Infierno

Escrito por
| 86 | 1 Comentario
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

El descenso al infierno fue la seda, que acariciaba mientras besaba sus sábanas. Ergo, este descenso se produjo de forma vertiginosa como sus alabeos y placentera como sus choques destilados.

El infierno, no es que fuera el antagonista del cielo. Es que era exactamente el paraíso; mi duda resuelta, ya estaba localizado. Población de seres humanos, tan humanos que para pagar el peaje arrancamos todas nuestras capas, para poder sentir. Empecé a ver. Los colores se impregnaban en mi retina y sólo las gotas de pasión que serpenteaban su espalda al aplastar mi cara contra ella, hacían que los colores cambiaran de tonalidad. Ya no era virgen de sentidos. Comenzaba mi aprendizaje; pero quería ser virgen de nuevo, no necesitaba aprender sensaciones de catálogo.

El apetito de desintegrar mis huesos en cada abrazo, se hacía cada vez más voraz. Sus miradas esquivas, iban devorando mis ansias de una libertad con ella. La carne se convirtió en la tiranía de mis sentidos.

Nuestras miradas se tornaron en “punto y seguidas”, yo esquivaba el “punto y final”; como hace el niño que renuncia a deshacerse de la manta algodonada de los brazos de su madre.

Aquel infierno, tomó la apariencia de su nombre. Comencé a sentir el calor del miedo de la jaula que te atrapa en tus miedos, y de repente no eres más que un barrote que se va oxidando. Mientras, tus barrotes contiguos observan la belleza del pájaro que te sedujo al abismo de los sentidos; sientes que ellos brillan y tú eres mate.

Noté que me estaba secando, que era presa fácil de las llamas de mi lugar de residencia.

Tenía que salir, volar lejos. Tan lejos, que las pasiones fueran  desvirtuadas y que mis capas abrazaran mi dolor. El dolor, de haber sentido el “anticlímax” que me dio un alma sin rejas. Para ahora desde mi sillón encerrado, miro a mi nieto. Y me doy cuenta que mi problema no fue descender al infierno, si no que me quedé el tiempo justo para no abrasarme.

 

David EPC ©

“Cuaderno de Italia” (POETÍZATE)

Todos los derechos reservados y copyright a nombre de David EPC.

Mr. D BOOKS

 

Comentarios

  1. Profile photo of

    Butterfly

    17 febrero, 2013

    Perfecto! Mi voto….;)

Escribir un comentario

Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.