Qué planeas

Escrito por
| 180 11 |

     Y en este patio, solo como un hongo, adónde he de mirar.

    Antonio Cisneros.

    Tu ausencia araña mi mañana. ¿Acaso el pudor que tanto reclamas sigue acá, plagando mi dulce nostalgia? No lo sé,  pero hoy te confieso, me he despertado con tu olor, con tus cabellos, con tus perfumes al ritmo acechante del aire mañanero. Tampoco sé que planeas con meterte sin permiso a mis sueños pobres. Tampoco sé que sustentas con sabotear dentro de mi organismo como si esto fuera un juego. No lo sé pues, pero sin embargo, en este loco lila lleno de infinitos gritos míos. Te extraño.

    Y esto. ¿Qué es esto?, soy el solo grito desesperado que se tapa los ojos con la frazada. Soy eso, la muda desesperanza que atrapa levemente tus gemidos, tus verdades. Y acá me tienes de nuevo, paradísimo, a pesar de frio, de la lluvia, de los extremos. Estoy acá pensándote como tú no me piensas, yo no entiendo qué planeas con seguir acá, tocando dulcemente, otra vez mi corazón.

    Comentarios

    1. Avatar de Julioko

      Julioko

      6 octubre, 2012

      buena lírica,
      en eso se vuelven a veces los ex novios que regresan

      saludos

    2. Avatar de

      Osorio.

      7 octubre, 2012

      Las palabras y el frió que rebota en las cobijas que cubre tu cara, tampoco serán suficientes para cubrir donde se guarda lo que se siente por esa persona amada…
      mi voto….saludos…buen texto…..

    3. Avatar de alca

      alca

      8 octubre, 2012

      Buena utilización de las palabras para describir el desamor. La literatura es capaz de transformar el dolor en belleza. Felicidades y voto.

    4. Avatar de

      Marisol B. E.

      10 octubre, 2012

      Tus palabras me han contagiado, la ausencia nos araña tanto que el dolor parece ser todo. Muy buen poema. Tienes mi voto. Saludos.

    5. Avatar de Luna.de.lobos

      Luna.de.lobos

      12 octubre, 2012

      “pensándote como tú no me piensas, yo no entiendo qué planeas con seguir acá, tocando dulcemente, otra vez mi corazón.”
      Precioso y puro, Eduardo.
      Un abrazo

    Escribir un comentario