Calacas negras

Escrito por
| 32 | 3 Comentarios

Hoy comienza el paseo del Hades a Janitzio. No me palpo, no me encuentro, ya me fui, estoy “pelas”.

La cabeza se me volatilizó, pero aún tengo el boleto de regreso. Y no les voy a dar ese gusto: ese harto difícil traspie que pretende echarme fuera del camino. Quiero caminar por el sendero del más allá, guiado por las luces de mis difuntos para volver por la pista iluminada a seguir contándoles mis cuitas.

Aunque me siento un poco decepcionado, como cuando el capullo abre sus alas y avanza por el viento para enfrentarse de repente con un escobazo que le increpa:

¡Muere, mariposa negra!

¡Qué culpa tengo de que me vean negra!

Los daltónicos serían ustedes, los mortales. Eso es sólo el manto, la fachada, pues la misma parca tiene que revestirse de ese manto para aparecer cierta.

Es como en las iglesias indianas: es la cúpula de oropel que comienza su gradiente angélico con líneas de serafines negros, mulatos, prietos y renegridos que ascienden hacia la cúspide tornándose morenos, claros, pelirrojos y así, deslavándose, hasta culminar en destellos blancos de querubines sonrrosados y resplandecientes en el vórtice dorado de la hegemonía catolica.

Pero, si lo vemos según la óptica del arquitrabe, son las caritas negras de la base, las que sostienen la alegoría angélica, por lo tanto, somos las mariposas negras, las alas capaces de sostener la bóveda celeste.

Entonces: ¿por qué tanto escobazo a mis alas negras?

Si sobre de ellas relucirá mi calaca luminiscente.

 

CORTEX

Comentarios

  1. RO

    12 octubre, 2017

    Ese satiricón, va de la excelsitud a la calaca, pasando por la inmortalidad:

    –los daltónicos serán Uds. los mortales–

    Mi voto al cubo.

    RO

    :

  2. Alfie

    12 octubre, 2017

    Este sairicon, va de la cecca a la meca: primero, con primores aristocráticos, luego con las alas negras de los difuntos y finalmente alaba “su inmortalidad”:
    –kis daktonicos serían Uds. los mortales–

    Un poco a la dantesca, perdido en los vericuetos del infierno, pero al fin, leíble.

    Mi voto, aLfie

  3. Imagen de perfil de Mabel

    Mabel

    12 octubre, 2017

    Muy buen relato. Un abrazo Alfonso y mi voto desde Andalucía

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas