Mirada serendipia

Escrito por
| 44 | 8 Comentarios

Pongámonos en situación, vienes de la etapa más jodidamente absurda y turbia de tu vida por mera elección, decidida a ir contra viento y marea aunque todo el mundo te instase a tomar cualquier sendero menos ese.

Vas tú de lista, creyendo que el mundo es hacer aquello o luchar por aquello que los demás se empeñaban en repetirte hasta la saciedad que no era lo adecuado; ¿masoca o soñadora? Quizás un poco de ambas, quizás demasiada esperanza puesta en un mundo rodeado de especímenes que fingen ser lo que no son, ignoro totalmente con qué fin o al menos quiero ignorarlo.

Paranoyas mentales varias en el bolsillo, con la incertidumbre del camino por comenzar, en una mañana aleatoria, en la que por costumbre te acabas levantando con el mismo nudo en el pecho de siempre, de repente algo diferente sucede: algo que acciona una tecla en tu cerebro, en lo más profundo e infinitesimal de tu alma y de tu ser y que te revuelve todo por dentro, aún sin tu quererlo, sin buscarlo y encima sintiéndote como la culpable de tus propios sentimientos. La ofuscada, tonta, corazón de hielo, rata de biblioteca, eterna incomprendida, amago de tantas cosas y apasionada de otras tantas; de todo menos comunes, se está viendo completa, total y absolutamente devorada por algo incontrolable, cálido, devastador y auténtico como nunca antes ha visto.

“Y… ¿Qué hago ahora con esto?” se pregunta. Miedo; al no, al y si, a la incomprensión, a la no reciprocidad, a las risas, a todo en general… Ese miedo parece desaparecer al perderse en esa mirada cálida y acogedora de un color tan único que recuerda al color del suelo otoñal con su preciosa mezcla entremezclada de hojas verdes y marrones. Ha decidido deshacerse de los lastres, dejar de creer en la absurdez de las bondades humanas pero sigue conservando una pesada carga… El miedo.

El miedo que la atormenta cada vez que intenta lanzarse al vacío, un miedo solo borrado cuando se deja ir completa y totalmente en esa mirada.

Esa mirada que todo lo cura y le provoca todo locuras.

Comentarios

  1. Mabel

    3 diciembre, 2018

    Muy buen texto. Un abrazo y mi voto desde Andalucía. Bienvenida

  2. Naare

    3 diciembre, 2018

    Muchas gracias Mabel. Por tus palabras y por la bienvenida. Me pasaré a leer tus textos y cuenta con mis votos.
    Un fuerte abrazo

  3. gonzalez

    3 diciembre, 2018

    Me siento muy identificado con lo que escribiste. Me gustó, bella amiga. Te dejo mi voto y un fuerte abrazo.

  4. Naare

    5 diciembre, 2018

    Muchas gracias Gonzalez por tu voto y por las palabras. Un abrazo

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas