Cómo escribir un cuento

Escrito por
| 427 0 |

    Cómo escribir un cuento es una de las grande preguntas que todo escritor, no acostumbrado al género, se hace. Si eres alguien con algo para decir, el cuento es el medio perfecto para hacerte escuchar, para darte a conocer o simplemente para expresar un sentimiento. Mientras que escribir una novela puede ser una tarea titánica y hecha para pocos, casi cualquiera puede embarcarse en la aventura de escribir un cuento. Por supuesto que esto no significa que sea sencillo, ni menos valioso un cuento que una novela. Con un poco de práctica, paciencia y pasión por la escritura los cuentos pueden ser letra a letra tan emocionantes como sus pares.

    Algunas ideas para saber cómo escribir un cuento

     

    • Lee todos los cuentos que puedas.  La mejor manera de conocer las formas de la escritura es leer a otros autores. Lee mucho, autores que te agraden, autores clásicos. Estudia sus diálogos, sus argumentos, las formas que se desarrollan en la escritura y sus personajes. Presta mucha atención a todo eso y si puedes anotar tus observaciones, mejor.
    • Busca y reúne ideas para tu cuento.  Lleva contigo una pequeña libreta o anotador junto con una pluma para escribir las ideas que vayas teniendo en cualquier lugar. La inspiración puede llegar en cualquier momento y lugar, no es bueno perderla sin haberla anotado. La mayor pare del tiempo solamente te surgirán retazos de historias o frases sueltas.
    • Escoge una idea y desarrolla sus detalles.  Una historia debe tener una introducción (donde se presentan los personajes, su contexto y su situación), el centro de la historia o conflicto (Existe un conflicto entre varios personajes o uno solo, es el alma del cuento) y el desenlace (un final en el que el conflicto de la parte central es resuelto -o no-). Muévete de atrás hacia adelante desde el desarrollo de tu idea y hazte preguntas como  “¿Qué ocurre luego?”, o “¿Qué ha pasado antes de esto?”.
    •  Conoce a tus personajes.  Debes saber todo lo que puedas acerca de tus personajes, de dónde vienen, sus motivaciones, sus miedos, sus gustos. Su personalidad y su situación determinará inevitablemente su forma de actuar, de modo que los hará creíbles no sólo a ellos sino a la historia entera. Probablemente no incluyas toda la biografía de tus personajes, pero cuanto más sepas de ellos, mejor para tu historia y para tus lectores, pues serán más naturales.
    • Determina la extensión de tu historia.  En una novela pueden transcurrir millones de años, puede incluir una multitud de subargumentos, tener variedad de escenarios y una tropa de caracteres secundarios. En cambio, en un cuento, la historia, el desarrollo de la parte principal de ella, se desarrollará en un periodo corto de tiempo, no se podrán incluir mas de dos o tres caracteres principales, un argumento y un escenario.  Si tu historia tiene una extensión mayor, es probable que necesite ser una novela corta o una novela con todas las letras.
    • Escoge quién contará la historia (narrador).  Existen tres puntos de vistas típicos desde donde puede ser contada una historia: primera persona (“yo”), donde el personaje principal es quien cuenta la historia; segunda persona (“tú”), donde el lector es convertido en parte de la historia; y tercera persona (“él” o “ella”), donde se escoge un narrador que cuenta la historia. Raramente se utiliza la narración en tercera persona (es muy utilizada en microrrelatos). Ten en cuenta que en las narraciones en primera persona, el narrador sólo puede contar lo que sabe (que es evidente según el relato), mientras que en una en tercera, este puede saber todo (omnisciente), puede explorar los pensamientos de los personajes o limitarse a los acontecimientos.
    • Empieza a escribir.  Si ya has ideado intensamente tu argumento, conoces bien a tus personajes y has elegido a tu narrador, pues empieza a escribir. Seguramente te des cuenta que todavía no has ideado y orquestado definitivamente tu historia, pero no importa, empezar a escribir es la única manera de saberlo y siempre estarás a tiempo de cambiar tus palabras sobre la marcha.
    • Impresiona al público.   La primera página —algunos dirían la primera oración— de cualquier obra escrita debe atrapar al lector y dejarle con ganas de más. Ten en cuenta que en los cuentos, la dinámica de los acontecimientos es esencial pues no tienes mucho espacio para plasmar tus ideas. No te entretengas con largas introducciones o describiendo a los personajes con características que no importan a la historia. Ve al grano y atrapa al lector desde el comienzo.
    • Sigue escribiendo.  Es casi seguro que encontrarás baches en tu camino, como es cierto que tienes que saber sobrellevarlos, nadie escribe un cuento perfecto en el primer intento. Dedica un poco de tiempo a escribir cada día y trázate un objetivo. Una página por día o dos puede ser un buen objetivo. Aún si tiras a la basura lo que escribiste un día, las cosas no están perdidas. Esto solo significa que has estado escribiendo y pensando acerca de tu cuento, lo cual te mantendrá en el camino.
    • Deja que el cuento siga su propio curso. Seguramente sentirás la tentación en el medio de la escritura de cambiar el curso de los acontecimientos o de cambiar o eliminar un personaje. Déjate llevar, pero siempre recuerda no perder la coherencia de los acontecimientos ni las personalidades de los diferentes personajes.
    • Revisa y corrige.  Una vez que hayas terminado tu historia, vuelve a leerla, corrige los errores que encuentres y observa que no haya errores semánticos. Haz una revisión general, asegúrate que la historia sea fluída, que los problemas de cada personaje sean resueltos de manera natural y que cada uno de ellos en sí tenga una introducción apropiada. Si tienes tiempo, deja la historia descansar por unos días o semanas antes de revisarla. El que te distancies un poco del cuento te ayudará a ver las cosas más claramente cuando decidas revisarlo.
    • Pide segundas opiniones.  Envía tu cuento revisado y corregido a alguna persona de confianza que sepas que será lo más objetivo posible y que te pueda dar algún consejo. Considera todo lo que tus revisores te digan, incluído lo que no quieras escuchar. Da gracias a tus revisores y no discutas con ellos por sus críticas o sugerencias sobre tu texto.
    • Incorpora las ediciones, revisiones, sugerencias que pienses que son válidas.  La historia será mejor si consideras mejor las críticas y opiniones externas. Revisa cuidadosamente cada una de ellas y piensa si las puedes incluir o no. En tu historia, tu tienes la última palabra.
    • Publica tus Cuentos en la Red Social Literaria Falsaria.  Una de las mejores maneras de saber si vas por el buen camino es mostrar tus cuentos al público. Puedes publicar tus cuentos en Falsaria ya que el formato es ideal para ser leído por otros autores y medir el impacto que tiene tu talento a la hora de escribir un cuento.
    Fuentes: escritores.org / es.wikihow.com / Recursos propios

    Escribir un comentario

    Edición Impresa

    La Octava Edición de la Revista Impresa cierra el 21 de octubre 2014.
    1. ¿Qué es la Edición Impresa Trimestral de Falsaria?
    2. Participa en el Arte de Tapa de la próxima edición, envía tu diseño.
    3. Ver el Ranking de artículos que formarán parte de la Edición, hasta el momento.

    Miembros

    Taller de Novela Falsaria

    ¿Quieres Escribir una Novela? Apúntate al Taller de Novela. Presencial y Online. Ver +

    Tutorial de Novela

    ¿Estás escribiendo una Novela y tienes dudas? Concluye tu proyecto narrativo con la ayuda de un Tutor profesional. Ver +

    Promociona tu libro

    ¿Tienes un libro Publicado pero no logras moverlo? Podemos ayudarte a dar a conocer tu obra y tu nombre. Ver +