Victoria agridulce

Escrito por
| 71 | 12 Comentarios

Recuerdo que, por esa época, tuvimos un día de suerte. El departamento de Recursos Humanos había organizado unas jornadas de convivencia para el personal. Nos habían distribuido en grupos al azar. Me tocó con Carleen, mi nueva supervisora del departamento de limpieza, varios que no conocía, y un directivo o algo así, de los que iban de traje.

El asunto consistía en llevarnos a una sala de reuniones para hablar de nuestras sensaciones en el hotel, que unos departamentos conociesen a otros, y esas cosas de “hacer equipo”. Lo mejor, por supuesto, es que era en horas de trabajo, por lo que me preparé a disfrutar cada minuto sentado en aquella insulsa reunión.

Al comienzo, un psicólogo se presentó, y dijo que le gustaría hacer un pequeño test para conocernos mejor.

Nos dieron a todos una lámina tamaño A3 y unos rotuladores chulísimos y nos pidieron que hiciésemos un dibujo que simbolizase nuestras vidas. Resoplé e intenté que me orientasen un poco, pero dijeron que era mejor que no tuviésemos ninguna indicación.

¡Un dibujo simbolizando mi vida!, vaya dificultad; bueno, la vida quizá sea como un río…comencé a hacer trazos…los peligros de la vida con trazos punzantes, unos besos en rojo, más color por todos lados, más color, joder casi no se ve ya ninguna forma de nada, pues hala, color abstracto todo mezclado, en plan churro, se va a cagar el gilipollas ese, a ver qué descifras de mí.

-Por favor, deténgase –dijo, al cabo de diez minutos-. Y ahora deberán salir aquí a ese atril a explicar su dibujo. –Me recorrió un escalofrío- Empezaremos por James.

James era el director financiero, que estaba a mi derecha; luego fueron rotando. Todos habían dibujado, con diversa habilidad, formas bien concretas: El hotel, su casa, un coche, la familia, e iban explicando…este es mi trabajo, el autobús, este es el pub, mi mujer… Yo era el último. Carraspeé y mostré mi gran manchurrón de colores mezclados, con predominio de lo parduzco.

-Este momento de mi vida es un poco confuso, por eso he querido simbolizarlo así. Aunque no se vea, esto que había debajo es como un río que nos lleva, que intenta aunar las incertidumbres y miedos que nos acechan, con la maravillosa fluidez y la sensación de aventura, ya saben…-sonreí, pero todos estaban en silencio, algo extrañados-

-Interesante –dijo el psicólogo- Has dicho que trabajabas en limpieza, ¿no?

-Así es señor. -Dije, mientras se me escapaba un pedo-

-Bueno –terció Carleen inesperadamente-, Óscar es un caso estupendo de superación. Cuando llegó apenas si sabía encender la aspiradora, y ahora es, sin duda, nuestro mejor limpiador, el más fiable.

-Genial, enhorabuena chico–dijo James, levantando el pulgar.

Lentamente empecé a comprender que, si había sido un mediocre estudiante de filología, no carecía de cierto talento para  limpiar inodoros con presteza.

-Gracias, Óscar, interesante tu perspectiva –dijo el psicólogo, sin convencimiento-, y me alegro por tu progreso profesional. Toma asiento de nuevo, por favor.

-Gracias señor, bueno, y a todos –dije, asintiendo y sonriendo  levemente , como un ejecutivo que ha explicado alguna transacción financiera importante-

Carleen me guiñó un ojo, cómplice. Al cabo de un rato observé con más detenimiento su rostro irlandés un poco infantil, blanquito y con pecas. Era una época en la que me gustaban las pelirrojas –aún dura-. Sorprendió mi mirada y desvió la suya, ruborizándose un poco.

 

 

Comentarios

  1. El Cappo di mama

    8 noviembre, 2018

    Guau. Me parece impresionante la facilidad que tienes para transportar a tus lectores a la historia desde la primera linea. Al final, me he sentido mal riéndome de Óscar. Enhorabuena.

  2. Naufragoenlaluna

    8 noviembre, 2018

    Una historia divertida, aunque si yo fuera psicólogo me preocuparía más por los que dibujan casitas,coches,autobuses y pubs que por los que dibujan cosas abstractas, me da miedo la gente demasiado “normal” Un saludo y mi voto

  3. Mabel

    8 noviembre, 2018

    Muy buena historia. Un abrazo César y mi voto desde Andalucía

  4. jessica82

    8 noviembre, 2018

    Estoy con Naufragoenlaluna. ADemás, no deja de ser triste que lo que define tu vida sea una casa o un coche… (la familia aún). Pero yo también me he reído con Óscar, no de Óscar,eh! jijijij
    Mi voto y mi enhorabuena.

  5. The geezer

    9 noviembre, 2018

    Muchas gracias Cappo, me alegro muchísimo que te hayas entretenido con estas modestas peripecias!

  6. The geezer

    9 noviembre, 2018

    ¡Muchas gracias por tu comentario y lectura Naúfrago! Me alegro que te divirtiese y estoy de acuerdo en lo que dices, justo esa era la idea. Un saludo y hasta pronto
    César

  7. The geezer

    9 noviembre, 2018

    Muchas gracias una vez más Mabel, un abrazo para tí!!
    César

  8. The geezer

    9 noviembre, 2018

    ¡Muchas gracias por pasarte por aquí Jessica, y comentar! Me alegra que te divirtieras, y más aún que considerases que el “normal” es Óscar jaja. Saludos
    César

  9. TrinitaH

    9 noviembre, 2018

    Genial The Geezer….te invita a leer, tiene dosis de humor, detalles que visten muy bien el relato…los rotuladores lindos!!! retratan muy bien las intervenciones de ese tipo.
    Gracias por compartir!

  10. The geezer

    9 noviembre, 2018

    ¡Muchas gracias una vez más Trinita! Por leerme y fijarte en esos detalles, me hace mucha ilusión, un abrazo grande para vos!

  11. ginimar de letras

    11 noviembre, 2018

    Divertido relato que me atrapó desde la primera línea. Óscar me parece un personaje muy interesante, me encantaría que escribieras más historias sobre él. Ésta podría ser un capítulo de un libro más extenso. Enhorabuen. Un abrazo 🙂

  12. The geezer

    11 noviembre, 2018

    Muchas gracias Guinimar!! Tomo buena nota de tus palabras. Un abrazo grande!
    César

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas