Cadenas y Grilletes cap 2: Sindria

Escrito por
| 21 | Dejar un comentario

Llegué a Sindria junto al hombre que me salvó de Jamir. Sindría era una ciudad preciosa que se ubicava en una isla, era una ciudad preciosa, llena de gente que reía, nadie sufría. Era un sitio que me gustava mucho, por fin conseguí sonreír despues de tanto tiempo de tristeza y dolor.
Llegamos a un palacio enorme muy limpio y ordenado llenos de guardias y de personas que parecían ser amigos de aquel hombre. Seguí al hombre hasta un trono donde se sentó.
-Ya puedo presentarme, soy el rey Sinbad.-me dijo.
-Yo me llamo Morgiana, tengo 17 años, provengo del Continente Oscuro.-dije yo mientras el me escuchaba con mucha atención.
Dio un par de palmadas y un chico joven apareció.
-¿Me llamaba, mi rey?-preguntó educadamente el joven.
-Si, esta es Morgiana, quiero que la guíes por la isla. Morgiana, este es Jafar, uno de los generales de Síndria.-me explicó el rey.
Jafar era un hombre de estatura promedio con la piel pálida y cabello corto de color blanco. Tenia un Keffiyeh verde que cubría casi toda su cabeza. Tenía múltiples pecas alrededor de la nariz. Su cabello estava todo desordenado. Tenía 2 grandes cicatrices en sus piernas.
-Sígueme, Morgiana.-me dijo Jafar.
Yo le obedecí, me fue enseñando toda la isla, desde las casas, monasterios, playas y lo demás.
Jafar me llevó de vuelta al palacio, donde me llevó hasta una habitación limpia y recogida y me dijo que podría quedarme allí.
-Tendría que saber defenderme, aprender a pelear. ¿Me ayudaría?-le pregunté intrigada.
-Yo no, pero se quién te ayudaría, es uno de los generales de Sindria, aunque ms bien somos generales de elite, tenemos una maga, incluso.-me respondió.
-Dígale que me enseñe a pelear, por favor, cuanto antes.-le pedí.
-Tranquila, debes estar cansada del viaje, y del paseo por Sindria, así que hablaré con tu maestro mañana para que te enseñe, debemos descubrir tu estilo de pelear, cada uno tiene su propio estilo.-me respondió alegremente.
así pues, me dio una bolsa con mis grilletes y me fui a la cama. Estaba ansiosa por empezar mi entrenamiento.

Escribir un comentario

Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.