Entrevista a Rubén y Juan Vicente Azorín: ‘La torre Tesla’

Escrito por
| 103 | Dejar un comentario

Buenos días, Rubén y Juan Vicente. Hasta ahora, las historias de Rubén se han encuadrado dentro de la ciencia ficción pura, con escenas tremendamente futuristas y un trasfondo más existencial. En cambio, La torre Tesla, a pesar de que conserva algunos elementos de la ciencia ficción, está más cerca del género policíaco. ¿A qué se debe este nuevo rumbo? ¿Ha resultado difícil dar el salto a otro registro?

Desde nuestro punto de vista, hay gran similitud con las anteriores publicaciones en cuanto a que todas encierran una ficción completa y estructurada como núcleo del argumento. En todas, hay un mundo del que solo se muestran los indicios que interactúan con los personajes, pero en el fondo siempre dejan al lector la posibilidad de imaginarlos, descubrirlos y analizarlos.

Pensamos que este concepto de dejar entrever dimensiones desconocidas detrás de las historias es lo que les da un valor especial, puesto que la novela puede acabar en un punto u otro, pero sus referencias a lo no contado la hacen más atractiva.

Una vez desarrollado el misterio, por llamarlo así, encajarlo en un contexto apropiado es casi obligado. En el caso de La torre Tesla, la idea que encierra no podía situarse más allá de la estratosfera o quizá de la exosfera, por lo que tuvimos que ambientarla en una realidad cercana y creíble. Presentarla bajo el argumento de thriller policíaco ha sido más divertido que difícil.

 

¿Cómo creéis que van a recibir este cambio vuestros seguidores?

Nosotros agradecemos todas las opiniones y críticas. Soñamos con el cielo, así que, en el corazón, esperamos que les guste y que lo entiendan como un intento más de hacerles pasar unos buenos momentos de lectura y de llevarles a apartar durante unos instantes su espíritu de lo cotidiano. Esperamos contar también con la benevolencia de cada uno.

 

Hawk, el protagonista de La torre Tesla, es un detective privado que se ve envuelto en una trama mucho más compleja de lo que podría sospechar. Este tipo de personajes llevan consigo la exigencia de ser carismáticos, atractivos y únicos, algo nada fácil de conseguir. ¿Cómo fue el diseño de Frank Halcón?

Efectivamente, Hawk es un detective de barrio que nunca se ha enfrentado a una aventura como la que vive en esta novela, pero que, sin dudar, acepta su riesgo y la enfrenta como puede.

Quisimos darle un temperamento humano, lejos de Bond o Bullitt. Quisimos darle unos orígenes de ir por casa y, poco a poco, su personalidad fue estructurándose como si nos la estuviese describiendo él mismo desde la nada.

Resultó ser un tipo socarrón que esconde un librepensador autodidacta. Un tipo que se adapta transversalmente a la sociedad en la que vive y que sencillamente no lamenta ser fiel a su criterio.

 

¿Cuáles han sido los muros más altos que os habéis encontrado mientras escribíais La torre Tesla?

Como te decía, desarrollar el mundo de ficción que subyace en toda la trama y situarlo en la realidad. Habrá lectores que empaticen con Halcón y se recreen con la historia narrada. Habrá otros que se queden con ganas de abundar en el mundo oculto que queda sugerido.

También es cierto que las referencias a tiempos, lugares, personajes y circunstancias están meticulosamente medidas y que la traducción de un poemario serbio no ha sido sencilla.

 

Rubén, después de tres novelas en solitario, esta vez has contado con tu hermano Juan Vicente para construir la novela. ¿Qué os ha parecido la experiencia? ¿Surgieron discrepancias u os complementabais sin problema?

Juanvi estaba conmigo ya en Luna. Siempre ha sido un apoyo y así os lo he venido diciendo. Llega un momento en que la implicación es tanta que encuentro necesario que su nombre aparezca en la portada.

 

Como decíamos, La torre Tesla tiene tintes policíacos. ¿Hay algún autor u obra de suspense que os haya servido de referencia o inspiración?

Tenemos toda una cultura de héroes policíacos de la que nuestra mente no puede huir. Desde los personajes de las aventuras de Blyton, los de Agatha, Doyle o Cornwell hasta Perry el Ornitorrinco, se han turnado para acompañarnos desde niños.

Es inevitable que todos ellos vigilen en la noche las sesiones de ordenador.

 

Si miramos hacia el futuro, ¿cuáles son los planes de la factoría Azorín? Rubén, ¿volverás a tus inicios o seguirás explorando otros géneros?

Hasta ahora, me he sentido cómodo y he disfrutado enormemente con cada página de las escritas. Te diría que estoy en el comienzo de mis inicios, así que necesariamente me veré envuelto en otras aventuras.

 

Datos del autor

  • Nombre: Rubén Azorín y Juan Vicente Azorín.
  • Género: thriller, ciencia ficción.
  • Bio: Tras licenciarse en Económicas y obtener la diplomatura en Informática, Rubén Azorín Antón pasó a trabajar dentro del campo del comercio electrónico y el marketing online, así como en el desarrollo de videojuegos a través de Nexus A&C, empresa de la que es socio fundador. Gran aficionado a la literatura y al cine, Azorín es un apasionado de la ciencia ficción, género en el que ha escrito su primera novela, Luna: Apogeo. En 2015, tras el éxito de su primera novela, decidió completarla con la aparición de Nuevo mundo, una segunda parte en la que responde a muchas de las incógnitas que habían quedado por despejar. En 2016, fue publicada su tercera obra, Cosmódromo, donde retoma la excitante senda de la ciencia ficción. En 2017, ha colaborado junto a su hermano Juan Vicente Azorín Antón en La torre Tesla, su cuarto libro en torno a la figura del inventor Nikola Tesla y uno de sus inventos, la torre Wardenclyffe; sin abandonar el género preferido del autor, ahonda en otros como el thriller policiaco o la novela negra. Un gran trabajo de documentación y todo un ejercicio de destreza al traducir e integrar poemas relacionados con Tesla con el argumento.
  • Bio: Juan Vicente Azorín Antón nació en Alicante en el año 1962, allí se crio y se formó como artista en la Escuela de Arte, la Escuela Superior de Diseño y, posteriormente, accedió a la Facultad de Bellas Artes en la Universidad Miguel Hernández en Elche. Aunque se ha introducido en diversas técnicas de esta disciplina, como en el dibujo técnico, el óleo, la caligrafía, etc., destaca por sus esculturas; a pesar de que ha trabajado con otros materiales (onyx, mármol y hierro), son las esculturas en piedra las que están expuestas en el Ateneo Científico, Artístico y Literario de Alicante y las que le han dado mayor reconocimiento. En junio de 2017, se estrena públicamente en la literatura junto a su hermano, Rubén Azorín Antón, con su primera obra: La torre Tesla

Libro: La torre Tesla

Portada La torre Tesla

Disponible en:

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Abrir la barra de herramientas