El último autobús

Escrito por
| 136 | 13 Comentarios

     El asiento de la parada del autobús le había dejado el trasero helado mientras transcurría el tiempo y pasaba un bus tras otro y el suyo no llegaba. Era de madrugada y apenas se veía gente por la calle.

     A menudo miraba su reloj de pulsera. Cada vez sentía más frío, a pesar de estar enfundada en un abrigo estrecho y con una bufanda verde tejida por ella misma que daba dos vueltas a su cuello . Y el nudo de su estómago iba subiendo hacia la garganta cuando recordaba la última cita con él. Fruncía el ceño para borrar las imágenes que le asediaban, pero no podía evitar escucharle una y otra vez diciéndole: “No quiero nada serio, ni contigo ni con nadie. Nunca.”. Esa frase había resonado tajante como una sentencia de muerte en sus oídos. No había opción a la duda. Su mirada, su gesto y el tono de su voz lo dejaban claro.

     Y ella, viendo pasar un autobús tras otro, con la dolorosa sensación de que el suyo no iba a llegar nunca, notaba cómo su corazón se iba encogiendo y se cubría con una costra helada. Y el nudo siguió subiendo hasta llegar a los lagrimales. Y cuando por fin pasó un autobús con el número luminoso que ella esperaba, permaneció sentada, silenciosa, con el líquido que empapaba su bufanda tan congelado como su corazón.

 

Comentarios

  1. Imagen de perfil de Luis

    Luis

    18 agosto, 2017

    Recuerdos que se manifiesta con belleza, saludos Alice y mi voto-.

  2. Imagen de perfil de Mabel

    Mabel

    18 agosto, 2017

    El desamor y la impotencia de no ser correspondida. Un abrazo Alicia y mi voto desde Andalucía

  3. Imagen de perfil de viky

    viky

    22 agosto, 2017

    que penita por ella . Me gusto la historia aquí va mi voto. Felicidades

  4. Imagen de perfil de alice

    alice

    3 septiembre, 2017

    Gracias a todos por vuestros votos.
    ¿Nunca habéis tenido la sensación de que cuanto más deseáis una cosa, más tarda en llegar?
    Lo de “como Penélope” no lo entiendo. Penélope tejía y destejía una y otra vez la misma tela…
    Un abrazo

  5. Imagen de perfil de VIMON

    VIMON

    3 septiembre, 2017

    Excelente y tierno relato, Alice. Saludos con mi voto.

  6. Imagen de perfil de Beatrisa

    Beatrisa

    3 septiembre, 2017

    ¡Me encanta! Tanto la historia como la forma de contarla, tenía la sensación de estar viéndola desde la acera de enfrente. Y también el trasfondo, como cada vez que un amor no sale bien tenemos la sensación de estar perdiendo un autobús. Que parece que llegamos; que va salir bien, por fin, pero al final no; no llegamos a la parada y se va ¡Te mando mi voto y un saludo!

  7. Imagen de perfil de Fiz Portugal

    Fiz Portugal

    4 septiembre, 2017

    Está pintada la congoja con todos los matices. Tienes mi voto

  8. Imagen de perfil de moisesrivher

    moisesrivher

    8 septiembre, 2017

    La parada de autobús se convierte en la escenografía de un corazón roto. Tan breve pero certero tu relato. Tienes mi voto Alice, nos estamos leyendo 😉

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Abrir la barra de herramientas