Carta a K

Escrito por
| 110 | 5 Comentarios

            Ourense, 22 de Noviembre de 2018

Carta a K,

Te voy a dedicar esta carta hoy y me olvidaré del tema, pues aprecio mi vida y valoro mi tiempo. Allá vamos. Sé que lo has pasado mal y te han dañado el alma innumerables veces. Seguramente, pese a tu edad, te has sentido triste muchas veces y has jurado contra lo que crees más sagrado. Ellos, siempre ellos, te han menospreciado, insultado y vejado. Lo has pasado mal, lo has pasado mal. Pero tienes que aprender a compadecerte de los demás. Todos estamos sufriendo por una u otra cosa. No lo olvides nunca. Uno no sufre solo.

Te conté mis miserias, cayendo de nuevo en la trampa. Es muy probable que caiga muchas más veces pero cada vez os pillo más rápido. La historia se repite y supongo que los años no pasan en vano. Desde que te conocí hubo una incomodidad subconsciente al tenerte cerca. No sé cómo explicarlo de modo científico pero hay ciertos síntomas que vas cogiendo. Que si una alabanza falsa, una manipulación encubierta, un comentario convertido en dardo venenoso, juicios de valor fuera de lugar o una sonrisa tirante. Pasan estas cosas y en la central nerviosa de mi cuerpo suena una bocina que alerta del peligro. Cuidado, cuidado, persona peligrosa. No cuentes esto, que quede entre nosotros, no cuentes aquello que ya me encargo yo de manipularte pues me creo muy, pero que muy, inteligente. Sois personas, querida K, que triunfáis profesionalmente y os encanta ejercer vuestros poderes sobre el resto. Es vuestro motivo vital jugar con la gente.

Tan vacíos estáis, que todo lo que os llena es juzgar a las personas y lanzarlas las unas contra las otras. Disfrutáis fingiendo y poniéndoos máscaras. Soy sumisa en este momento, soy comprensiva, soy líder o lideresa, soy la hostia en verso. No, conmigo ya no cuela. No eres más que un juguete roto y vacuo que tiene información de los demás para entretenerse y olvidarse de una vida de mierda. Te reconocí en el colegio, en el instituto, en la universidad, en el otro lado del mundo y en este también. Quien me conoce de verdad sabe que no me gusta juzgar ni critico gratuitamente. Y si lo hago, me gusta enfocarlo desde una perspectiva constructiva.

K, joder, que si alguien confía en ti debiera ser lo más sagrado. Que si alguien deposita en ti confianza debieras cuidarla como un tesoro y no venderla al mejor postor. Reconozco que te puede ir muy bien en la vida en muchos aspectos, lo reconozco. Pero el dinero, el prestigio y el poder no lo son todo. Hay más cosas. Está el sentirse bien con uno mismo. Y eso dudo que lo consigas si sigues así. Puedes enmendarte, claro. Puedes cambiar. Puedes levantarte un día y decirte oye, estoy tan feliz que no necesito hablar mal de los demás. Tal vez. Pero yo no pondría la mano en el fuego por nadie, menos por ti. Oh, no. Me da pena decirte que tenía la esperanza de una amistad en ti. Pero se me ha pasado.

Me arrepiento de haberte abierto mi corazón, K. A ver si aprendo de una puta vez a detectaros más rápido. Voy mejorando, sin embargo. La primera vez dolió mucho, la segunda y la tercera también, y la cuarta. Pero cada vez tengo la piel más gruesa. Si me guiase por lo que la gente esperaba de mí no quiero ni decirte dónde estaría. Pero basta, el tiempo es oro y una carilla es todo lo que te mereces. Te vaya bien o mal, recuerda todas estas palabras. Quizás un día triste te sirvan de algo.

 

Comentarios

  1. Luis

    23 noviembre, 2018

    Buena cantinela en prosa le has dedicado a una falsa amistad, de esas tantas que existen, un abrazo Andrés y mi voto ferviente!

  2. AVM

    23 noviembre, 2018

    Gracias, amigo. Todos hemos tenido una experiencia así. Lo importante es seguir aprendiendo. Un abrazo, compañero!

  3. Esruza

    3 diciembre, 2018

    ¡Muy bueno, AVM, para el 10. Ciertamente acostumbramos a confiar en las personas, les hacemos confidencia y no saben responder, a mi me pasa.

    Saludos y mi voto para el 10

    Estela

  4. Esruza

    3 diciembre, 2018

    Bueno, qué pena, ya te había votado y había olvidado el comentario.

    Me hubiera gustado darte el 10

    Estela

  5. GermánLage

    23 diciembre, 2018

    A quien va dirigida la carta no lo sé, pero sí que es intensa y expresiva, con ese estilo tuyo tan cuidado y elegante. Y tan original como de costumbre. Buen trabajo, Andrés.
    Un cordial saludo y, ¿cómo no?, feliz Navidad.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas