El lamento de Peter Pan

Escrito por
| 570 | 17 Comentarios

Era otro día de tormenta en nunca jamás. Los rayos caían por todos lados iluminando la isla, la lluvia desbordaba a los ríos y la jungla crecía salvaje e impredecible por todos lados. Hacía tiempo que los piratas habían zarpado, tras la caída del capitan Hook, a saquear otras islas bajo las órdenes del comandante Smith. Los indios se habían ido, con sus canoas y sus cánticos a otra parte y las hadas habían muerto todas poco a poco. Hasta el tiempo del cocodrilo se había acabado, junto la pila de su reloj. Una figura recortada encima de la roca calavera se agarraba las rodillas, llorando. Peter Pan estaba triste, desgarrado desde que Wendy se marchó.

Él la amaba, tan dentro que le dolía, ese sentimiento le comía las entrañas. Había dejado de sentir felicidad, ya no podía ni volar. Su tristeza se había apoderado de la isla, esparciendose cómo una enfermedad, matando a las hadas que confusas no entendían porque ese niño podía estar tan triste. Era Peter, el hacedor de sueños y juegos, volando desde el alba hasta el anochecer, batallando con piratas entre pólvora y espadas, haciendo posible todo lo que imaginaba. Era Pan, con su daga afilada y sus bailes a la luz de la luna, el hermano mayor de los niños perdidos, con el lema de nunca voy a crecer. Pero ese nunca, se convirtió en siempre y tras ese beso todo cambió. Wendy le había hecho sentir algo que jamás había sido previsto que un niño sintiera, el deseo, la pasión, perdió la inocencia descubriendo el lado salvaje del amor. Ese primer beso transtornó su mundo, cambiándolo para siempre.

Al principio las mariposas volaban por todo nunca jamás, la alegría estaba en el aire. Las flores crecían salvajes y libres mientras las hadas bailaban los cantos de las sirenas. Pero cuando ella se marchó, el negro manto de la tristeza envolvió la isla y ni las hadas ni las sirenas pudieron hacer nada para cambiarlo. Las flores se marchitaron, junto al polvo mágico que envolvía el aire; el tiempo cambió, convirtiendose en ese temporal eterno. “Ahora ya no me queda nada” se dijo mientras clavaba el acero afilado en sus entrañas. Y así, en su lamento, se sumergió en la nueva y maravillosa aventura de lo desconocido. A lo mejor allí podría encontrar otra vez los labios que le habían hecho crecer.

Comentarios

  1. Mabel

    27 abril, 2014

    Me encanta esta historia, es fabulosa y maravillosa, un abrazo y mi voto desde Andalucía

  2. ChristineCarcosa

    27 abril, 2014

    Me ha puesto los pelos de punta, en serio, se me ha quedado demasiado corto. Tiene muchísimo potencial y desprende magia, esta vez algo más oscura. Peter Pan siempre ha sido uno de mis cuentos preferidos, ha merecido la pena indagar en su mente de niño eterno. Te daba un diez si pudiera 🙂

    • The-lost-traveler

      27 abril, 2014

      Siempre fue mi cuento favorito. Gracias por tu comentario, y por ese diez imaginario 🙂

  3. Manger

    27 abril, 2014

    Excelente relato, amigo TLT. Mis saludos cordiales.

  4. Badella

    27 abril, 2014

    increible y apasionante a la vez, mi voto desde murcia

  5. CharoAnadon

    27 abril, 2014

    Desde mi más humilde opinión, sin pensar que mis textos puedan ser perfectos que no lo son… «Wendy le había hecho sentir, que le habían hecho crecer». (las haches del verbo hacer). Por lo demás me gusta, triste y bonito a la vez. Mi voto desde Zaragoza

  6. Mariano

    28 abril, 2014

    Hola The-lost-traveler. Muy buena vuelta de rosca a la historia. Saludos. Mariano Nívoli.

  7. LUCIA UO

    28 abril, 2014

    Hola.
    Has expresado bellamente los sentimientos que embargan al protagonista y las consecuencias de ello.
    Me encantó.
    Un gran abrazo

  8. Mar-Oscuro

    28 abril, 2014

    Que lindo micro! En algún momento, todos crecemos, incluso Peter Pan… Mi voto!

  9. Patxi-Hinojosa

    28 abril, 2014

    Un microrrelato que me ha conmovido. Muy buena descripción de una alternativa a la historia original. A mí me ha encantado. Mi voto y un cordial saludo, amigo.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas