanky

    17 octubre, 2012

    Muy buen relato Richard, tus letras van creciendo, es muy grato notarlo. Un gran saludo y voto.

    • Profile photo of Richard

      Richard

      17 octubre, 2012

      Muchas gracias estimado.
      Es una alegría enorme recibir semejante comentario.
      Un gran abrazo.

  11. Profile photo of oscardacunha

    oscardacunha

    17 octubre, 2012

    Amigo Richard, extraordinario relato, perfecto el juego de sueños, realidades e intuiciones. Me fascina como lo escribes, de principio a fin coges al lector por el cuello. Además, el que relatas, es un caso de “manual” dentro del estudio de los sueños y las predicciones, debería dársele más difusión a este artículo, ayudaría a mucha gente, en ocasiones la ficción no es tal… y al mismo tiempo disfrutarían de tu magnífica prosa.
    Un abrazo.
    Te pongo el 13

    • Profile photo of Richard

      Richard

      17 octubre, 2012

      Estimado amigo.
      Que enorme placer recibir tus comentarios, tus análisis, tus recomendaciones.
      Me importa mucho esto. Se crea un canal de comunicación donde con nuestras opiniones y escritos nos enriquecemos mutuamente.
      Muchas gracias es poco.
      Un gran abrazo

Escribir un comentario

Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.