Ángel

Escrito por
| 35 6 |
    falsaria1373163447tumblr_lcbdpuknOp1qbvf0io1_400

    Nos miramos el uno al otro, son segundos interminables. Sus pupilas se ensanchan y vuelven pequeñas de a poco, cada pensamiento cambia la forma en que brillan. Tiene pesatañas oscuras, y sus ojos son marrones como la tierra mojada junto a los arboles.  Y aunque no se que piensa exactamente, puedo ver que piensa lo mismo que yo. Su nariz es recta, como un puente entre su frente y sus labios. Una pequeña curva en la punta ligeramente hacia abajo. Sus labios firmes y apretados en una linea rosada. Tiene hoyuelos, en el medio de sus mejillas, pero solo puedo verlas cuando rie a carcajadas.

    Ahora no rie, no esta enfadado pero piensa en algo serio. Sus ojos no se apartan de los mios. Puedo verme reflejada en ellos, mi expresion es casi tan ensimismada como la suya. Pero ninguno esta lejos de aquí, nuestros pensamientos no estan tan alejados el uno del otro.

    Recuerdo el dia en que lo conocí, cuando lo ví por primera vez. El me encontró a mi mucho tiempo antes de que yo lo encontrara a el. Era una muchcacha de muy corta edad, el un chico común. Ninguno de los dos era mas de lo que debía ser, eramos parte de mundos diferentes. Misma escuela, misma edad, diferentes situaciones.

    Solía caminar escondida, me gustaba apenas tocar el suelo. Tenía el cabello largo y oscuro. Y los andares tristes de un angel caido. Era la tristeza en persona. Lo vi un día al salir de la escuela riendo a carcajadas, ese fue el modo en que llamó mi atencion. Era una risa de campanas, salía de su garganta casi bailando con el aire. Me dí vuelta casi esperando encontrar a un angel verdadero detras de mi. Recuerdo eso casi como una pelicula. Mi cabello rodó a mi alrededor mientras giraba sobre mis talones, la sorpresa grabada en mi rostro, y allí estaba el mirandome por alguna razon. El sol acariciaba cada una de sus facciones, incluidos los hoyuelos en sus mejillas. Llenó de calor mi pecho, tocando algo en mi pecho, arrullando mi corazon. Durante esos breves instantes algo nació en mi. Cuando apartó la mirada y se alejó, el frio volvió a mi interior.

    Quisiera aun hoy explicarle que su risa me enamoró, una risa que pocas veces sale a la luz de la manera angelical en la que salió ese día. Quisiera que supiera que incluso años antes de que estuvieramos juntos yo sentía calor en mi alma cada vez que lo veía. ¿Sabe que lo observaba a escondidas? ¿Sabe que mis mejillas enrojecian cada vez que sentía su mirada posandose en mi? ¿Sabia que eso se debía a el? ¿O que lo amé casi tanto tiempo como el a mi, sin poder evitarlo por mas medidas que tomara para alejarme o alejarlo?

    Ahora está frente a mi. Puedo ver el amor en sus ojos, puedo sentir el amor en los mios. Ambos estamos recordandonos, recordandolo todo. Los primeros coqueteos, los primeros mensajes de buenas noches, ese primer beso, ese primer “Te quiero”. Y creo, y se que todo este tiempo valió la pena. Porque lo amo.

    Comentarios

    1. Avatar de

      volivar

      7 julio, 2013

      Wendy: hermoso texto lleno de las dulces emociones: el amor. Te felicito, va mi voto y un saludo desde México
      Volivar (Jorge Martinez

    2. Avatar de

      foixos

      8 julio, 2013

      Lo mejor del amor es eso, lo que describes en tu ultimo párrafo… Recordar esos primeros momentos con la persona amada, comentarlo y que sigan brillando los ojos como el primer día… Hermoso. Un saludo, Wendy y mi voto.
      Foixos

      • Avatar de Wendy

        Wendy

        15 julio, 2013

        Eso es lo que lo hace mágico. Muchas gracias.

    3. Ariel

      15 julio, 2013

      Wendy, me encantó tu relato, me emocioné mientras lo leía y me trajo muchos recuerdos. Pude imaginar todo exactamente como tu descripción lo detallaba, tus cuentos son un éxito ;)
      espero que sigas escribiendo, y desnudando tus palabras en cada relato, realmente lo disfruté.
      Saludos desde Bs. As. :)

      • Avatar de Wendy

        Wendy

        15 julio, 2013

        ¡Gracias! Espero que sean lindos recuerdos. Me alegra que lo disfrutes, y voy a seguir escribiendo siempre, porque es lo que me hace bien.

    Escribir un comentario