Carta a la amante de mi marido

Escrito por
| 21.123 75 |
    carta

    Madrid, 13 de mayo de 2007

     Estimada Carmen:

           Sabes muy bien que nunca escribiría esta carta si no fuera porque los acontecimientos me han obligado a hacerlo. Y también sabes que yo conocía vuestra historia. La conocía desde hace mucho tiempo, casi desde el principio, o eso creo.

            Ahora ya lo sabe todo el mundo. Comprenderás que para mí ha sido una vergüenza. Un dolor añadido. Sí, añadido porque a mí ya me duele suficiente lo que ha ocurrido. Me duele su falta, y supongo que a ti te estará pasando lo mismo. A lo mejor es por eso por lo que me he decidido a escribirte. Pienso que en estos momentos de duelo te será más fácil comprenderme.

           Él nos ha dejado a las dos, pero su partida no significa lo mismo para ti que para mí. Tú eres más joven, casi podrías ser mi hija, en cambio yo me quedo sola en un momento más, cómo te lo diría, más delicado. Eso es, me he quedado sola en un momento muy delicado de mi vida.

           Pensarás que en realidad llevo mucho tiempo sola, ya que él te tenía a ti y por lo tanto nuestra vida juntos durante todos estos años puede parecerte un engaño, una farsa, pero yo no opino lo mismo. He de decirte que fui muy feliz a su lado, hasta el último momento. Aunque sí te reconozco que me dolía lo vuestro. Me ha dolido sobre todo durante las noches. Largas noches de insomnio y espera, imaginándolo en tus brazos. Sí, claro que me ha dolido, pero llegué a acostumbrarme. Sabía que así, callada, lo conservaría a mi lado. Y tienes que reconocer que jamás te prometió que fuera a dejarme para irse contigo. Y es que él me amó siempre a mí. Sí, has oído bien. Es a mí a quien amó todo este tiempo, aunque a ti te tuviera mucho cariño, no voy a negarlo, incluso acepto que junto a ti fuera feliz, pero a pesar de vuestras apasionadas noches y vuestros apasionados besos, y mira que me duele reconocerlo, a pesar de que seguramente no hubiera podido vivir sin ti, es a mí a quien ha amado siempre. Desde niño.

           A lo mejor él ya te lo contó alguna vez. Es lo mismo, ahora quiero ser yo quien te lo cuente.

           Nos conocimos en el vecindario, los dos somos del barrio de Santa María. Yo tenía doce años y el aún no había cumplido los diez, pero eso sí, ya era alto y fuerte como los otros chicos mayores, incluso más alto y fuerte que ellos. Y sobre todo, era mucho más guapo. Ahora lo estoy viendo con el pelo ensortijado y azabache, siempre brillante, y aquella sonrisa permanente con la que separaba los labios rojos para enseñar al mundo su dentadura perfecta. Tú ya lo conociste calvo. Pobre Roberto, se quedó sin pelo muy pronto. Pero eso sí, no perdió nada de su atractivo. Eso ya lo sabes tú, si no de qué te hubieras ido con un hombre que podía ser tu padre. Ves, en eso te comprendo, las dos hemos sabido ver su atractivo y valorar su conversación, porque no irás a decirme que no te sentiste seducida por sus palabras, por su voz, por su forma de decirlas. Pues mira cómo son las cosas que yo conté siempre con eso. Desde los diez años y hasta que nos dejó, conté siempre con su conversación. Nunca olvidaré las tardes de invierno en las que le gustaba tomarse un brandy sentado en el sillón de orejas y charlar. Yo me sentaba en el suelo, en la alfombra, recostada sobre el sillón, y allí, a su lado, pasaba las horas muertas escuchándolo. Aún después de aparecer tú pasamos juntos muchas tardes de esas. Y siempre hablando. Roberto y yo siempre hemos tenido un tema de conversación que compartir, siempre una razón para sonreír juntos, siempre una pregunta que hacernos. Ves, eso lo he tenido siempre, por eso digo que no estaba sola. Por eso y por muchas otras cosas.

           Roberto nunca dejó entrar a nadie en su estudio mientras trabajaba, sólo a mí. Sólo yo pude ver cómo pintaba, cómo se debatía con el lienzo, los preparativos, los apuntes, las pruebas de color, de textura. Todo eso lo compartió sólo conmigo. Y la pintura era su vida, por eso yo digo que desde que lo conocí nunca dejamos de compartir la vida, y por eso antes te decía que no estaba sola, así que ya puedes dejar de pensar que lo nuestro era una farsa, porque nunca lo fue. Y ya puedes empezar a darte cuenta de que yo también acabo de perderlo, porque hasta entonces siempre lo he tenido. Lo he tenido más que tú porque ha sido mucho más mío. Tú lo tenías por las noches. Y algunos días, cuando se iba de viaje o exponía en el extranjero. Mentira. Yo lo sabía. Lo sabía todo y le dejaba ir, porque ya te digo que esa era la forma de no perderlo, de tenerlo para siempre como yo quería, mío, porque Roberto ha sido siempre mío, y tú, sólo una cosa suya. Por eso te soporto. Pero ahora él no está y las cosas han cambiado, así, de repente. Yo tampoco me lo esperaba.

            Cuando sonó el teléfono estaba fuera cortando flores, en esta fecha están preciosas. Me gustan por toda la casa, en los jarrones, eso también lo aprendí con él. Me enseñó a rodearme de belleza. De belleza y de colores. No te conozco. Imagino que has de ser muy bella, aunque por lo que me han dicho estás completamente destrozada. Te han dado ochenta y siete puntos en la cara. La verdad, no sé si lo siento. En cualquier caso no tienes por qué preocuparte, ahora hacen maravillas los estéticos. Y eres muy joven, lo superarás. Bueno, el caso es que cuando sonó supe que era él, por eso no me levanté del suelo y salí corriendo del jardín hacia la casa. Dejé que sonara hasta que cesaron los timbrazos. Entonces sí, entonces me levanté, recogí las flores que había cortado y fui a colocarlas junto al teléfono, en el jarrón de cristal que me trajo de Burdeos ¿Lo recuerdas? Lo debió de comprar contigo, a lo mejor hasta lo elegiste tú. Es aquel alto, como un ánfora de cristal irisado. Bueno, es lo mismo, el caso es que coloqué allí las flores porque sabía que el teléfono volvería a sonar de nuevo. Lo hacía siempre que me llamaba y yo no lo cogía, repetir. Y sonó. Pero esta vez me equivoqué. Esta vez no era él inventando una historia sobre el museo que había visitado esa mañana, era el servicio de información del tanatorio de Girona. Hasta allí lo trasladaron desde la carretera. La forense firmó la defunción y el juez ordenó el levantamiento del cadáver, ni por el hospital pasó. No te imaginas lo que me costó que me dejaran verlo. La verdad es que no me arrepiento. Su cara seguía provocando en mí la misma fascinación de siempre, y conseguí sentir por él el mismo amor. No, más, creo que en ese momento lo amé más que en todos los días de mi vida. Había algo que lo hacía débil, vulnerable, y pálido. Debí de pronunciar en voz alta las palabras que se formaban en mi pensamiento porque el chico me explicó que todos se parecían, que siempre era así, que era la muerte. Pero yo creo que no, que éste era el cadáver más bello del mundo. Eso también te lo perdiste.

            Aunque lo peor vino luego, y mira por donde, en tu estado, te lo ahorraste. Avisar a la familia, los amigos. ¿Tú sabías de los amigos que tenía? Ni te lo imaginas. La verdad es que fueron muy amables, después de unas llamadas se ocuparon de comunicarse entre ellos. A mí me costaba mucho la noticia. Y las respuestas. Explicaciones. Dios mío qué de preguntas y qué difíciles se me hicieron de responder. Creí que me estallaría la cabeza. Pero lo soporté entera. Por él. Una vez más lo soporté todo por él sin derrumbarme un solo instante, aunque en algunos corrillos se ocuparon de darle vueltas a la historia. Eso lo sé ahora, pasado este tiempo, entonces no supe nada. Tengo que reconocer que en ese sentido fueron todos muy correctos conmigo. Pero ahora es diferente, ahora ya sé que lo saben, todos tienen muy claro quién lo acompañaba en el viaje, quién estaba con él en el coche cuando chocasteis con el camión. Todos te conocen. Pero eso no me importa, puedes estar segura de que no me importa en absoluto. ¿Sabes lo que sí me molesta? Pues verás, me molesta profundamente que hayan tenido que darse cuenta de que yo conocía tu existencia. Es algo que no me deja en muy buen sitio, para qué nos vamos a engañar ¿Y sabes por qué ha tenido que ser así? Porque todo lo que nos rodea, lo que nos ha rodeado tendría que decir, es mediocre, mediocre y vulgar, como jamás lo fue nuestra relación.

           No sé por qué te cuento todo esto. Acaso porque, como te dije antes, es más fácil que me comprendas ahora que estás lastimada y dolida, como yo. Porque es así como estamos, dolidas. Dolidas porque nos ha dejado solas. A las dos. Pero a mí va a resultarme más difícil vivir sin él. En tu caso es distinto, a tu edad es más fácil olvidar, duele menos la ausencia. Estoy segura de que en cuanto salgas del hospital comenzarás a rehacer tu vida. Claro que yo tengo algo a mi favor, sus cosas. Aquí, en la casa y en el estudio, quedaron todas sus cosas, no sólo su obra, que es como seguir contando con la presencia de su ánimo; también sus lecturas, por toda la casa están los libros que leyó, que me leyó; los armarios llenos de la ropa que vestía, incluso la que se ponía para verte. Aquí han quedado las cartas que recibió y las que envió a lo largo de toda su vida, porque le gustaba guardar una copia de todo. ¿A que eso tampoco lo sabías? Cuando aún no habían aparecido los ordenadores, él se cuidaba siempre de poner un calco entre dos hojas antes de colocarlas en el rodillo de la máquina. Y aquí están. También las fotos, las hay hasta de cuando lo bautizaron. Y de luego, de su infancia. En una está con su madre, mirando fijamente a la cámara, con pantalones cortos y el pelo muy negro y largo, con tirabuzones apoyados en los hombros, y ya tenía esa mirada inteligente y sensual, de artista, que a las dos nos fascinaba ¿Porque no irás a decirme que no te gustaban sus ojos? Bueno pues aquí se han quedado las cosas que él miraba. Y también está la música que le gustaba oír mientras leía. Ahora, por ejemplo, está sonando en su tocadiscos Madama Butterfly, una de sus favoritas, él siempre tan romántico. Ves, todo eso que era él se ha quedado en la casa, conmigo. Tú podrás conservar sus regalos, pero no es lo mismo. Tú te has quedado con cosas que compraba para darte, pero en ellas no hay nada de su vida.

           El caso es que yo te escribía para comunicarte que he encontrado una carta en su estudio. La escribió hace algún tiempo y estoy completamente segura de que es suya. Reconozco perfectamente su letra. En ella dice que le gustaría que conservaras uno de sus cuadros, el de la mancha azul sobre la arena. Lo he embalado ayer. Me costó, lo confieso, pero ya está listo. Ahora sólo me queda saber a qué dirección debo enviarlo. Me han dicho que tienes prácticamente todo el cuerpo escayolado. No importa, puedes dictarle al mensajero una dirección, él me la hará llegar.

             Acabo de darme cuenta de por qué te he contado estas cosas. Siempre supe de ti, y en cambio yo para ti no existía, y quiero que sepas que estoy aquí, que siempre he estado aquí y que he sido muy feliz al lado de Roberto. Compartí con él cuarenta años de mi vida, él conmigo toda la suya. Tengo recuerdos suficientes para llenar lo que me queda. Tu caso es diferente, quizás aún no sepas para lo que sirven los recuerdos, lo que llenan. Además tú ya no podrás volver a pensar en él sin verme a mí, porque ahora sabes que tengo mucho que ver en lo que él era. En cambio yo no te preciso para recordarlo. Cuando acabe esta carta habrás desaparecido para siempre.

           No te guardo rencor ni te deseo nada malo, por qué iba a hacerlo.

          Que te recuperes pronto.

    Firmado: Adela Torralba Galán

    Comentarios

    1. Avatar de Julieta Vigo

      Julieta Vigo

      11 diciembre, 2012

      En primer lugar, déjame felicitarte. Es una carta escrita con el alma, con sentimientos encontrados excelentemente descritos.
      Mi más sincera enhorabuena, Maqroll.

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        11 diciembre, 2012

        Muchas gracias, Julieta. Por tu comentario y tu voto; y sobre todo por tu lectura.
        Saludos.

    2. Avatar de MarieAlnav

      MarieAlnav

      11 diciembre, 2012

      Querida Maqroll,

      Me has atrapado por completo, he leído cada parte con un gusto infinito, personalmente debo decir que adoro cuando un escrito logra sumergirme y hacerme vivir la historia como si fuera propia. Gracias por inundarnos con tu talento. Un abrazo y mi voto ;)

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        11 diciembre, 2012

        Gracias, MarieAlnav, por leerme y comentar; con lo de “inundarnos con tu talento” creo que te has pasado, pero se agradece; a todos nos gusta que nos “regalen el oído” (Jajjajajajaj). Otra vez, muchas gracias. (He visto que tienes un blog; pasaré a visitarlo).

        • Avatar de Maqroll

          Maqroll

          11 diciembre, 2012

          Y por cierto, MarieAlnav, me nombras “Querida Maqroll” y resulta que soy un hombre, por lo que me ha hecho mucha gracias (jajajajajajaja).
          Pero si te he parecido en este relato una mujer, ese es el mejor de los halagos que se le pueden hacer a un escritor que crea una voz femenina. Un abrazo.

    3. Avatar de Rafael Baralt

      Rafael Baralt

      11 diciembre, 2012

      Excelente ejercicio de desdoblamiento para meterse en la piel del personaje femenino. Son pocos quienes tienen esa capacidad. Mis felicitaciones amigo.
      Mi voto y un abrazo.

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        11 diciembre, 2012

        Muchas gracias, Rafael. Efectivamente, uno de los aspectos más difíciles de la escritura literaria es conseguir meterse en la piel de los personajes; pero a su vez es uno de los aspectos más interesantes y adictivos para el escritor; al menos para mí lo es. Me alegra que te haya gustado.
        Un abrazo (y espero poder leer pronto otro de esos magníficos artículos que publicas en tu blog).

    4. Avatar de 1000Luna

      1000Luna

      11 diciembre, 2012

      Brillante, Maqroll. Ya disfruté de este cuento en tu libro, así que solo me queda darte mi voto.

      Un abrazo.

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        11 diciembre, 2012

        Gracias, 1000Luna.
        Ya sé que tú conocías este relato; además creo recordar que me hablaste de él cuando leíste el libro. En cualquier caso, es un gustazo que lo hayas vuelto a leer y continúe pareciéndote “brillante”, aunque creo que con el calificativo te has pasado (jajajajaja)
        Un abrazo.

    5. Avatar de VIMON

      VIMON

      11 diciembre, 2012

      Brillante, Manuel; un extraordinario manejo de la redacción y del lenguaje, mientras describes los profundos sentimientos de una mujer verdaderamente enamorada. (Aunque creo que de esas hay pocas). Un enorme abrazo y mi voto.

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        12 diciembre, 2012

        Gracias, VIMON, por tu lectura y por comentar; me alegra que te haya gustado. Saludos.

    6. Avatar de halize

      halize

      11 diciembre, 2012

      Vaya valor, escribir una carta así.Yo lo que creo es que esta mujer no ha podido ser tan feliz como dice con él, sabiendo que hay una amante,¿qué mujer es feliz al lado de su marido?
      Me ha parecido magnífico tu relato.Un voto y un abrazo.

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        12 diciembre, 2012

        Gracias, halize, por tu lectura y tu comentario.
        Saludos.

    7. Avatar de lourdes lasheras

      lourdes lasheras

      11 diciembre, 2012

      Genial, el tono intimista, el punto de vista de una mujer, en fin, todo… Mi enhorabuena. Un saludo y mi voto

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        12 diciembre, 2012

        Gracias, Lourdes, por tus halagos, por tu voto; me agrada saber que te ha gustado.
        Un abrazo.

    8. Avatar de

      mariav

      11 diciembre, 2012

      Hace ya que leí “Carta de una desconocida” de Stefan Zweig y ya entonces me pregunté como varón podría escribir algo con carácter tan intimista del sentimiento tan profundo de una mujer. Leer aquello fue maravillo…
      Y se ve, varón, que tú también lo sabes hacer; que eres capaz de hacernos palpar lo que una mujer siente, como justifica la traición, como sobrelleva el amor…
      “Carta a la amante de mi marido” sigue siendo una lectura emotiva.
      Al final, yo me atreví a escribí una respuesta para Carmen que no publicaré, por el momento). Es demasiado reveladora y al fin y al cabo yo soy mujer, y como hembra me cuesta poco ponerme en la piel de una de mis congéneres; aunque sean en la de las malsa, las zurrupias, las perversas, las destrozahogares…
      Tu texto es maravilloso…, perfectamente redactado…, cuidado; magníficamente descrita la profundidad del sentimiento…
      Te dejo a Machín… Escuchar “Un compromiso” me volvía loca. Jooooo, pero… CORAZON LOCO
      http://www.youtube.com/watch?v=l9tiZZ9bGtU

      Y qué me dices de “Espérame en el cielo” http://www.youtube.com/watch?v=-sc1O8BaKjM
      ¡Por Dios! Dime que no era grande el tal Machín.
      Coñas aparte, sabes que gozas de mi respeto y admiración; y que es todo un lujo cuando con tus comentarios no vas de borde, aunque nunca lo vayas, que no es lo mismo que vallas.
      ¡Por acuá…, lo habré dicho bien!

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        17 diciembre, 2012

        Hola, Mariav. Muchas gracias por tus apreciaciones, pero compararme con Zweig es demasiado para mi cuerpo (jajajjaja). La verdad es que, aunque considero a Zweig un extraordinario escritor, de él me gustan mucho más sus biografías noveladas; y precisamente esa “Carta de una desconocida”, aunque valoro su importancia como relato, reconozco que el tiempo no ha pasado muy bien por ella, vamos, que se ha quedado antigua; lo que pasa es que sus adaptaciones al cine y la televisión, y hasta al género operístico, la mantienen en auge y sigue disfrutando de cierta fama; en este sentido me quedo con su “Veinticuatro horas en la vida de una mujer”; pero lo que de verdad me gusta son sus biografías, y entre ellas me quedo con su genial “Fouché”.
        En cuanto a la carta que estás escribiendo en respuesta a la que firma “Adela Torralba Galán”, creo que puede ser un experimento interesante; yo nunca escribiría una respuesta a esa carta; no tendría sentido; pero que lo haga otro, en este caso tú, me parece estupendo y me encantará conocerla “en su totalidad”.
        Y, por supuesto, ¡me encanta Machín!.
        Un abrazo.

    9. Avatar de antoniosib

      antoniosib

      11 diciembre, 2012

      Parece escrito por una mujer con mucha sabiduría en la vida. Te doy mi voto y mi enhorabuena.

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        12 diciembre, 2012

        Gracias por el voto y la enhorabuena; pero lo que más te agradezco es que digas que parece escrito por una mujer, ya que para un escritor encontrar la voz de una mujer y mantenerla no es cosa sencilla. Me alegra además que consideres que esa mujer es sabia, ya que en este relato vertí mucho de mi forma de entender las relaciones, y sobre todo, vertí una opinión muy personal sobre la fidelidad y sobre mi idea de que las personas trascienden a través de las cosas que hacen, de las que disfrutan, de las que miran, incluso de las que simplemente tocan.
        Un abrazo.

        • yeymi

          4 julio, 2014

          Apenas vi la carta está perfecta no c como tú personaje pudo aguantar callarse y no decir nada
          es una mujer valiente y fuerte q no cualquiera aguantaría. Excelente relato saludos y un abrazo.

    10. Avatar de Makuro.M.Clavier

      Makuro.M.Clavier

      12 diciembre, 2012

      Todo un personaje tu Adela Torralba, me dejó con la impresión de ser una mujer con suficientes otoños para entender que la felicidad se la construye uno mismo, sin importar lo “malo” que los demás aporten a nuestros días. Es uno de esos personajes que se antojan fueran personas reales, para poder sacarles una plática sobre una taza de café o una copa de licor.

      Excelente relato. Siguiéndote desde ya.

    11. Avatar de Maqroll

      Maqroll

      12 diciembre, 2012

      Qué bonito comentario, Makuro. Confieso que a mí también me gustó Adela y me sentí muy cómodo en esa voz a través de la que me permití exponer conceptos propios sin que se rompiera la ficción, algo que no siempre ocurre. Muchas gracias por tu opinión y por seguirme.
      Un abrazo.

    12. Avatar de El Moli

      El Moli

      12 diciembre, 2012

      Excelente relato, lograr entrar en la mente de una mujer no es nada fácil, pero lo lograste de manera magistral.
      Felicitaciones y voto.
      Un abrazo.

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        14 diciembre, 2012

        Gracias, Moli, por tu comentario y por leer mis publicaciones.
        Saludos.

    13. Avatar de LUIS_GONZALEZ

      LUIS_GONZALEZ

      12 diciembre, 2012

      El escribir desde el personaje es algo que me gusta mucho se dobla en su valor cuando ese personaje es del otro género, me encanto y por ello te mando mi humilde voto…

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        14 diciembre, 2012

        Muchas gracias por el voto, Luis; pero sobre sobre cualquier otra cosa, gracias por leer mis publicaciones; de nada serviría escribir sin la existencia real del otro como lector. Y mucho más cuando los lectores comentan sobre el relato en sí mismo, sobre el texto, los personajes o lo que estos son y sienten. Es lo que me interesa y lo que más agradezco.
        Saludos.

    14. Avatar de LUCIA UO

      LUCIA UO

      13 diciembre, 2012

      Simplemente genial.
      Me ha atrapado totalmente. Solo leyendo los comentarios vine a darme cuenta que tu Adela te la habías inventado, que si le imprimiste mucho de tu forma de ver la vida.
      Me encantó, ya quisiera poder hacer lo que haces.
      Un abrazo y mi voto

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        14 diciembre, 2012

        Gracias, Lucía Uo. Pero no olvides que la escritura es un arte pero escribir es un oficio, por lo tanto lo primero es escribir mucho y tratar de aprender siempre; solo a través del dominio del oficio se puede rozar la verdadera creación. Me alegra que te haya gustado.
        Saludos.

    15. mafalda

      13 diciembre, 2012

      Tú sí que eres un gran escritor, Maqroll…

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        14 diciembre, 2012

        Muchas gracias, Mafalda. No creo que yo sea un gran escritor; tampoco es exactamente lo que pretendo. Me conformo con tomarme muy en serio la escritura, con ser un escritor “sincero”, sin trampas; y conque mis lectores disfruten, vivan otras “vidas” y participen de mis creaciones.
        Otra vez, gracias.
        Saludos.

    16. Avatar de Esther.A.P.Ruinervo  (Sofista)

      Esther.A.P.Ruinervo (Sofista)

      13 diciembre, 2012

      No sé en qué estaría pensando Adela al escribir la carta, ni en qué pensarias tú mientras hacias a Adela escribirla, pero a mi me da una sensación de indirecta venganza: hasta el fin de los días él estuvo con Adela y a la otra sólo le quedarán cicatrices que con el tiempo curarán, pero el corazón y el tiempo serán siempre de Adela.
      Saludos y mi voto

    17. Avatar de Maqroll

      Maqroll

      14 diciembre, 2012

      Efectivamente, Sofista; lo que dices es lo que he pretendido “contar” al escribir este cuento. Tengo una opinión muy personal de las relaciones humanas; y digo “muy”, porque sé que mi opinión está fuera de la “norma”; también creo que es obligación del escritor aportar algo nuevo y no por eso menos profundo respecto al asunto sobre el que escribe; todo lo demás para mí se queda en anécdota más o menos curiosa o acertada, y ninguno de mis trabajos como escritor se basan o tratan de la “anécdota” como algo interesante en la vida. No quiero que parezca una explicación, pero me has puesto el caramelo en la boca y debo de ser sincero al responderte: como bien dices, él “estuvo” con Adela; y “estar” es lo que hace importante, lo que marca la diferencia, lo que otorga individualidad al “ser”. Para mí, el hombre “es”, pero solo trasciende a través del “estar”
      Saludos.

    18. Avatar de Camino

      Camino

      14 diciembre, 2012

      Estoy en Falsaria porque soy lectora empedernida, y porque hay mucho que me atrae de los escritores on line. Solo sigo a 1000Luna, porque en su trabajo he descubierto mucha sinceridad. No suelo hacer comentarios porque no tengo mucho tiempo libre. Pero aquí me quiero detener. Este relato escrito en el más puro epistolar me parece de lo mejor que he leído en mucho tiempo. He leído los comentarios y creo que ya está todo dicho. Solo me quedaría recalcar el acierto en el tono, el pulso en la voz, la magnífica creación del personaje principal, sin olvidar la creación del personaje referido, en el que precisamente en este cuento reposa el tan controvertido “cuento secreto”, la densidad del texto, que fluye con absoluta naturalidad aunque esté cargado de significados ocultos, la propuesta de una personalísima manera de entender al hombre y las relaciones. Todo esto hace de esta “carta” un trabajo literario merecedor de relecturas, de reflexiones… Pero, como también leo lo que estás publicando en el libro de fotografías “La historia que no se ve” (lahistoriaquenoseve.blogspot.com), compruebo tu capacidad como escritor, la variedad de asuntos que tratas, las diferentes voces que creas sin por ello perder un estilo propio y siempre profundo, todos tus textos dicen más de lo que dicen. Por todo esto, te voto y comento. Y muchas gracias por esa actitud tuya de compartir el proceso creativo (también leo tu blog personal donde publicas esa primera impresión de la que partirá la historia que escribes), por la sinceridad en los comentarios, por compartir conocimiento y por tener el valor de ser sincero y delatar, cuando hace falta, a los tramposos. Mi más sincera enhorabuena (Ya sabes que he escogido algunos de tus cuentos para trabajar en clase con los alumnos; te envié el análisis que hacen de tus textos, y como bien me dijiste, es sorprendente hasta donde se puede llegar cuando la sensibilidad no se adormece por prejuicios o malas intenciones). Una vez más, te confieso que leer tu obra sigue siendo algo muy interesante para mí.
      Saludos cordiales.

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        16 diciembre, 2012

        Muchísimas gracias, Camino; ya sé que tu dedicación a la docencia te deja poco tiempo libre, sobre todo porque realizas tu trabajo desde la auténtica vocación. Me encantó la experiencia de conocer los análisis que tus alumnos hicieron sobre algunos de mis textos: ¡aprendí tanto!. Ahora, una vez más, me complaces con este comentario tan sincero y extenso. Otra vez, muchas gracias por tu dedicación a mi trabajo y, sobre todo, porque seas capaz de seguir disfrutando con su lectura. Un abrazo muy grande.

      • Avatar de 1000Luna

        1000Luna

        15 enero, 2013

        Hola, Camino. Muchísimas gracias :-) Me he quedado sorprendida, alucinada y emocionada al leer tus palabras hacia mí. Miré tu perfil para ver si podía escribirte en otro lugar pero al no encontrar nada no me queda otra que escribirte aquí. Espero que llegues a leer mis agradecimientos.

        Manuel, perdón por utilizar tu espacio para dirigirme a Camino, espero no te moleste.

        Un abrazo.

    19. Avatar de Rasta

      Rasta

      14 diciembre, 2012

      Ya conocía este cuento; no recuerdo si lo leí en tu blog, en tu web o en otra red literaria, pero me ha gustado volver a leerlo; continúa pareciéndome muy bueno, y hasta diría que bastante fuerte, aunque ya sé que tu literatura siempre ahonda en el ser humano y por tanto siempre es fuerte en algún sentido. Estupenda Adela Torralba Galán (si es que hasta en los nombres de tus personajes cuidas la música). Por supuesto mi voto. Abrazos.

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        17 diciembre, 2012

        Gracias, Rasta. Y sí, claro que cuido el nombre de los personajes (¡Faltaría más); y no solo por la musicalidad de las palabras de ese nombre, sino porque me he pasado mucho tiempo estudiando la relación entre el mundo psicológico de la persona y su nombre; en cualquier caso, creo que todo escritor que se precie cuida mucho este aspecto, y aún más si se trata de novela, donde el lector va a “tener que escuchar” muchas veces ese nombre.
        Gracias por comentar.
        Saludos.

    20. Avatar de solmio

      solmio

      17 diciembre, 2012

      Impresionante mujer; impresionante personaje con tanto que decir. Enhorabuena.

    21. Avatar de

      K'iin Balam

      18 diciembre, 2012

      Fabuloso, uno de esos relatos para leer por la tarde mientras se toma el té. Me ha encantado y se ha hecho un hueco en mi memoria y propiciado un “me gusta”.

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        28 diciembre, 2013

        Muchas gracias por leerme, comentar y votar. Saludos.

    22. Avatar de Per

      Per

      19 diciembre, 2012

      Lo siento, igual soy un bicho raro, pero no me ha enganchado. Me ha costado leerla y, a primera vista, puedo decirte que veo muchas incoherencias. Puedes atribuirlas al estado de la viuda, pero se repiten bastante algunas frases y aunque niega varias veces conocer el sentido de la carta hasta, al final tiene un sentido claro que seguramente conocía al principio (¿para qué negarlo tanto?). Probablemente un relato más corto habría bastado para contar lo que has contado, la intensidad de la idea se habría notado más. Espero no molestarte no mis comentarios, trato de ser sincero. La idea no es mala, la longitud y las repeticiones sí. Disculpa, el resto de tus relatos hasta ahora me han parecido mejores. Un saludo.

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        20 diciembre, 2012

        Hola, Pernando. No creo que haya que ser un bicho raro como dices para que no te guste un relato. No sé a qué incoherencias te refieres, pero desde luego si las hay no tienen disculpa por el estado de la viuda ya que “esa viuda” escribe la carta con absoluta lucidez (quiero decir que no creé un personaje perturbado por un estado determinado), así que esas incoherencias de las que hablas serán solo culpa mía; en cuanto a que niega “el sentido de la carta varias veces”, yo no encuentro tal negación por ninguna parte; si te refieres a cuando dice “No sé por qué te cuento todo esto”, esta frase no niega nada, ya que es una afirmación; y no he encontrado ninguna otra frase que suponga lo que me cuentas que tanto se repite hasta el final. Y como por supuesto no me molesta en absoluto tu comentario, todo lo contrario, te agradecería que me apuntaras esas repeticiones, las negaciones del “sentido de la carta”, y como te ha parecido muy larga, aún te agradecería más que me apuntaras lo que consideras que sobra.
        Saludos.

    23. Avatar de Maqroll

      Maqroll

      20 diciembre, 2012

      Gracias, Kíin, por leer y comentar.
      Saludos.

    24. Avatar de betty

      betty

      21 diciembre, 2012

      y del otro lado… esta la joven que se queda sin él, sabiendo que siempre estará ella (la viuda) presente. y que si bien es digno de admirar a semejante dama, ella, la chiquilla también lo supo amar y en ella encontró algo que tal vez le hacia falta (y no presisamente en su casa) si no en su corazón; del otro lado estamos nosotras.. que sí. Es cierto que tienes el titulo de “amante” pero cuando estas con él se te olvida ese titulo y que solo te dejas llevar, que el tiempo se pierde, que la gente no existe, y sabes en el fondo que alterminar ( sea como sea que termine su historia) porque uno está consciente de que va a terminar… solo los recuerdos te van a quedar :( Exelente relato, snif, snif!!!

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        2 enero, 2013

        Gracias, betty, por este comentario tan particularmente sincero. Saludos.

    25. Avatar de Diminutio

      Diminutio

      10 enero, 2013

      Llego a tu carta por la cita sobre ella, que hace mariav en “Carta a una mujer”. Hace poco que escribo pero cargo con varias (no diré cuántas) décadas de lectura. Sólo desde allí me permito arrimarte estas ideas.
      Concuerdo con la mayoría de los comentarios, el estilo epistolar ha sido resuelto impecablemente, la historia es interesante, el armado y correlación entre las frases prácticamente perfecto pero…
      Ese pero… también incluye a mariav.
      Una pequeñez es que suena demasiado largo, no porque lo sea, sino que durante su lectura el interés del lector no se mantiene uniforme.
      Lo que me asombra de ambas cartas es lo “educaditas” que resultan las protagonistas: sin recriminaciones fuertes, sin odios, sin desgarramientos, sin epítetos irreproducibles. Creo que esas cartas deberían estar manchadas con lágrimas, sangre y mostrar el acero del vengativo puñal. Demostrar más pasión.
      Me frustra como lector ver el don que poseés, lo envidio, pero sólo usás el cerebro. Tal vez sería bueno darle una oportunidad al corazón.
      Diminutio

      • Avatar de LUCIA UO

        LUCIA UO

        10 enero, 2013

        Y tú Diminutio, ¿Te atreverías a ser Roberto y escribir desde esa perspectiva?. Me encantaría que lo hicieras. Confieso, que he estado tratando de escribir desde esa óptica, pero reconozco mis limitaciones. Tengo que vivir las cosas para poder escribir desde ahí, aún no he aprendido a meterme en la piel de los personajes.
        Pero me encantaría ver lo que tiene Roberto que decir al respecto de las dos damas. Si en verdad era tan perfecto o tiene un haz escondido bajo la manga. ¿Si se sentía culpable por tener muchas amantes¿. Porque Carmencita bonita, no era ni la primera, ni la única, ni sólita al mismo tiempo. ¿Qué pensaba él de las mujeres?. ¿Por qué teniendo una mujer tan perfecto, tenía que buscar en otra parte, otro tipo de compensaciones?. ¿Qué disculpas utilizaba para justificar su proceder?. ¿Era consciente del daño que causaba, del dolor que infringía?. ¿O era un ser egoísta, que solo se preocupa por él?. ¿Que hubiera pasado si él hubiera conocido de la existencia de….?
        Me encantaría que alguien que esté mejor preparado, un escritor. personificara a Roberto y nos diera lecciones de escritura. Lo quiero ver.

        Un gran abrazo.

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        28 diciembre, 2013

        En primer lugar, muchas gracias por leer y comentar. Por otra parte, solo quiero recordarte algo que como buen lector seguramente ya sabes: escribir es elegir. Por tanto, el autor elige, en función de lo que le interesa “decir”, cuál es el carácter y la actitud de sus personajes (elige que sean más o menos “educaditas”). En este caso, detrás de esta carta (porque si no sólo sería una carta y no un texto literario), está la historia de una gran mujer que ha sido capaz de entender las relaciones de pareja por encima de la norma; que ha sabido sublimar el amor, trascendiendo lo meramente social en el concepto matrimonio; y que está absolutamente convencida de que también ha sido amada, tanto, que el “tú” de ese amor la ha colmado con su esencia; allí, con ella, han quedado sus cosas, lo que él era, su esencia (lo que nunca entregó a la amante). Esto es a lo que se refiere la Psicología existencial cuando afirma que el amor pleno, el que enriquece el espíritu, se establece entre el “yo” y el “tú”; mientras que el amor incompleto con el que se conforma la mayoría no es más que una relación entre el “yo” y el “ello”.

    26. auro diaz

      6 febrero, 2013

      muy bien se escribio con el alma esta muy bien pero kisiera saber si en verdad exictio ???? siempre e dicho amo tanto ami esposo ke me da miedo perderlo ke mira ke si el se va con otra yo me voy con ellos ..

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        28 diciembre, 2013

        Gracias por leer y comentar. Por supuesto, es una ficción. Saludos.

    27. Helena

      28 febrero, 2013

      Estimado Maqroll, quede fascinada con esta historia, es realmente grandiosa. Seria un gusto poder leer mas seguido historias como estas, que te llegan al alma. Saludos y éxitos.

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        28 diciembre, 2013

        Muchas gracias, Helena, por leer y por tan agradable comentario. Saludos.

    28. Avatar de Luis.A.R.Selgas

      Luis.A.R.Selgas

      25 junio, 2013

      Has creado la esencia del personaje con maestría. Un voto más para tu carta.
      Nos leemos.

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        28 diciembre, 2013

        Muchas gracias, Luis. Me alegra que te haya gustado. Saludos (sí, nos leemos).

    29. Daniela V.

      3 diciembre, 2013

      Me parece interesante aunque no comparto el sentimiento de la viuda.. habria que quererse más uno a sí misma para continuar tantos años viviendo una mentira.. yo no perdonaria una infidelidad de mi marido.. hombres sobran en el mundo.

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        28 diciembre, 2013

        Gracias por leer y comentar. Respeto tu opinión personalísima, Daniela, pero la literatura, aun cuando lo parezca, no es la vida; y resulta que precisamente yo quería “hablar” de justo lo contrario de lo que tú, y estoy seguro que también la mayoría de las mujeres, sienten respecto a la fidelidad. Saludos.

    30. Nrojas

      10 diciembre, 2013

      Permite felicitarte, un muy buen escrito donde muestras los sentimientos de mujeres traicionadas por mucho tiempo sin perder su lugar de damas.

      Felicidades

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        28 diciembre, 2013

        Gracias, NROJAS, me alegra tu comentario. Saludos.

    31. LILIANA ARELLANO

      24 diciembre, 2013

      Excelente me transportó, pensé que era real, me encantó, viví algo similar y por eso buscando “carta a una amante” la encontré, TE FELICITO!! Lograste arrugarme el corazón.

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        28 diciembre, 2013

        Muchas gracias, Liliana. La parte de tu comentario como lectora, me agrada; en cuanto a la parte personal, prefiero no entrar, ya que no conozco tu historia ni a ti. Deseo que todo te vaya bien. Saludos.

    32. neysser

      24 diciembre, 2013

      Simplemente espectacular…si todas lasmujeres fueran tan inteligentes como no habrian tantos.varones tirpes que dejan a sus almas gemelas por cualquier cosa…es dificil para cualquier mujer reconocer que es faltada por su esposo pero ud mi estimada dama simplemente tomo.la decision correcta…Dios la bendiga

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        28 diciembre, 2013

        Gracias, Neysser, por leer y comentar. Saludos.

    33. milena

      28 diciembre, 2013

      MUY BIEN QUIZAS QUIERA CON ESTO ACALLAR MI CONCIENCIA Y LO QUE POR MUCHO TIEMPO POR MI DIGNIDAD DE MUJER Y DE SER QUIEN SOY NO O PUDE DECIR……PERO YA BASTA DE CARGAR CON ALGO QUE ME PESA AUN Y QUIERO QUE SEPAS ALGO DE LO QUE TE LLEVASTE:

      si en realidad prefirio alejarse del lugar que el mismo un dia construyo, y no por que quizas tu fuiste el amor de su vida no, fue por que un hombr herido cuando esta devastado solo busca los bbrazos de CUALQUIERA que los extiende y esa persona fuiste tu, mas sin embargo te llevaste solo su cuerpo por que su amor FUE, ES Y SEGUIRA siendo mio…..si aunque suene raro y abes por que?…..por que yo logre escribir ls mmomentos mas hermosos, mass tristes, mas alegres, en paginas en blanco en el libro de su vid, en cambio vos lo que hizo fue querer reescribir una historia tragica sobre hojas borroneadas, mientras tu dormias con el, el soñaba conmigo, mientras tu llotabas por el, su corazon sangraba de agonia por haberm perdido, que cursi y que banal suena esto, pero en realidad dbo agradecerte algo …..que con tu presencia lo unico bueno que hiciste fue hacerm ver que el nunca dejo de amarme, que yo vivo presente en su dia a dia, que hay un motivo por el que el vive, que hay un lzo mas fuerte que un simple papel fiirmdo y eso querida no se rompe con otra firma, se rompe con honor valor que el perdio estando contigo. dicen que el amor hay que demostrarlo mientras a vos se lo decia al oido a mi me lo gritaba a los cuatro viento y no con palabras con acciones y demostraciones de amor que ni en tus sueños conoces.
      sabes quizas nunca te comento esto que el y yo nos conocimos en el lugar menoos esperdo, pero se que el me eligio desde el primer momento que me vio…..PREGUNTASELO……..ERAMOS AUN JOVENES cuando el amor toco nuestros corazones, tuvimos el amor mas lindo que puedas imaginar en su vida existian solo dos mujeres SU MADRE Y YO, fui la luz de sus ojos, la motivacion de sus dias, construimos un hogar basado en la confianza y el amor palabras que estoy segura desconoces.
      pero me quedo tranquila por que se que aunque el amanezca en tus brazos en su mente estare yo, mientras vos te mueres en atenciones para con el se desvanece haciendo lo propo por recuperarme que ironica y que cruda verdad no????……sa vida la elegiste tu, no te puedes quejar, y al margen de ser tu su mujer yo sere hasta el dia qquee el cierre sus ojos SU AMADA ESPOSA, SU NIÑA, SU AMIA Y SU COMPAÑERA, por que todos cometemos errores y tods algun dia nos rectificamos.

    34. Avatar de Maqroll

      Maqroll

      28 diciembre, 2013

      Milena, tu comentario me ha sorprendido muchísimo; sea cierta o no la historia que cuentas, lo que está claro es que has leído correctamente mi artículo y que has entendido todo lo que en él he querido decir. Muchísimas gracias por leerme. Saludos.

    35. Avatar de IrenePsycho

      IrenePsycho

      22 enero, 2014

      Querido Maqroll, tu texto es el segundo o tercero que leo desde que llegué a Falsaria, y he de decir que se lleva el primer “Me gusta”.

      Estupendo, me ha encantado, simplemente. No se hace pesado en ningún momento, es realista y, sobre todo, como bien he leído arriba, refleja a una mujer que transgrede la norma, que está totalmente convencida del amor de su marido a pesar de que éste no le sea fiel. Una forma más de reflejar el llamado “poliamor” que, por cierto, no suele verse en literatura. Estoy encantada con que se toquen temas tan inusuales como ese.

      Por otro lado, es sorprendente la forma de meterte de lleno en el personaje y hablar con su voz hasta tal punto de pensar que estaba escrito por una mujer, vaya, para mí eras “querida Maqroll”. Increíble y, sin duda, una de mis grandes aspiraciones: lograr disfrazarme con los atuendos de cualquier tipo de personaje para poder narrar como él.

      ¡Un abrazo y seguiré leyéndote!

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        5 julio, 2014

        Seguramente es tarde para una respuesta a tu comentario, pero no siempre manejo mi agenda como yo desearía.
        Muchas gracias por tu comentario; es muy agradable tener la sensación de que el lector casual se acerca al lector ideal para el que todo escritor escribe. Me agrada comprobar que es evidente que no se trata de una mujer que aguanta, se resigna o sufre una manera de amar( como han entendido otros lectores, a los que por supuesto respeto igualmente); por el contrario, traté de escribir sobre “otra manera de amar”, que nunca supone una víctima, sino una persona bien crecida que sabe perfectamente lo que vale lo que tiene, fuera de las normas establecidas. Tu comentario es la mejor explicación que podía recibir de este relato. Otra vez, muchísimas gracias por tu atención y por leer tan bien.
        En cuanto a la capacidad de escribir con diferentes voces, convertirse en personaje, te aseguro que no es otra cosa que técnica y mucha práctica. Sigue escribiendo, y cuando lo hagas, olvídate de ti, déjate ser cualquier otro; lo demás viene solo, y por si fuera poco, aprenderás mucho de empatía y crecerá tu capacidad de comprender al semejante.
        Un cordial saludo.

    36. Iovana

      29 enero, 2014

      Ya está todo dicho. Estoy de acuerdo con que este relato es una lección de creación de personaje femenino, con hondura y con una personalidad nueva, con una forma de entender la vida muy madura. Enhorabuena

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        25 abril, 2014

        Muchas gracias, Iovana. Me alegra saber que te ha parecido bien este personaje femenino; siempre son los personajes más complejos y difíciles. En cuanto a la madurez del personaje, me he dado cuenta precisamente gracias a los comentarios; resulta que quienes hablan de esa presumible madurez son los que más madurez demuestran con sus palabras. Así que como comprenderás, comentarios como el tuyo son muy de agradecer. Saludos.

    37. Avatar de G.E.-Villalobos

      G.E.-Villalobos

      15 abril, 2014

      Enhorabuena, Maqroll!. Me ha encantado. He de felicitarte desde lo mas hondo. Tienes buena dote de talento. Me encantó tu carta. Sinceramente, no pude evitar sentirme sumamente conmovido. ¡Te felicito!, ¡Te felicito!… Sigue escribiendo. ¡Cuanto sentimiento imprimes!, ¡es maravilloso!.

      Atentamente desde Venezuela,
      G.E. Villalobos
      17 años.

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        25 abril, 2014

        Muchas gracias, Villalobos. Me alegra que hayas disfrutado con este relato. Saludos.

    38. alejandra

      30 mayo, 2014

      Maravilloso escrito. Confieso que se atravesó en el momento perfecto… gracias y felicidades!

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        5 julio, 2014

        Gracias, Alejandra; por leer mis artículos (aquí se llaman así) y por comentar.
        Un saludo cordial.

    39. Alice Bell

      7 julio, 2014

      Maqroll
      Yo estoy pasando por un momento muy dificil en estos momentos. Mi marido he ha enganadoy lo peor de todo es que no es la primera vez. Es por esta razon que di con tu escrito, puesto que esoy buscando en la literatura algo que me ayude a sanar este luto. Lo primero que me llamo mucho la atencion fue el titulo y despues cuando comenze a leerlo pense este escrito es por alsguien como yo (una mujer, en este momento pense) y es que la forma de escribirlo refleja cada pensamiento de una mujer herida. No fue sino hasta el final que me di cuenta de ques eres un escritor y un gran escritor. Te doy las gracias por haber escrito esto que en cierta forma demuestra que no he perdido mucho en si que tambien tengo que buscar lo que he ganado de este tan triste momento. Bien dicen que todo mal traen un bien. Y he aqui que yo comenze a descubrir el bien de todo esto pues despues de veinte anos y tres hijos tengo que dar las gracias de que escoja el irse con quien el quiera. Yo soy la que he ganado lo mejor de el mismo aunque el mismo no se de cuenta, que a lo mejor lo que queda de el es lo mas misero de si mismo y que crre que yo no lo merezco asi es mejor pasarlo con alguien mas. Y que yo tengo que dar las gracias que estoy completa y que no fui yo la que tuve que buscar a alguien mas, pues yo estoy bien conmigo misma, con lo que tengo y con lo que soy, no me hace falta nada mas. Y si su decision fue marcharse ahora solo tengo que pedirle a Dios que el halle lo que a el le hizo falta y que Dios lo acompane. Nunca habia pensado en esto de esta forma y gracias te doy a ti por habrirme los ojos y ver de esta forma este acontecimiento. Gracias por que estoy segura que como yo senti un poco de paz y grandeza habra siempre alguien mas que lo sienta igual que yo. Y todo gracias a ti.
      Que Dios te bendisca y que te siga dando palabrar tan sabias
      Alice

      • Avatar de Maqroll

        Maqroll

        7 julio, 2014

        Hola, Alice. He leído varias veces tu comentario y he de decirte que me he sentido halagado y avergonzado. Halagado por tus palabras sobre este relato, porque esas palabras demuestran que mi escritura ha conseguido que el lector profundice en la lectura, intente adentrarse en los pliegues del personaje y de la historia que nos cuenta, en definitiva, que su lectura sea activa y seria. Algo tendrá el relato para haberlo conseguido. Y avergonzado, porque tu comentario es en realidad una confesión muy íntima, y yo, como autor, no creo haber hecho nada para merecerla.
        Siento mucho que tu experiencia vital te haya hecho pasar por esto; pero es que la vida nos pone ante momentos que poco o nada podemos hacer por remediarlos y que en cambio son tan importantes que nos cambian la vida para siempre. Por lo tanto, no te sientas culpable, y sigue por ese camino que te lleva a reconocer sin rencor los buenos momentos y las cosas buenas con las que te ha enriquecido esa relación. Percatarse de esto, no solo ayuda a superar el trauma que supone todo engaño y separación, sino que además hace que salgamos más crecidos de las malas situaciones. Me alegra que este relato haya servido para ratificarte en lo que tú ya sabías; para hacerte ver que no eres la única persona que puede analizar las cosas de una nueva manera; que hay personas, como el personaje y tú, que saben desprenderse de los convencionalismos y de la presión social y educativa para hacer un nuevo “relato” de su vida y de su situación. Por todo, te envío mi más sincera enhorabuena. Y, ya que has sido tan auténtica, te ofrezco mi correo personal para que, si así lo decides, me escribas y podamos hablar de lo que quieras: manuellopezrey@gmail.com
        Recibe un abrazo grande y toda mi entrega para lo que puedas necesitar.

    40. La otra

      18 julio, 2014

      Querida Adela,

      Es curioso cómo, sin yo buscarlo, casualmente he acabado leyendo tu carta en un momento en que estoy viviendo algo parecido pero estando en el lado opuesto, en el lado en el que la literatura nos posiciona como “las otras”, las eternas y malvadas amantes.

      Hace poco más de dos meses terminé con mi amante, hombre casado durante 30 años con la misma mujer y con dos hijos de casi mi edad. Mantuvimos una relación de un año, un maravilloso a la vez que doloroso año durante el cual nos vimos casi a diario.

      Entiendo el dolor por el que pasaste al consentir que tu marido te fuera infiel, pero como muy bien dices, era a tu cama a la que regresaba cada noche. El sufrimiento seguramente fue agonizante, pero, ¿sabes el dolor que se siente cuando, después de hacer el amor con la persona a la que amas, tienes que despedirte de él porque no es contigo con quien duerme? Hablas de amor. No dudo que te quería. Seguramente más que a ella. Pero y el enamoramiento? No crees que quizás la amó también? Hay tantas formas distintas de amar… Puedes amar a una persona como compañera, como madre o padre de tus hijos, y sentir algo muy distinto pero quizás más intenso hacia otra persona.

      ¿Qué son 30 años contra sólo uno? Quizás en un año se pueda concentrar más amor que en toda una vida. Y repito, no digo ni mucho menos que no te amara, pero si de algo estoy segura es de que, cuando una persona busca algo fuera, y no hablo de un tema sexual, sinó afectivo, es porque no encuentra o no siente en casa lo que debería sentir.

      Yo, al igual que tú hiciste con la amante de tu marido, escribí una carta a la mujer de mi amante. Quise contarle todo lo que viví y sentí con él para que pudiera comprender un poco mejor que no soy una mala persona, que simpemente amé (y amo) a su marido y él decía sentir lo mismo por mí.

      Puedes pasar una vida entera con la misma persona y que otra te haga sentir cosas que jamás antes había experimentado. Y lo sé porque yo también estaba casada en aquél momento. Nunca me plantée tener una relación con alguien casado, ni siquiera una simple aventura. Tampoco creí jamás ser infiel a mi marido. Pero el amor no se busca, el amor llega cuando menos te lo esperas, y no me arrepiento en absoluto de lo que viví porque sé que ni él ni yo sentiremos jamás algo semejante por otras personas.

      Seguramente ella no puede posicionarse en tu situación, pero tú tampoco en la de ella. En mi caso, leer tu carta me ha hecho comprender un poco más por qué ella le imploró que no se fuera. Simplemente le ama tanto como yo. Seguramente tanto como tú querías a tu marido.

      No quisiera que mis palabras de sonaran hirientes, pues nada más lejos de mi intención causar mal alguno. Pero creí que debía escribirte para hacerte comprender que las amantes también sufren, del mimso modo que tu carta me ha hecho comprender a mí el dolor que sentiste.

      Un fuerte abrazo

    Escribir un comentario