Frío silencio

Escrito por
| 1.069 | 69 Comentarios

Sucedió justo hace un año. Aquel caso fue el más espeluznante que recuerdo de toda mi carrera como comisario  de policía. La llamada llegó al amanecer. No olvido el frío silencio al entrar en la casa, mientras iba hacia la habitación todo se oscurecía.  Los rostros de las víctimas estaban desfigurados, habían sido golpeados con saña. No opusieron ninguna resistencia. Sus cuerpos ensangrentados  colocados  juntos sobre la cama, la madre abrazada a sus dos pequeñas. El hedor era insoportable. Cruel  y fríamente asesinadas con un disparo en la cabeza. Por más que lo intento no puedo borrar esas  imágenes de mi mente, incluso en ocasiones vuelvo a sentir ese olor a sangre y muerte. —Nos están haciendo señas, eso quiere decir que se acabó el tiempo, tienes que marcharte ya ¿verdad? —Sí, comisario, así es. Pero todavía no logro entender ¿Por qué? Era su familia, como pudo hacerles eso.

Comentarios

  1. SALAMANDRA

    30 noviembre, 2012

    Huff 1000lUNA, que terrible escenario nos dibujaste.
    Realmente espeluznable.
    . Bravo Niña

    • 1000Luna

      30 noviembre, 2012

      Hola, amigo. Muchas gracias. Sí, es una escena terrible y más terrible es pensar que estos casos pasan.

      Un abrazo.

  2. VIMON

    30 noviembre, 2012

    Muy buen relato; muy terrible, pero son casos que llegan a suceder. Un abrazo y mi voto.

    • 1000Luna

      30 noviembre, 2012

      Hola, Vimon. Gracias por tu lectura. Así es son casos que suceden. Hoy mismo al leer tu última publicación pensé en este micro que yo había subido y me dije … anda, Vimon escribiendo sobre 24 horas sin violencia y yo escribiendo un cruel asesinato.

      Un abrazo.

  3. halize

    30 noviembre, 2012

    Terrible relato, me ha gustado, a pesar de lo breve que es.Un saludo y mi voto.

  4. Paul Devouge

    30 noviembre, 2012

    Bien narrado, espeluznante pensar que alguien mate a su familia!!!
    Un saludo y mi voto

    • 1000Luna

      30 noviembre, 2012

      Hola Paul. Gracias, me alegro que te haya gustado. Y sí, es algo que escapa a la razón, solo mentes enfermas pueden actuar de esa manera.

      Saludos.

  5. volivar

    30 noviembre, 2012

    1000Luna: la crueldad en toda su expresión. Excelente narración, querida amiga.
    Mi voto
    Volivar

    • 1000Luna

      30 noviembre, 2012

      Hola, Volivar. Muchas gracias. Este es el micro que escribí para el concurso de micro crimenes, de Falsaria.

      Un fuerte abrazo amigo.

  6. Per

    30 noviembre, 2012

    Duro y real, es de las veces en las que la ficción, al hacerse terrible y morbosa, se en uentra con la realidad. Muy bien narrado, mi voto.

    • 1000Luna

      30 noviembre, 2012

      Muchas gracias, Pernando. Un abrazo para ti y buen finde.

  7. J.Stark

    1 diciembre, 2012

    Absolutamente estremecedor…más aún por lo tristemente actual del tema. No digo ya ojalá…ahora ya digo que debe cambiar esa tendencia ya. El amor debe vencer al odio de una vez por todas. Buen micro, besotes y mi voto

  8. Beatriz

    1 diciembre, 2012

    Me has hecho leer el final varias veces. Me ha impactado. MI voto. Besos,
    Bea

    • 1000Luna

      1 diciembre, 2012

      Hola, Bea. Me alegro de que te haya impactado ese era el fin del micro y más ese final, así que me doy por satisfecha. Muchas gracias.

      Un abrazo.

  9. Richard

    1 diciembre, 2012

    Hola Veronica.
    Un relato sumamente perturbador y escalofriante.
    Lograste transmitir la enorme crueldad del protagonista.
    Excelente.
    Beso y voto Vero.

    • 1000Luna

      1 diciembre, 2012

      Hola, Richard. Muchas gracias por tu lectura. La verdad es que ahora mismo no sé que más responder, solo decirte que por supuesto que tienes mi permiso para responder a quien quieras si te sientes atacado.

      Un abrazo.

  10. T.H.Merino

    1 diciembre, 2012

    Excelente microrrelato, con las palabras justas y el tono adecuado. Mi felicitación, abrazo y voto. T.H.Merino

    • 1000Luna

      1 diciembre, 2012

      Muchas gracias, T.H.Merino. Es un placer contar con tus lecturas ^_^

      Un abrazo.

  11. Maqroll

    1 diciembre, 2012

    Vamos a ver; o yo no entiendo nada o aquí algo falla. Por supuesto no voy a hablar de si el asunto del relato es más o menos escalofriante o si es terrible lo que cuenta o si es imposible o si ocurre a diario. Yo, aquí, hablo de literatura, y más concretamente, de textos. Pues bien, no puedo comprender cómo, en 10 comentarios (más tus respuestas) nadie hace referencia a lo más importante del cuento; donde para mí reposa su originalidad y grandeza; donde aparece el «cuento oculto» que nos dice que «cualquiera puede asesinar a su familia»; que los hechos aberrantes también nos son comunes a todos, al ser todos nosotros ejemplares de una misma especie, la humana. Y ese momento en el cuento está en los dos últimos párrafos, escritos como diálogo entre dos personas, y donde se deduce que una de ellas está en la cárcel y la otra está visitándola (ya que puede marcharse). Y lo impactante, donde reside todo lo que expuse anteriormente, es que el que está en la cárcel es el comisario; por lo tanto el comisario es el que asesinó a su familia; ya que el visitante, el que tiene que marcharse dice:
    —Sí, comisario, así es. Pero todavía no logro entender ¿Por qué? Era su familia, como pudo hacerles eso.
    Bueno, pues sin más explicaciones, repito: no acabo de comprender los comentarios; no acabo de entender cómo lee la gente; por qué vota; por qué comenta. Cada día me resulta más aborrecible este mamoneo de «hay que ver qué bonita eres y qué historia nos cuentas».
    A mí, esto es lo único que me ha gustado del cuento; suficiente para votar.
    Saludos.

    • 1000Luna

      1 diciembre, 2012

      Hola, Maqroll. Gracias por tu lectura y por todo. En lo demás no voy a entrar a comentar. Si tengo que decir que me crea malestar este ambiente que se ha creado entre personas a las aprecio.

      Un abrazo.

  12. Richard

    1 diciembre, 2012

    Veronica.
    Espero me concedas el permiso pero necesito responderle al señor cuyo nombre desconozco. Que sea El gaviero, el fundamental personaje de ese mito viviente, genial escritor colombiano , Alvaro Mutis, no creo.
    Nos ha tratado de idiotas en un micro de Hugojota a los que leemos y comentamos.
    Le producía asco. Dijo no comentar más. Lo sigue haciendo.
    Ahora todo es aborrecible.
    Señor: el aliento entre personas comunes que NO compiten por el premio Nobel de Literatura ni planean convertirse en Thomas Mann, es fundamental para que intentemos superarnos, ya que esa palabra de aliento, que Usted me la brindó a mi el 5 de junio en mi primer cuento, con una magistral clase puntuación produce gratitud y ganas de demostrar que uno puede mejorar. Muchos quedan en el camino y otros siguen. Depende de cada uno y es natural. Usted en su presentación dice desconocer el odio entre otras cosas. Con sus comentarios insultantes e hirientes dice otra cosa.
    Le sugiero, que, si este espacio no es lo que USTED quiere que sea, funde el suyo e imponga las reglas que Usted considera necesarias.
    Este espacio es distinto, en lo personal amo a su gente su estilo y soy un agradecido de la oportunidad que se me brindó.
    El día que cambie, seguramente iré con mis cuentos y comentarios a otra parte.
    Muchas gracias.
    Muchas gracias a vos Vero y espero sepas disculpar la atribución que me tomé

  13. volivar

    1 diciembre, 2012

    Vero: deseo tomar tu espacio, con tu permiso. Richard: hago míos tus comentaros dirigidos a tal magrol, que se dice culto, aunque desconoce en qué consista la literatura emotiva; presume de académico, y de que es poseedor de un cúmulo de conocimientos gramaticales y de todo lo relacionado con las letras, pero con las científicas, no con las emotivas, que son muy diferentes. En falsaria se escribe emotivamente, creando arte, y para eso es necesario ser humildes, amar, no menospreciar a nadie. Este fulano lo que ha conseguido es el odio, estoy seguro, de muchos compañeros.
    Ilustre desconocido, Magrolll, usted pertenece a la clase humana designada como despreciable.
    ¿Lo aguantarán al menos en su casa?
    Sería un enorme gusto que se retirara, sabelotodo de pacotilla; usted no tiene cabida en este grupo en donde todos somos amigos, que nos impulsamos, en donde no nos tratamos de idiotas.
    Volivar (Jorge Martínez Martínez. Sahuayo, Michoacán, México)

    • 1000Luna

      1 diciembre, 2012

      Volivar, como le dije a Richard, tienes mi espacio y permiso, todos lo tenéis. Aunque tengo que reconocer que estoy pasando un mal rato al leer los comentarios.

      Un abrazo, Jorge.

  14. Lidyfeliz

    1 diciembre, 2012

    Ahdiero a las respuestas de Richard y volivar, 1000Luna. Simplemente porque nadie le dio el derecho a este señor a llamar imbéciles a quienes habían comentado, sin saber a ciencia cierta si habían comprendido el tema y el último diálogo del cuento. No somos tan estúpidos, creo para no darnos cuenta de lo que pasaba en el relato. En todo caso, en lugar de denigrar, hubiera sido mejor decir, «me gustó mucho cómo lograste el tema de un comisario asesinando a su propia familia» sin referirse a los demás compañeros.
    Por mi parte, me pareció excelentemente resuelto. Mi voto

    • 1000Luna

      1 diciembre, 2012

      Gracias, Lidyfeliz por tu lectura y comentario.

      Un saludo.

    • Maqroll

      6 diciembre, 2012

      Hola, Lidyfeliz. Puedes adherirte a quien estimes oportuno; faltaría más. Pero no dejes que se note de forma tan evidente la manipulación a la que decides someterte, ya que (y mira que lo he revisado despacio), yo no encuentro por ninguna parte en mi comentario lo de «imbéciles» y por tanto no comprendo que digas refiriéndote a mí: «Simplemente porque nadie le dio el derecho a este señor a llamar imbéciles a quienes habían comentado». Claro que también puede ser que no hayas leído manipulada por nadie, simplemente que lo hayas leído sin prestarle atención, ya que tampoco he encontrado lo de «estúpidos» ni ninguna frase denigrante. De todos modos, en un sentido, agradezco estas interpretaciones maniqueas porque, seguramente sin querer, acaban dándome la razón al respecto de lo que expongo en mis anteriores comentarios. Fíjate por donde, una de las cosas que mejor avalan mi opinión es el hecho de que entre todos los que defienden el «buen» comportamiento en esta red, el «buenismo» y la empatía «cariñosa», ninguno ha tenido el valor de «denunciar» los insultos personales (esos sí que claramente denigrantes) que aquí se han vertido contra mí. Pero no vayas a pensar por eso que yo me sienta ofendido o denigrado; nada más lejos. Para mí esas reacciones afianzan la opinión que tengo de algunos, y en general, la opinión que mantengo del hombre como animal social, tan fácil de ser manipulado y hasta convencido de las teorías más absurdas; gracias a esa cualidad social del hombre existen los partidos políticos, por ejemplo; y las religiones; y las sectas. Y fíjate si me ha resultado interesante este hilo de comentarios, que lo he incluído como ejemplo en un trabajo que estoy haciendo («El poder de la ideología o cómo nos engaña el cerebro»).
      Saludos.

  15. Cardamomo

    1 diciembre, 2012

    Me quedo con la descripción de la escena, realmente buena; consigue que me sienta como si hubiese estado yo mismo en la habitación ese día: la frialdad del escenario, la situación y el estado de los cadáveres, el hedor, la ubicación de los balazos…
    Me parece, insisto, que es un excelente ejercicio descriptivo y no creo que tu intención sea la de ilustrarnos con la moraleja que Maqroll señala, aunque sólo sea porque es muy evidente.
    A mí me sorprende más que siendo los dos protagonistas del relato comisarios y que, atendiendo al comentario del que llevó la investigación («Aquel caso fue el más espeluznante que recuerdo de toda mi carrera como comisario de policía») tenga ya una cierta antigüedad en el cargo, pues los hechos se desarrollaron hace «justo un año», mantenga un trato tan de respeto hacia el asesino (cuando le pregunta «por qué» lo hizo, utiliza el «usted») mientras el encarcelado utiliza el tuteo ante la inminencia de la despedida.
    Y otra cosa ¿a qué se debe la visita de un agente del orden a un criminal sanguinario capaz de acabar con su familia con una crueldad sin límites?
    Yo no logro desvelarlo, pero creo que creo que en estos dos detalles está el quid del relato y no en las evidencias.
    ¿Continuará?
    Un beso.

    • 1000Luna

      2 diciembre, 2012

      Hola, Cardamomo. Bien, te voy a explicar en lo que yo pensaba a la hora de escribir este micro; Un comisario de policía, con un expediente ejemplar y muchos años de servicio, una noche de repente asesina a su familia y lo vive como otro más de los muchos crímenes que ha visto en su trabajo.
      El tuteo y el trato de usted se debe a que el agente y el asesino eran compañeros, pero el joven al ser su jefe le trata de usted. El agente va a visitarlo porque a pesar de ser un asesino, es su compañero, lo admira y no logra entender porque lo hizo. Y como él todos los que lo conocían.
      Y bueno, quería decir que a veces no se puede encontrar explicación para algunos asesinatos, que hasta la persona más normal, la que nunca pensarías que puede cometer ninguna atrocidad llega un día y por las causas que sean lo hace. Consciente o inconscientemente.
      No, no continuará… jejeje… Cada uno puede también sacar sus conclusiones, buscar un por qué…

      Un fuerte abrazo amigo y muchas gracias.

  16. LUCIA UO

    2 diciembre, 2012

    El final me sorprendió.
    No me esperaba que el comisario fuera el asesino de su familia.
    Un abrazo y mi voto.

    • 1000Luna

      2 diciembre, 2012

      Hola, Lucia. Muchas gracias por tu lectura.

      Un abrazo.

  17. mariav

    2 diciembre, 2012

    Uf, Verónica, me he quedado como una peonza dando vueltas sin parar tras leer los comentarios a partir de la intervención de Maqroll, y entiendo lo mal que lo has debido pasar, porque es lo que sucede cuando se milita a la vez en bandos contrapuestos y hay una trifulca, que después no sabes que partido tomar.
    Yo no se hacer critica literaria. Esa cualidad no está entre mis aptitudes. ¡Qué más quisiera yo! Pero puedo ver cuando un texto tiene cierta calidad literaria, aunque no me preguntes el porqué.
    Me apena ver que en Falsaria textos con calidad pasan desapercibidos porque sus autores no interactúan con los demás compañeros. Aunque como alguien dijo, lo bueno siempre emerge a la superficie. Voy a reconocer públicamente que yo soy más de las que votan con el corazón que con la cabeza, al fin y al cabo, porque escribo más con sentimiento que con sentido. Y con sentimiento, aquí, en Falsaría, me siento más que correspondida. Algo que estoy aprendiendo aquí es a hacer amigos, a rodearme de cariño, a tratar con los demás…
    Me duele que en mi texto “La mujer extranjera” nadie haya visto es sarcasmo con el que lo he escrito y todos se hayan quedado con el toque del suicidio…
    Como persona que comparte la afición por escribir, por aquí me siento de lo más arropada. Pero necesito más. Como escritora en ciernes en un campo que no manejo, necesito de la crítica…, pura y dura si así ha de ser. Necesito una opinión objetiva de mi trabajo; sin edulcorantes ni subterfugios.
    No sé si después de este comentario, he logrado mi suicido personal aquí y que nadie más me lea y vuelva a comentar lo que escribo. No importa. Sigo siendo una extranjera en todas partes.
    Es mi verdad, aunque la verdad no existe porque todos tenemos una y no hay quien nos desmonte de la burra. Pienso que quizás nunca debería haber salido de mi pía aunque entonces me habría quedado con mi necesidad de transcender. Aunque me plantee la pregunta, ¿transcender a qué o para qué?
    El otro dio un amigo del face me recordó una canción que cantaba en mi juventud
    «Los hijos que no tuvimos se esconden en las cloacas, comen las últimas flores, parece que adivinaran que el día que se avecina viene con hambre atrasada»
    Al alba, siempre al alba…, ahí hallo mis respuestas.
    Volivar, sabes de mi aprecio por ti. Richard, Lidia, Lucia, Pedro el cabrito, y tantos otros cuyos nombres no pronuncio… Todos sabéis que os hacéis querer.
    Maqroll, sigues comportándote como un elefante entrando en una cacharrería, que por mucho que creas saber, te olvidas de lo más importante, que esto, como dicen algunos (1), no solo es una red de literatura. Es, ante todo, una red social. Y que se puede hacer critica literaria sin tratar a los demás de palurdos…, aunque lo seamos.
    Verónica, después de todo esto, voy a decirte que me ha gustado tu micro y que por eso tienes mi voto. También, que no te sientas mal por la polémica que has suscitado. Te recuerdo que así es la vida, Que los amigos verdaderos lo son en las duras y en las maduras y es problema de ellos que no se entiendan mientras tú sepas quien realmente eres.
    Besos.
    PD: El silencio siempre es frío porque no lo cruzan las palabras.

    (1) http://tiendas.fnac.es/la-gavia/concurso-falsaria-escribir/

    • 1000Luna

      2 diciembre, 2012

      Hola, Mariav. Muy interesante el enlace de la entrevista que me has dejado, gracias. Soy así y no puedo evitar que estos cruces entre personas a las que considero amigas me afecten de algún modo. Pienso que cada uno tiene su estilo al escribir y sus motivos al compartir los textos. Cada uno busca algo diferente. Yo no es que vote con el corazón, es que no soy ninguna profesional y solo me gusta escribir y leer, yo leo, me gusta y voto, no me gusta, no voto. Si es cierto que me gusta y agradezco que me digan los errores cuando los cometo, que me aconsejen y me ayuden a mejorar en la medida de mis posibilidades, pero entiendo que hay personas que eso no les importa, tienen otra forma de ver la página que me parece tan válida como la mía.
      Sabes, creo que tú y yo somos muy parecidas, eso sí, tú escribes infinitamente mejor que yo, no hay color 🙂

      Un fuerte abrazo amiga.

  18. Maqroll

    2 diciembre, 2012

    ¡Coño, qué alegría! Parece que he conseguido despertar a algunos. Y además, han despertado con ganas de comentar con profundidad, no solo el texto, sino también lo que es esta red. Otros, una vez más, se retratan con tanta facilidad en sus comentarios que no sería necesario este mío; pero igualmente lo voy a hacer.
    Resulta que yo digo [«Bueno, pues sin más explicaciones, repito: no acabo de comprender los comentarios; no acabo de entender cómo lee la gente; por qué vota; por qué comenta. Cada día me resulta más aborrecible este mamoneo de “hay que ver qué bonita eres y qué historia nos cuentas”]. Y se pueden leer respuestas en las que dicen que les llamo imbéciles, estúpidos, etcétera (hay quien dice incluso que «quién me ha dado permiso para llamarlo imbécil»). Para mí esto solo pone de manifiesto que los que se expresan así es porque se toman las cosas personalmente. (Les recomendaría que leyeran «Los Cuatro Acuerdos», un resumen de la sabia filosofía tolteca). Los hay incluso que pasan directamente al insulto, cuando parece que creen en la «armonía del grupo». Y hablando de «grupo», me ha resultado muy clarificadora la frase «cuando se milita en bandos contrapuestos»: o sea que ¿aquí hay bandos? ¿aquí hay pandillas? ¿aquí se forman grupos que se apoyan mutuamente sin importarles el texto, solo porque son amiguetes y así no perder el apoyo del otro? Entonces aquí hay lo que yo me temía al decir que aborrezco este mamoneo. Y es que para hacer amigos, amigos de verdad, hay que estar preparado para oir el «no», y considerarlo tan grande e importante como el «sí». Pero además, resulta que ese «sí» lo solemos escuchar todos de la boca de nuestros allegados (familia, amantes, compañeros hipócritas, amigos temerosos, etc.; y no hay escritor, profesor ni escuela de escritura que no advierta a sus alumnos, y en primer lugar, que no lean nunca sus ejercicios a los allegados: sus opiniones están siempre manipuladas por el cariño que les profesen y no se atienen a lo objetivo); y yo considero que si entramos en una red y exponemos nuestro trabajo, es precisamente porque queremos escuchar el «sí» en palabras de desconocidos; y tambien el «no». Queremos avanzar hacia la verdad más objetiva posible, aun a sabiendas de que la objetividad no existe; y está bien que además hagamos «amistades», que lleguemos a sentir aprecio por los otros, por unos más que por otros, claro está. Pero esto no justifica que hagamos «pandilla», «bandos» y por tanto «guerras».
    Aunque hay un señor aquí al que parece encantarle hacer todas estas cosas; por una parte forma su pandilla alabando indiscriminadamente, esperando así la alabanza de los alabados; votando indiscriminadamente, esperando así el voto comprado; además habla en primera persona plural, para aumentar el vínculo entre los miembros de la pandilla. Este señor, al que ya le tuve que explicar en su momento por qué sus comentarios eran demagógicos y manipuladores, incluían falsedades y desprendían hacia mí más que viles intenciones, pues resulta que no pierde la oportunidad de volver a comportarse de la misma manera (la vez anterior a la que hago referencia no se puede leer en Falsaria porque alguien se ocupó de eliminar aquélla conversación ¿?). Este señor es Volivar, quien después de decir en su comentario sandeces respecto a «letras científicas y letras emotivas» se permite lo siguiente: «Ilustre desconocido, Magrolll, usted pertenece a la clase humana designada como despreciable. ¿Lo aguantarán al menos en su casa?». Creo que no precisa comentario alguno. También escribe «Este fulano lo que ha conseguido es el odio, estoy seguro, de muchos compañeros» (intención manipuladora de mover en una dirección a los demás, por los que parce que piensa). Y sigue: «Sería un enorme gusto que se retirara, sabelotodo de pacotilla; usted no tiene cabida en este grupo en donde todos somos amigos». Pues mire usted, no, no todos somos amigos, al menos no de la clase de amigos a los que se refiere; y no, no me voy a retirar porque usted lo diga. Y además me voy a permitir hacer notar que es usted, y solo usted, el que utiliza palabras como odio, despreciable, fulano, sabelotodo de pacotilla» y quien trata de expulsar a otro (en este caso a mí); ya veo su nivel de congruencia con esa fe cristiana que alardea de profesar con tanto ahínco; flaco favor hace a los cristianos. Claro que otra cosa es ser católico, y de la mentira, la hipocresía y la actitud mafiosa del católico ya sabemos todos mucho; yo diría que demasiado.

    Saludos, 1000Luna, y deja de preocuparte por estas cosas, en el fondo tan poco importantes, y sigue escribiendo con el corazón, que claro que yo, como muchos otros, sí sabemos entenderlo. Saludos.

    • 1000Luna

      2 diciembre, 2012

      Hola, Maqroll. Intentaré seguir mejorando y seguir escribiendo con el corazón para llegar a los demás corazones.

      Un abrazo.

  19. Richard

    2 diciembre, 2012

    Hola Veronica.
    Vuelvo a pedirte disculpas.
    Esto es lamentable.
    «ME HAN DESPERTADO»…no puedo creerlo. A los 53 años necesito que alguien me despierte y me recomiende lecturas, algo que solo hacen mis amigos.
    Vero, me dejé llevar por el impulso. No valía la pena responder.
    Nuevamente perdón.
    Y cada uno tiene el derecho de responder y de sacar sus conclusiones.
    Sugeriría que el Sr. Rey exponga sus ideas en un relato y continúe la discusión o no con los lectores. De paso se sale de tu espacio Vero.
    Habrá que ver si lo entendemos ya que no todos podemos hacerlo.

    • 1000Luna

      2 diciembre, 2012

      Hola, Richard. De veras, no te preocupes, y no tienes que pedirme perdón.

      Un abrazo.

  20. María.del.Mar.(Cenicienta-literaria)

    2 diciembre, 2012

    Querida amiga, 1000 Luna se me ha encogido el corazón al leer los comentarios.
    Con todo mi respeto, entiendo que estamos en una red donde exponemos nuestras obras literarias para que los compañeros/as, libremente, expresen su opinión y puntualicen las correcciones que estimen oportunas; siempre desde el respeto y con la única intención de ayudar.
    Yo al igual que tú, cuando algo me transmite emociones, lo voto; si al leerlo no experimento emoción alguna, no voto.
    No creo que nadie vote a nadie para hacer amigos. Cuando subimos un relato a la red, exponemos algo más que el texto; exponemos una parte de nosotros mismos.
    Resultaría imposible que no despertasen los afectos al compartir algo tan profundo. Es mi humilde opinión.
    En cuanto a tu relato, me ha impresionado la fuerza y el realismo que trasmite; pude ver, con total nitidez, la macabra escena. Te felicito y te doy mi más sincero voto, querida amiga.

    • 1000Luna

      2 diciembre, 2012

      Hola, María del Mar. Muchas gracias, me alegro que te haya gustado el micro. Te mando un fuerte abrazo, estoy deseando leer otra de tus bonitos cuentos.

      Un abrazo y feliz semana.

  21. Maqroll

    3 diciembre, 2012

    ¡Ya está bien! Dejen de jugar al melodrama y dejen en paz a Vero o 1000Luna; ella solo escribió un relato y lo publicó aquí; yo soy el que hizo el comentario que tanto les ha molestado; dejen ya de continuar pidiendo perdones a Vero; dejen ya de decir tonterías. Aquí yo no he ofendido ni insultado a nadie; para comprobarlo solo tienen que leer lo que he escrito en mis comentarios, y, por favor, lean lo que dice el texto no lo que se imaginan que dice. Tengan lo que hay que tener para leer mis comentarios y hablar de lo que digo en ellos, no de lo que suponen que digo; demuestren de una vez la educación y la empatía que tanto defienden y de las que tanto hablan y dejen en paz a Vero. ¿Qué pasa, se aburren? ¿O son de ese tipo de gente que todo tiene que convertirlo en un conflicto personal? ¿Es que no tienen nada mejor de lo que ocuparse?. Sus comentarios, sus peticiones de perdón absurdas, sí, absurdas, porque hablan como si estuvieran invadiendo su casa, su vida, cuando lo que han hecho no es más que expresar sus opiniones en forma de comentarios en una red social en la Internet y en la página que corresponde a la publicación de un artículo suyo; nada más y nada menos. Pero, ¿quién se creen que son ustedes? ¿Dónde se creen que están? ¿Qué pasa, ahora van a desmenuzar este comentario para darse por aludidos, ofendidos e insultados? ¿Y lo van a hacer porque pido educación? ¿Van a leer que digo que son maleducados? ¿Se van a ofender acaso porque deduzca que parece que no tienen mucho de qué ocuparse? ¿O por qué otra idiotez se van a ofender ahora?
    Y señor Richard, deje de nombrarme por mi apellido porque no recuerdo haber firmado mis comentarios de esa manera; y deje de gritar ME HAN DESPERTADO, porque parece que no ha sido así, continúa usted comportándose como un adolescente. Y querida Cenicienta Literaria ( lo de querida es una expresión, no vaya a ser que también ofenda), dices que aquí se publica para que los compañeros opinen libremente; pues no ha sido así. A mí se me ha intentado tapar la boca. También dices que «siempre desde el respeto» ¿Pero, qué pasa? ¿es que yo he faltado al respeto en mis comentarios?; si opináis así, en que bajo concepto tenéis la palabra «respeto». Parece que aquí respetar es ser un hipócrita adulador; un mentiroso que alaba para ser alabado. Pues, sabes, eso para mí sí que es una falta de respeto. Y grande, y maliciosa. Y yo no pienso tener esa falta con nadie. ¿A qué viene eso de «se me ha encogido el corazón»? Pero bueno, ¿es que aquí se ha muerto alguien? ¿es que aquí estamos hablando de la enfermedad que alguien padece? ¿es que aquí se ha dejado a alguien sin su puesto de trabajo?. Un poco de seriedad, por favor.
    Os ruego que en adelante, si no os gustan mis comentarios, paséis de mí; que dejéis de sacarle punta a todo lo que digo, porque nada de vosotros he dicho. ¿Dónde estáis para decire a Volivar que no insulte? ¿Dónde estáis para decirle que se pasa cuatro pueblos? ¿Dónde para revelar a todos que pide votos para los artículos que le interesa como si estuviéramos en unas elecciones o como si de esto dependiera una beca o un puesto de trabajo? ¿Por qué os calláis ante sus insultos y maniobras? Por supuesto no necesito que os manifestéis al respecto, pero dejar ya de nadar en la pura y absurda contradicción. ¿Por qué no tenéis lo que hace falta para dar a leer estos comentarios a alguien que nada tenga que ver con esto y esperáis en silencio a escuchar su opinión? A lo mejor os cambia el punto; que buena falta hace.

    • El-Moli

      3 diciembre, 2012

      «Caballero» , le rogaría se dirija a las personas directamente en sus espacios para no ensuciar con sus absurdos comentarios este lugar de 1000luna.
      Comprendemos que es usted una persona muy versada, pero…
      Si no es de su agrado, no comente, no vote y de esa manera no molesta a nadie.
      Lo saludo atentamente Luis Molina (El Moli) si tiene algo que decir le dejo mi correo.
      albermol.molina@gmail.com

    • María.del.Mar.(Cenicienta-literaria)

      3 diciembre, 2012

      Estimado Magroll: Disculpe, pero no le he nombrado en ningún momento; no comprendo su indignación. Se me encoge el corazón: es una expresión referente al malestar que me produce ese cruce de comentarios entre usted y algunos de nuestros compañeros. Deseo creer que se debe a una falta de comunicación . Mi corazón es libre de estirarse y encogerse cuando lo estime oportuno. Yo también he leído los cuatro acuerdos, y si no recuerdo mal, usted no pone en práctica lo de no tomarse las cosas personalmente:
      – Ni la peor ofensa
      -Ni el peor desaire
      -Ni la más grave herida. Si no le nombro ¿ por qué me nombra usted?
      2º) Acuerdo: Honra tus palabras
      – Lo que sale de tu boca (en este caso, de su pluma) es lo que eres tú. Perdone, pero en su comentario se percibe cierta crispación. A mi humilde entender el tono hostil es una falta de respecto hacia el receptor.
      Cualquier cosa que desée, estoy a su disposición en: luzdelmar@telefonica.net.
      Un saludo.
      Cenicienta literaria Mª del Mar Gómez Guerra

  22. El-Moli

    3 diciembre, 2012

    Amiga, vaya revuelo que haz conseguido. Me recuerda a una frase del Quijote: «Ladran Sancho»
    Me ha gustado la fuerza que le diste a tu relato, es escalofriante, ese final tan polémico nos dejó pensando a todos.
    Muy bueno, mas allá de algún comentario.
    Te dejo un fuerte abrazo.

    • 1000Luna

      3 diciembre, 2012

      Hola, Moli. Me alegra mucho que te haya gustado. Gracias por tu lectura y comentario.

      Un abrazo.

  23. Patricia-Duboy

    3 diciembre, 2012

    Que lío ha montado tu micro, mejor no entro en el.
    A tu micro, como la vida misma, personas somos todos. Impredecibles también.
    Un abrazo

  24. Jose María S Alfonso

    3 diciembre, 2012

    Ejem, perdón, ¿puedo levantar el dedo? gracias,….MilLuna: con razón llevas 20 corazones pegados a tu relato, eres buena escribiendo, llegas a la gente, tocas adentro, como dicen Vimon y Volivar. escribes con emoción.

    Luna: Me hago tu seguidor humilde, elige: un beso o un voto, no se puede tener todo, ya me dirás…

    Jose María

  25. 1000Luna

    3 diciembre, 2012

    Hola, José María. Muchas gracias por tus palabras y por hacerte mi seguidor, puesto que es señal de que te gustan mis textos. Siempre prefiero las muestras de afecto, los comentarios y las criticas constructivas a los votos ^_^

    Un abrazo.

    • Jose María S Alfonso

      5 diciembre, 2012

      Jajaja, te mandé un beso pero no podido resistirme a votarte también!

      Que sigas escribiéndonos cosas tan buenas, por favor.

    • 1000Luna

      11 diciembre, 2012

      Hola, Carlos Eduardo. Muchas gracias por tu lectura. Me alegro que te impactara el final, buena señal, y que te gustara en general.

      Saludos.

  26. Esther.A.P.Ruinervo (Sofista)

    11 diciembre, 2012

    Buen texto, aunque para mi gusto le falta algo.
    Parece el comienzo de un capítulo de una de mis series favoritas: Mentes Criminales. La idea es buena y como la cuentas también pero creo que es demasiado breve y queda superficial, a la psicología humana, sobre todo a la más oscura se le puede sacar más partido.
    De todas maneras mi voto porque es un buen texto y mis saludos.

    • 1000Luna

      11 diciembre, 2012

      Hola, Sofista. Muchas gracias por tus apuntes, tomo nota. Es cierto que de un micro siempre se puede sacar una novela, el secreto esta en describir cada momento, como un guion, alargando la historia, detalles que en los micros quedan a la imaginación del lector.

      Un abrazo.

  27. Ros Vermella

    25 diciembre, 2012

    Juer, nena. Has creado un ambiente de misterio y en tan pocas lineas has dicho tanto que me has dejado de una pieza. Yo voy tomando notas y de paso mi voto tienes y además besote que te doy 🙂

    • 1000Luna

      25 diciembre, 2012

      Hola, Ros. Muchas gracias, me alegra que te gustara el micro. Te mando un fuerte abrazo guapa y mis mejores deseos para estas fiestas. Muackssss…. 🙂

  28. DavidRubio

    24 enero, 2013

    Jo, 1000Luna, vaya la que se lio con los comentarios. Los he leído y no entiendo tanta historia. El micro está perfecto, es clarísimo que el comisario está en la cárcel por asesinar a su familia. Ahí está la fuerza del micro. Además lo escribes muy bien cuando dices «la llamada llegó al amanecer». no dices ni llamó, ni le pasaron la llamada. Simplemente llegó con lo que el relato es totalmente coherente. Bueno a veces las redes sociales tienen ese tonta inercia un poco infantil. Felicidades

    • 1000Luna

      24 enero, 2013

      Hola, David. Pues sí, ya ves la que se lío ^_^ Bueno, como bien dices a menudo en las redes sociales suelen ocurrir estas pequeñas desavenencias entre los usuarios. Unos ven las páginas de este tipo de una forma y otros de otra.

      Gracias por tus palabras y tu lectura.

      Besos.

  29. Christopher Nei

    1 febrero, 2013

    Merecedor de voto y de seguirte. Ya tienes un fan más y muy bien ganado 😉 enhorabuena.

    • 1000Luna

      3 febrero, 2013

      Hola, Christopher Nei, Muchas gracias por tus palabras y encantada de tenerte como seguidor. Gracias de nuevo.

      Un saludo.

  30. Komounomismo

    2 febrero, 2013

    yo soy bien estúpido en verdad y maqroll hizo despertar mis sentidos, yo ni puñetera idea me había dado cuenta de que el comisario era el asesino jaja me dije a mi mismo en esas conversaciones que tengo conmigo mismo ( q a veces ni yo mismo me entiendo) que final mas malo! jaja sorry luna pero eso pensé al principio…. pero en verdad excelente micro……….. a leer bien pa la próx.!
    te voy a seguir hasta el infierno MAQROLL 🙂

    • 1000Luna

      3 febrero, 2013

      Hola, Juan. Bueno, me alegro que al final lo entendieras y te gustara. Los micros es lo que tienen, a veces son complicados de pillar lo que el autor quiere expresar, hay que leerlos muy bien.

      Un beso.

    • 1000Luna

      18 febrero, 2013

      Hola, Nicolás. Muchas gracias por tu lectura y comentario.

      Un abrazo 🙂

  31. español/peruano

    10 julio, 2013

    Si es uno de los micros más leídos es por algo. Mi voto y felicidades. Y anímate a escribir novelas, pues tienes calidad literaria para que te publiquen. Un saludo de tu paisano, desde Perú.

    • 1000Luna

      28 enero, 2014

      Hola, Español/Peruano, muchas gracias por tus palabras. No me veo capacitada para escribir una novela, pero gracias 🙂 Nos vemos en Facebook.

      Saludos.

  32. Nelo

    28 enero, 2014

    Dado que me pareció un buen texto, te señalo una falta de tilde: «acabó el tiempo»
    Así gana un poquito más.
    Buen micro.

    • 1000Luna

      28 enero, 2014

      Hola, Nelo. Muchas gracias por tu corrección, es algo que escasea en la página y que es muy necesario, al menos para quien quiere mejorar. He intentado dos veces corregir, poner la tilde y nada, no sale reflejado. De momento no estoy activa en la página, te lo digo por lo de seguidor. Gracias de nuevo.

      Un saludo.

  33. Roberto_Garcia

    7 febrero, 2014

    Escalofriante texto. Desgraciadamente, estas cosas pasan y es bueno llamar la atención sobre ello. Gracias por compartirlo.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas