Mírame y estaré contigo

Escrito por
| 27 2 |

    MIRAME Y ESTARE CONTIGO

    Siempre odie la navidad. Nomás sirve para que la gente se junte en estos lugares a gastar plata y nos refrieguen en la cara nuestra pobreza. Cuando era chiquita hacia fuerzas para no dormirme y así poder ver al niño Dios cuando venía. Pero mis papás eran lo suficientemente inteligentes como para poner los regalos en el momento que yo no estaba. Me dormía cansada de esperar. Nunca lo vi. ¡Claro! Me acuerdo que siempre me enojaba por eso y le reclamaba a mi mamá,¡Por que no le dijiste que me esperara!, y por supuesto, todos se reían. Desde que tengo uso de razón que los chicos de la villa no tenemos los regalos que tienen los otros. Para esta fecha aprovechan para comprar algunas cosas que nos hace falta y esperamos todo el año. Las  zapatillas o remeras con los dibujos de la tele o el vaquero de marca, que siempre son truchos. Y nos dicen que los trae el niñito Dios si nos portamos bien, ¡son macanas esas! El niño Dios nunca nos trae lo que  queremos. Vienen esas mujeres  con bolsones de ropa usada, lo que tiran los ricos  nos lo dan a nosotros y dicen que nos ayudan, ¡por que no nos compran ropa nueva si nos quieren tanto!

    Por eso para esta fecha siempre vengo a los shopin y les quito las carteras a las viejas. Me sé alzar con unos buenos pesos y a veces hasta logro comprar con las tarjetas, si hago las cosas rápido. Pero eso es jodido, por hay me descubren y me meten en cana. Pero bueno, mientras no me crezca, me tienen que largar. La joda es que si me agarran los milicos, me quitan la guita que chorie, ¿y de que me vale? Pero eso es cuando me agarran, que es casi nunca, al menos para esta fecha. Ahora  seguro me va a venir a buscar mi vieja, pobre. Seguro se va a enojar. Ella me dice que no choree estos días, porque es peligroso. Dice que le arruino la fiesta. Seguro va avenir caliente. Pero después se le pasa cuando le doy la plata  para que compre de todo y tiene la mesa llena y puede poner regalos abajo del arbolito.

    No se si vuelvo a chorear. Lo que me dijo mi vieja en tantos años, me entró ahora por  los ojos del vago ese que me atrapó.

    Yo estaba parada en la puerta del shopin, relojeando las viejas, y él del otro lado tocaba la flauta. Me molestaba pero a la vez  las distraía, entonces me daba pie  para acercarme  y haciéndome la mendiga les sacaba algo sin que se dieran cuenta. Soy muy buena para eso. Hasta que vino la vieja esta. No sé que andaba haciendo ahí. Nadie anda con tanto trapo, tanta joya, tanto disfraz para ir a un shopin.¡La habrá mandado el diablo, qué sé yo! La cartera era grande y del mismo color que las botas. ¡Vieras que lindas las botas!¡ Daban ganas de tirarla al suelo y sacarle todo! El flaco de la flauta  le tiró la mano con el sombrerito y ella se detuvo espantada, ¡Que es esto!, le dijo, como dejan a esta gente en las puertas de los comercios, molestando a las personas de bien!, el mendigo no le dio bola y siguió tocando la flauta, ella hizo un gesto toda así, caliente porque no le dieron bola; entonces yo pensé, ¿a sí?, me acerqué le di un pechón, le quité la cartera y rajé, lo más rápido que pude. ¿ y sabes quien me salió a correr, me alcanzó, y me atrapó? ¡El gil de la flauta! El milico que estaba adentro del shopin ni se mosqueó y este gil al que la vieja había relajado me sale a correr. Pero eso no es nada. Yo estaba inflada porque justo él me atajó, le quería decir .¡que haces pelotudo! Pero cuando me miró, me dejó muerta. Toda la bronca se me fue al diablo. Me dijo, ¿por qué haces esto?,.Porque soy pobre, le conteste, en cambio a ella le sobra. ¿Qué le hace que le quite un poquito? Entonces fue que le devolvió la cartera a la vieja, mientras la gente lo aplaudía y a mi me decían de todo. Algunos, ba, otros comentaban entren ellos, a alguno le di lástima porque soy chiquita, tengo cara de nena,¿viste? Yo me quedé en el suelo porque me había hecho mal un pie, o eso creía. La vieja lo miró al vago, resosprendida, y medio  tartamudeando le dijo, Discúlpeme, si quiere lo invito esta noche a mi casa, y el vago con una tranquilidad que, te juro, mataba, le contestó. No, señora, no hace falta, tengo otra invitación. Me miró como diciendo que la cita era conmigo y ¡la dejó pagando! ¡Jua, jua, jua!¡ Si vieras la cara de la vieja! Se subió al auto  a las putiadas y se fue. El vago se me acercó, me levantó de los brazos y me dijo, Ellos son los verdaderos pobres, vos tenés algo que ellos no tienen, no lo desperdicies. Me quedé atrapada en esa mirada tan linda. Tengo la sensación  de que la vi en otro lado. Parecen los ojos del Jesús que tiene mi vieja en un cuadro en la pieza y que abajo dice: Mírame y estaré contigo.

    La cana me agarró y yo no puse ni las manos, porque estaba prendida de  los ojos del vago, que no sé que tiene pero me embrujó. Ahora mi vieja me va a venir a buscar enseguida, seguro. El milico le va a aconsejar que me cuide mas, a mi me va a decir que el niño dios no me va a traer nada, en fin. Yo no sé, me parece que el ojitos lindos me dijo, te veo esta noche. A lo mejor me visita en mi casa, ¡qué sé yo! Yo lo voy a esperar, le voy a poner un lugar en la mesa y,. . . Mirá, si yo tuve un regalo esta noche, es la mirada y la voz del gil que me atrapó.¡Que lo parió!

     

    Comentarios

    1. Avatar de

      VOLIVAR

      22 octubre, 2013

      María Olariaga: un texto muy lindo; expresas tantos sentimientos que parecen agolparse en tu pluma queriendo salir. Y sabes, muy bien, hacernos vivir esas percepciones tuyas, lo que constituye una cualidad muy importante de un escritor.
      Mi voto y un saludo
      Jorge Martínez

    2. Avatar de Mauro.Rosencrantz

      Mauro.Rosencrantz

      31 octubre, 2013

      Amiga qué te puedo decir, tienes historias muy buenas, creo que estas muy subestimada en la red de falsaria y te agradesco que continues publicando tus relatos, en lo personal me gustan mucho los estilos que ocupas, creo son poco convencionales y por eso es que me gustan tanto, recibe una felicitación de mi parte y un saludo desde México, espero que tu familia y tu se encuentren muy bien de salud.

    Escribir un comentario