Votos venales (2)

Escrito por
| 34 | Dejar un comentario

Cuando se otorgaron las concesiones de los canales de televisión el espectro era análogo, por lo que Televi­sa, por ejemplo, tenía los canales 2, 5, 11, etc. Ahora que el espectro se digitaliza, las frecuencias entre los canales mencionados (o sea, todas las frecuencias que caben entre el 2 el 5 y el 11) quedarían libres. En otros países, esta ampliación digital se ha aprovechado para llevar a cabo subastas que han beneficiado al gobierno federal. Después de todo, el espectro de radio y televi­sión, como el agua, las playas, etcétera, es un bien pú­blico concesionable. Debe dejar dinero.

Pero en este país, gracias a los representantes del pueblo, las cosas no operan así. En este año electoral, estimado lector, la Ley Televisa, como fue aprobada por los especímenes que tenemos de diputados, les permi­te a los concesionarios actuales quedarse con todo ese espectro en automático. Además, impide la entrada de otros concesionarios. Limita también los tiempos públi­cos que tiene el Estado en los medios y debilita al órga­no regulador (la Cofetel) al no darle autonomía e inde­pendencia. A pesar de las innumerables críticas de es­pecialistas y académicos, la misma Comisión Federal de Telecomunicaciones, incluso las excepciones de exse­nadores sensatos como Corral, el Senado pretende re­galarle un monopolio a Televisa (y un reintegro para TV Azteca) a cambio de nada.

Estamos volviendo al sistema en donde una sola em­presa controla los video-medios y otra la telefonía, concediéndoles una influencia enorme en la vida política yel futuro del país. A los políticos los elegimos, pero a éstos lo único que se les ocurre es entregarnos atados de manos al monopolio y de paso echarle una descarga radioeléctrica al “eje puntero”.

Pero la lectura es errónea. El PRD tuvo la campa­ña menos mediática de los tetra partidos, y aun así pretendió estar por encima en las encuestas cubriéndose bajo el manto azul. Además, el “eje” ha demostrado una capacidad espeluznante para autoinmolarse y salir ileso (¿recuerdan el desafue­ro?).

Ergo, ¿valdría la pena regalar un bien público y supeditar el Estado a los poderes tácticos de un mo­nopolio?

El Presidente tiene la facultad de vetar esta ley. Hágase entonces lo correcto.

 

CORTEX

 

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas