A mis queridos compañeros de movimiento y la patria toda…

Escrito por
| 9 | 1 Comentario

El Estado debe servir al pueblo, no el pueblo servir al Estado. Si no comprendemos esas palabras, si no ahondamos en su esencia y su simple significado, habremos fallado. Es por eso, compañeros y compañeras, que el movimiento no puede darse el lujo de dirigir sin más. No podemos solo conducir esta gran Nación. Debemos representarla, encarnarla, darle vida e impulso.

El Estado solo es una construcción material y mental originada en nosotros mismos. El poder lo tenemos nosotros, la masa, el pueblo, las personas. Un representante que carga con el peso del pueblo todo, un líder que orienta e incita a los individuos a poseer  metas comunes y de beneficio colectivo. Eso pretendo ser, eso anhelamos como movimiento. Un dirigente nacido en el pueblo, criado y educado por el pueblo, un hombre que esté dispuesto a servir a su pueblo.

Un político sólo puede perseguir sus metas personales si estas complementan o son en realidad, los sueños y aspiraciones que la Nación entera comparte. Sé que tenemos nuestras diferencias, nuestros puntos de vista, pero todos deseamos comodidad, amor y progreso personal.

Ese egoísmo debe ser eliminado, debe ser erradicado de raíz. No toleraré que sentimientos tan individualistas limiten el potencial de este maravilloso pueblo, tan digno y tan grande. Debemos aprender a sacrificarnos, a dar algo nuestro por el bien general. Pedir sacrificio es fácil, lo difícil es sacrificarse. Como pueblo, tenemos la obligación de atender nuestras necesidades como pueblo y no como individuos aislados.

La Nación sólo alcanzara su gloria más alta, una calidad de vida y autosuficiencia absoluta, una soberanía plena, cuando uno esté dispuesto a dar lo que posee a quien no. La solidaridad, el compañerismo, los valores de grupo y de refuerzo humano, son lo que dan progreso a los pueblos. Pensar, trabajar, estudiar, investigar y preguntar, eso es lo que todo ciudadano debe hacer. Por derecho tenemos la posibilidad de expresarnos, de actuar afín al bien común sin precio alguno. No desaprovechemos esto.

Es muy fácil quejarse y echar la culpa a dirigentes de turno o a situaciones globales momentáneas. Pero, para que cosas como esa dejen de afectarnos, para que los miles de personas invisibles a los ojos de tanto empresario y mediocre indiferente puedan ser vistos y atendidos como se debe por el Estado y el pueblo todo, primero debemos unirnos como tal. Un pueblo, un sueño, un futuro.

Las políticas sociales de inclusión, los planes de apoyo económico a las clases bajas, el proceso de atención médica público, los proyectos de reconstrucción edilicia y propagación de actividades culturales, son la solución a todo. Puede que nuestra evolución como Nación, como país y comunidad humana tenga un largo tiempo de gestación. Ya han pasado diez años desde que hemos dado inicio a todo lo que hemos prometido, a todos los sueños que esperamos alcanzar, pero yo les digo: No sean impacientes, sean positivos y luchen por un éste hermoso sol que aguardamos en el horizonte. Ya vemos sus rayos, sólo nos falta seguir avanzando para poder tomarlo con las manos.

Unidos, persiguiendo una homogeneidad heterogénea, superando diferencias, nos permitirán al movimiento y a mí, darles la felicidad plena que tanto se merecen. El partido es del pueblo, porque el pueblo ha formado este partido. Yo represento al pueblo, yo soy parte del pueblo y el pueblo es parte de mí. Peleo por ustedes, por sus derechos, por lo que creo es lo mejor para todos nosotros.

El cargo que detento no me vuelve más que ustedes, solo me eleva con honores y protocolos burocráticos que de nada sirven a la hora de compararnos entre nosotros. Soy un vicario, un intermediario entre el mundo entero y la Nación. Sueño con el día en que este pueblo tan hermoso y tan puro que me ha dado la vida, logre sobreponerse al resto con un mensaje de equidad, justicia, respeto y valores humanos casi divinos. Con una moral suprema que abrace amorosamente a los ciudadanos del mundo y no sólo a quienes residimos en ésta fértil y prodigiosa tierra, forjaremos nuestro futuro.

Un mensaje de humanidad, eso quiero trasmitirles. El pueblo debe ante todo volverse humano y no un mero animal que destruye y domina todo lo que no comprende o le parece adverso. Si hemos de aplastar, dominar y conquistar a nuestros enemigos, lo haremos. Pero siempre con el ejemplo, el diálogo y el respeto. Yo peleo con la pluma y la palabra, no con el fusil y la granada. No sé ustedes, pueblo mío, compañeros y compañeras de la patria.

Ansió verlos en las calles manifestando su alegría, su amor por este país que tanto les ha dado y que tanto ha hecho por ustedes. Porque si ustedes festejan eso, estarán reconociendo que la convivencia, la armonía y la serenidad que emanamos cada uno de nosotros, le ha llegado al otro, dando lugar así a un prójimo inquebrantable, a una comunidad que se ama a sí misma y se cuida de las toxinas egoístas que el mundo en general emite como polución industrial.

Gente, hermanos y hermanas, creemos este mundo que tanto añoramos comenzando por nuestra propia tierra. Persigamos el día en que todos los hombres seamos hermanos y podamos regocijarnos en la cúspide celeste de la vida eterna, representada ésta por el confort y la felicidad más sacra. Convirtámonos en el ejemplo, prediquemos nuestro alegría, exportemos nuestro amor, luchemos y sacrifiquémonos si es necesario por obtener una Nación que no pueda compararse a ningún otra. Seamos el nuevo centro del mundo, seamos el centro de atención para que nos imiten y nos alaguen. Hagamos que el planeta entero aprenda de nosotros como nosotros debemos aprender de ellos y de nuestros propios errores. Sigamos adelante, unidos, sin temor a nada.

El movimiento, el partido, se enorgullece de haber podido servir durante tanto tiempo a este magnífico pueblo que tanto tiene por hacer y que poco a poco va haciendo. Seguiremos peleando por ustedes y esperamos mantener vigentes las esperanzas, los sueños, la fuerza de voluntad que recibimos de ustedes y que tanto nos nutre.

Muchas gracias.

Comentarios

  1. Profile photo of Mabel

    Mabel

    1 septiembre, 2014

    Un gobierno tiene que hacer frente al pueblo, me gusta tu expresión. Un abrazo y mi voto desde Andalucía

Escribir un comentario

Currently you have JavaScript disabled. In order to post comments, please make sure JavaScript and Cookies are enabled, and reload the page. Click here for instructions on how to enable JavaScript in your browser.