Amor amargo

Escrito por
| 9 | 1 Comentario

Inicie mi delirio por su delicado aroma tan suave como su voz, me invadió la fuerza de sus ojos y la felicidad noble que poseía su mirada.

Me hiciste débil, creí en tu vos, no te encostre, te escabulliste tras las ropas rasgadas de los señores, que no tenían nada más para vender, entonces te seguí, pero al buscarte sentí que te alejabas, cada vez más, como si supieses que al encontrarte te dañaría, no tuviste la compasión para detenerte, solo me sentí agradado y con una luz de esperanza al ver que tampoco acelerabas la marcha, solo te mantenías a una velocidad estable, aunque muy elevada. No he podido alcanzarte. Pero te anhelo encontrar. Te busco por todos los contornos, pero intentar ir por el medio es dañino, como querer tocarte sol Bellísimo sol de mi espíritu. Eres universal y en  todas partes estas. Pero no puedo tocarte, tu solo llegas a mi por tus propios medios. Te amo aunque no sepas existo. Aun consumida mi alma al querer alcanzarte, llorando afligida por no querer destruir la mínima posibilidad de perderte, entonces desperté, pero recordé tu amarga esencia.

Comentarios

  1. Mabel

    13 febrero, 2019

    Muy buen texto. Un abrazo Gonzalo y mi voto desde Andalucía

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas