Manucrito de un ombligus del planeta Ombligux

Escrito por
| 21 | 2 Comentarios

Piensa ombligus

por anónimo

 

Pretender atrapar la verdad, agarrarla, dominarla, encerrarla, y todo eso, ¿para qué?. Muchas veces me he preguntado por qué en este planeta solo se dedica tiempo a la verdad. Y lo peor, por qué a uno lo obligan a dedicarse a lo objetivo, que sinceramente, desde mi punto de vista, es como taparse los ojos para así ver mejor. He de decir que espero que este manuscrito anónimo nunca deje de serlo, porque si no me matarían. Todos sabemos que en Ombligus lo subjetivo está condenado a la decapitación.

Ombligus, que planeta este. Menos mal que hubo un tiempo en el que no éramos así, sino ya te digo yo que no hubiéramos salido de la idea de que este planeta era plano. Pero ahora las cosas han cambiado y todo el mundo tiene que pensar lo mismo, no se permiten juicios personales, no se permiten ideas propias, todo ha de estar reglado y normalizado por el código de los Idelux. Que gran respeto tenemos por los “Oh, grandes y majestuosos Imbecilux”, uy, he dicho Imbecilux, quería decir Idelux. Que seríamos sin ellos, quien diría a la gente como tiene que pensar, como tiene que observar, como tiene que incluso caminar, cuántos hijos puede o no puede engendrar, a quien puede amar y  a quien no. Todos sabemos la historia del pobre hombre que estaba enamorado de su huerto de patatux y pepinux, y le mataron. Todo porque un día decidió escribir como estoy haciendo yo, un poema sobre su querido huerto, y claro, se convirtió sin darse cuenta en uno de los mayores criminales de toda la región. Escribir cuestiones personales, definir el amor más allá de las reacciones químicas que se producen en nuestro ordenatrum, amar a algo que no fuera un ombligus. Un verdadero criminal.

Pero bueno, visto lo mucho que hemos avanzado en los últimos 500 años, y vivido, sí, en el sentido vitalicio, pues la verdad es que me importa un pepinux ser un criminal de los peligrosos. Por favor, solo de pensar que puedo llegar a ser como mi tía, me da miedo. Es tan seguidora del código Idelux, que cuando no está en público y se salta alguna norma, por muy tonta que sea, se presenta en la Comisaria Central para que la castiguen. Enfermizo total.

Así que os digo una cosa, dejad de creer que pensáis y  pensar como pensabais antes. No puede ser que nadie os diga que es el amor, que es la vida, que eres tú. Tú eres el que define todo eso, no es objetivo ni subjetivo, porque tu eres el creador y Dios de tu realidad. No te dejes guiar por conocimientos y disciplinas inútiles. ¿No os dais cuenta que los Idelux hacen eso, que ellos son los primeros en saltarse el Código?. Ellos saben que lo objetivo y subjetivo verdaderamente no importa, tiene que ser el propia individuo el que conforme su juicio, el que dicte que es bueno y malo para él. Esta diferenciación tan abismal, que se nos muestra, como diferente e irracional, no es así, la verdad no existe, está demasiado lejos, por no decir que no importa. ¿Es cómo preguntarse la existencia de Dios? ¿Acaso crees que habrá algún ombligus u otro ser que lo descubra? Son cuestiones que ni entendemos ni entenderemos, están fuera de esta dimensión. Si ni si quiera entendemos el concepto de eterno, o peor, lo confundimos como tiempo infinito.

Crea tu realidad y no dejes que la creen por ti, porque si no te estarás dejando controlar y no serás otra cosa que no ser tú mismo, que como esencia de ser es el máximo nivel que puedes alcanzar.

 

Un saludo,

Escrito por un ombligus que decidió creer en sí mismo y en cada uno de los ombligus.

Comentarios

  1. Imagen de perfil de Mabel

    Mabel

    17 agosto, 2017

    Uno tiene que salir adelante por sus propios medios, el egoísmos de los demás, según como se mire, muchas veces causa estragos en nosotros y nos perjudica en tal manera que somos marionetas, sin poder defendernos y decir o hacer lo que nosotros queramos. Siempre escuchando el poder que tienen los demás sobre ti y el autocontrol que te desvía de tu camino. Un abrazo Juan y mi voto desde Andalucía.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Abrir la barra de herramientas